Un poco de comida callejera o “Street Food” de Tailandia…

Bangkok y Phuket.

Una de las cosas que más nos han sorprendido de Tailandia son los precios abusivos de cualquier tipo de comida en los restaurantes y en los hoteles, por ésta razón casi todo el mundo terminamos comiendo en algún lugar de la calle donde encuentras varias casetas de comida callejera sin importarnos en ningún aspecto la calidad ni la sanidad. Por el simple hecho de estar de vacaciones nos quitamos los tapujos sobre estos aspectos y nos convencemos que es algo muy normal o exótico y que debemos hacerlo. Hasta cierto punto creo que hacemos bien, ya que a veces estamos sumergidos en tonterías excesivas que han hecho que sea pecado comer cualquier cosa que no tenga fecha de caducidad, pero tampoco hay que confiarse y dejarse llevar por la emoción y comer cualquier cosa.

IMG_0944Dulces de arroz variados @ Cina Town, Bangkok, Tailandia.

A nuestra llegada a Bangkok esperábamos encontrar todo tipo de comidas exóticas esperando en cada esquina, pero lo primero que vimos fue una cervecería irlandesa con costillas asadas y hamburguesas. Esa misma noche teníamos mesa reservada en uno de los mejores restaurantes de Asia así que no nos preocupamos mucho qué comer y dónde.

IMG_0904Hong Kong Noodles @ China Town, Bangkok, Tailandia.

A la mañana siguiente después de un desayuno de hotel con el típico continental, japonés, chino, árabe y algún que otro estilo culinario más, nos adentramos por las calles de Bangkok para ver qué podíamos degustar. Sin saberlo terminamos en la zona más comercial de Bangkok, donde varios centros comerciales con sus grandes marcas y luces de todos los colores intentan sonsacar a quienes se atreven a entrar, tres veces más del precio original de cualquier producto que quieran comprar.
Evidentemente dentro de cualquier centro comercial encontrarás varios puntos de venta con una oferta muy variada, pero como ya he dicho, cuando vas de vacaciones vas a lo Rambo, sin miedo.

IMG_0398Bollitos al vapor variados @ Bangkok, Tailandia.

Paseamos por los alrededores hasta encontrar un sitio donde hacen bollitos al vapor rellenos de carnes varias y algún que otro dulce. Nos pedimos uno de carne de “Pulled Pork” y otro de “Pollo con Crema de Kimchi y Mahonesa de Cacahuete”, ambos bastante ricos y con un toque de picante de escándalo. No superaron los 3.00 €, cosa que lo hace caro por lo que recibimos, pero íbamos por el buen camino.

IMG_0420Brochetas variadas a la barbacoa @ Bangkok, Tailandia.

Después de dar alguna que otra vuelta más terminamos comiendo algunos que otros alimentos que en alguno de los casos no teníamos ni idea de lo que eran. Unos fueron unas “brochetas de cerdo con salsa barbacoa” que estaban de escándalo por unos 30 céntimos, unos “huevos de codorniz rebozados” también por unos 30 céntimos y unas “bolas de masa rellenas de gambas, queso, jamón york y algo más cubierto con alguitas y un par de salsas” por unos 2.00€. La verdad que la experiencia no estuvo nada mal, pero no era todavía lo que queríamos encontrar, queríamos algo más callejero, algo más peligroso a lo que calidad y sanidad representan.

IMG_0432Brocheta de huevos de codorniz rebozados con salsa de miel @ Bangkok, Tailandia.

La mañana siguiente nos adentramos al barrio chino de Bangkok, ya que por lo visto sería el lugar que realmente estábamos buscando y donde realmente podríamos disfrutar de lo lindo a lo que comida callejera representa. Y menos mal que tomamos la decisión de acercarnos a este barrio…

IMG_0438“Takoza” bolitas rellenas variadas @ Bangkok, Tailandia.

