Las 4 Esquinas del Vino… Aux 4 Coins du Vin.

Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Después de una semana de vacaciones y eligiendo sobre la marcha donde dormir y comer, veníamos de San Sebastián de un disfrute sin parar y nuestra siguiente parada fue Burdeos.

Como ya llevábamos unos días probando cosas típicas de cada lugar donde parábamos, llegó el momento de comer algo que nos gusta mucho…

Ojeando un poco en internet, descubrimos un sitio donde lo típico era justo lo que queríamos y con mapa en mano decidimos buscarlo.

thumb_IMG_2108_1024Aux 4 Coins du Vin @ 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Cuando llegamos el establecimiento estaba prácticamente vacío, con una decoración sencilla, paredes de piedra y la mayoría mesas altas de madera, el camarero se acercó para darnos la bienvenida y para preguntarnos si conocíamos el funcionamiento del local.

thumb_IMG_2051_1024Interior @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Pues bien, tienen el vino en neveras, pero disponible a la vista de todos donde puedes elegir por copa el vino que te apetece probar, nos facilitaron una tarjeta por importe de 30 euros y cuando te acercas a elegir un vino que en nuestro caso fueron todos de Burdeos, tienes que introducir la tarjeta y dependiendo del vino elegido y de la cantidad elegida te lo descuenta de dicha tarjeta.

thumb_IMG_2104_1024Dispensador de vino “to molón” @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Nosotros probamos 4 vinos…

thumb_IMG_2052_1024Château Pindefleurs @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Château Pindefleurs , Bourdeaux. Aromas frutales con un cuerpo de los de escándalo.

thumb_IMG_2102_1024Domaine de Cambes 2011 @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Domaine de Cambes 2011, Bourdeaux. Concentrado, con mucha fruta.

thumb_IMG_2103_1024Château de Arsac Margaux 2011 @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Chateau de Arsac Margaux 2011. Elegante, fino, equilibrado, aromas a violetas.

thumb_IMG_2056_1024Domaine les Carmes 2012 @Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Domaine les Carmes 2012, un vino con carácter, cuerpo y fuerza, ideal para comidas fuertes de sabor.

Una vez ya sentados en nuestra mesa, con una música de fondo relajante, empezamos a ver la carta y sin dudarlo pedimos una tabla de quesos y otra de embutidos, había de dos tamaños, nosotros como íbamos con hambre para variar, elegimos las grandes!

thumb_IMG_2088_1024Tabla de embutidos @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

La tabla de embutidos, Delicatessen rillettes de oca, Paté de campaña , Rostello con hierbas, es un jamón al horno , jamón malva, salame Abruzzo, más conocido como fuet, y pechuga de pato ahumado.

Una mezcla de sabores muy ricos, destacar rillettes de oca, un sabor suave y elegante, muy rico.

thumb_IMG_2073_1024

La tabla de quesos, una selección de quesos finos de Jean d’ Alos, sólo comentar brevemente, que Jean d’ Alos se dedica a afinar quesos de elaboradores artesanos, a los que compra su producción para darle luego el tratamiento que los transforma en esos artículos de lujo de las mejores tiendas y restaurantes del mundo. Trabaja con seis familias de quesos, de los que comercializa 250 marcas.
Los quesos espectaculares, variados y todos muy ricos, destacamos también el Roquefort con un sabor intenso y fino a la vez.

thumb_IMG_2061_1024
Derestaurantesyg y Derestaurantesrc @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Una experiencia de lo más divertida y económica, para repetir con los ojos cerrados.

( 4 vinos de la zona y las dos tablas no llegaron a 30€ los dos… para repetir las veces que haga falta, espectacular )

No te salgas de las anchoas en Santoña…

Cuando alguien te dice que ha estado en Santoña, una cosa te viene a la mente, anchoas. Pues sí, eso es lo que todos buscamos cuando vamos a Santoña. Pero no hay nada más?

IMG_2294                                            Paseo de Santoña @ Santoña, Cantabria.

Nuestra visita empieza en el Paseo de Santoña, donde con un tiempo medio de tormenta y a 8 grados, nos cruzamos con un caballero en bañador que acaba de salir del mar quejándose de que le duele un poco la garganta.
Nos dirigimos recomendados por un compañero, a la Taberna Casa Alberto en C/ Santander nº8, donde nos comenta que se comen las mejores anchoas de Santoña, un lugar como nos gusta, solera mires donde mires. Esas estanterías repletas de botellas que hace años nadie toca.

IMG_2279Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Con banderines de equipos de fútbol pinchados con chinchetas. Y con el camarero, que se supone que es Alberto, que debe haber pasado media vida detrás de esa barra.

IMG_2282                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Nos pedimos un vino tinto crianza, un queso curado de los que te secan la lengua con sólo apoyarlos en ella y unas anchoas de la zona, qué maravilla de sabores y combinación. El vino, con una acidez, estructura y taninos suaves, tal y como debe de ser.

IMG_2273Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

El queso, inmejorable para acompañar a ese vino. Un queso de vaca curado distinto y único. Y como no, las anchoas. Unas anchoas, que aunque venían en lata, como estaban. Sobadas a mano, tiernas, con carne, su punto de sal, sin espinas y con el aceite adecuado para que no pierdan sus propiedades ni su sabor.

IMG_2278                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

La verdad que la visita a Casa Alberto fue lo mejor de Santoña, ya que nuestra segunda visita a otro establecimiento, no nos sorprendió ni enamoró para volver. El vino fue correcto, pero la comida no se salía de la comodidad de una selección que puedas encontrar en cualquier restaurante común de España. Sorprendido por esta situación, me di una vuelta por las calles cercanas, y la verdad que todos los restaurantes que encontré, eran iguales. Sin arriesgar, ni mostrar un interés para que los que no conocíamos la zona, quisiéramos volver para probar otros platos que se nos pasaran en ese momento.
Eso sí, nos vamos con muy buen sabor de boca gracias a nuestra primera elección, y si alguna vez volviéramos, la Taberna Casa Alberto sería nuestra primera y última parada.

( 4 personas €15 aprox )