Calles repletas de gente sin espacio alguno, con los coches pasando entre nosotros, paradas de comida por todos los lugares imaginables e inimaginables, olores rancios, olores agradables, un sinfín de sensaciones a cada paso que dábamos.

IMG_0986Dulces variados estilo crepes con cremas y salchichas @ Bangkok, Tailandia.

Comimos en varios puestos, donde disfrutamos de varias especialidades saladas, dulces y donde el precio máximo no supera los 30 céntimos y donde comimos varios platos con bebidas incluidas por menos de 3.00€ los dos. Lo primero que nos pasó por la cabeza después de ver como tenían la comida amontonada en medio de callejones y donde lavaban los platos con agua básicamente fétida, fue cuanto tardaríamos en visitar un lavabo y seguidamente un hospital. Ese momento nunca llegó. Fue una experiencia de lo más satisfactoria y especial, donde pudimos disfrutar de lo lindo de todo lo que pudimos ingerir y de la experiencia de visitar dichos callejones.

IMG_1144El mejor Pad Thai callejero de Bangkok @ China Town, Bangkok, Tailandia.

El recuerdo que nos hemos traído de Bangkok no son los “Tuk Tuk” ni ninguna comida en especial, sino que el olor a cloaca que se despliega por toda la ciudad y que parece ser que a nadie le importa.
A la mañana siguiente salimos hacia el Benidorm de Tailandia, donde te crees que vas a vivir de maravilla por muy poco dinero, pero realmente te encuentras precios de lujo para cosas que en realidad pagarías diez veces menos. En nuestro hotel teníamos alojamiento y desayuno y menos mal. Menos mal porque un desayuno costaba ni más ni menos que unos 30.00€, tal y como lo leéis. Nuestro hotelazo cobraba por un desayuno unos 30.00€ y lo más fuerte es que estaba lleno a rebosar a diario. Vistos los precios os podéis imaginar lo que cobrarían por una comida o una cena, nosotros no nos la jugamos.

IMG_1329Pad Thai callejero @ Phuket, Tailandia.

Cada noche salíamos a cenar a unas paradas estilo feria que estaban a unos 10 minutos andando y donde podías disfrutar de los platos más tradicionales como el “Pad Thai” que no superaba los 5.00€ por ración, o mariscos y pescados varios a precios reales y sin el abuso y extorsión de los restaurantes o los hoteles.

IMG_1344Calamar a la BBQ callejero @ Phuket, Tailandia.

Aun así y evidentemente, te cobran un poco más de lo normal ya que tienen que aprovechar un poco el tirón de los turistas. Durante todas las noches que comimos en estas carpas, ninguna de nuestras cenas supero los 30.00€ para los dos, cosa que nos ayudó a gastar un poco menos de lo que ya estábamos gastando. Disfrutamos de calamar, gambones de película y de una variedad de fideos innombrable, todo cocinado a la barbacoa y al momento, sin nada preparado con anterioridad.

IMG_1688Gambones recién sacados de la pecera y cocinados a la BBQ en la calle @ Phuket, Tailandia.

La última noche quisimos darnos un capricho y cenar en un restaurante enfocado a turistas donde servían vino y así disfrutar de un par de vasos mientras cenábamos, la cerveza de todos los días empezaba a agobiarnos ya. Qué equivocación tan grande que hicimos. Pecamos de turistas y nos tomaron el pelo como a turistas. De principio a fin una desgracia tras otra. Para empezar nos dieron una mesa donde no se veía ni la carta porque según ellos se acababa de fundir la bombilla, evidentemente pedimos un cambio inmediato a una mesa decente.

IMG_1593-2Detalle restaurante callejero @ Phuket, Bangkok, Tailandia.

Al tomarnos nota especificamos entrantes y segundos, cosa que pareció ser un problema ya que hicieron lo que quisieron. Nos trajeron uno de los segundos sin haber recibido el vino para abrir el estómago, sin haber visto los entrantes, lo más divertido, seguidamente nos trajeron la cuenta. Vamos a ver… ¿te pido una cena completa y me traes un plato y la cuenta? Al menos dame la oportunidad de tomar un sorbo de vino. Al comentar nuestro problema pareció que todo podía empezar a salir bien, pues no. Nos trajeron el vino, cosa que a lo mejor después de probarlo podríamos haber evitado; nos trajeron uno de los entrantes y hasta que no terminamos y comentamos con nuestra camarera que faltaba otro, no se dignaron a sacarlo; sacaron uno de los platos principales, y a los 10 minutos sacaron el segundo, con un pequeño detalle… era el mismo que nos habían sacado hacía más de media hora cuando se equivocaron y nos sacaron un plato y la factura. Una experiencia de lo mas amarga posible en nuestra última noche de vacaciones.

IMG_1328El equipo de “De Restaurantes RC” disfrutando de lo lindo @ Phuket, Tailandia.

El viaje en sí ha sido una experiencia de lo más increíble. Hemos cenado en tres de los mejores restaurantes del mundo, “Gaggan”, “Aziamendi” y “Nahm”. Hemos comido en las calles más sórdidas de Bangkok rodeado de todo tipo de gente y pequeños animales. Hemos comido en carpas, mariscos, pescados y otras maravillas culinarias. No hay que olvidar los templos que hemos visitado, islas, playas, cuevas,… pero lo mejor de todo y lo que hicimos con más agonía de todo, fue el llegar al aeropuerto de Bangkok y gastarnos 30.00€ con un par de hamburguesas grasientas con sus patatas fritas y mil salsas.

A quien le guste Benidorm le gustará el Sur de Tailandia… la próxima vez nos vamos al Norte, con todo el respeto y admiración.

Anuncios

Gaggan, un Hindú progresivo en el corazón de Tailandia… De Restaurantes con Estrella.

Nuestra experiencia en Tailandia ha sido bastante variada a lo que comida se refiere, ya que hemos comido cerdo marinado a la barbacoa en medio de un callejón infestado de insectos por tan solo 10 baht que son unos 30 céntimos de euro, como hemos terminado pagando en restaurantes de lujo sobre los 14000 baht. Desde que llegamos lo teníamos claro, lo íbamos a probar todo fuera lo que fuera, y eso intentamos.

de restaurantes rc gaggan 1Gaggan @ 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

En esta ocasión hablaremos del restaurante nº1 de Asia y nº10 mundial donde nos atendieron de una manera muy especial, ya que el recibimiento que nos encontramos por parte del artífice de tales logros y de su equipo fue de estrella.

de restaurantes rc gagganGaggan @ 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

El restaurante está situado en 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok en pleno centro de la ciudad. La gracia de este restaurante es que no se dedica a la cocina del país donde está, sino que se agarra a sus raíces y le da el toque hindú que sorprende a todos los que se acercan a su humilde restaurante. Nombrar también que gran parte de su equipo procede de España, desde el encargado de I+D hasta los ayudantes de cocina.

de restaurantes rc gaggan 2De Restaurantes RC con el mismo Gaggan @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

Como siempre nos acercamos mucho antes de la hora prevista para nuestra reserva para ver si se nos puede atender y así disfrutar más rato de la experiencia. Como no estaban listos para nuestra temprana llegada nos tuvimos que esperar unos minutos en recepción. Aprovechamos para hacer algunas fotos del establecimiento y por invitación del mismo Gaggan entramos a la cocina a saludar en medio del servicio, así da gusto. Después de algunas conversaciones con varios miembros del equipo nos dirigimos a nuestra mesa situada en la planta superior en el rincón con mejores vistas del establecimiento.

de restaurantes rc gaggan 3Best of Gaggan @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

Solo sentarnos nos obsequiaron con una copa de cava gentileza de la casa, empezamos muy bien. En Gaggan tienen dos opciones de menú, “Taste of Gaggan” que sale por unos 2500 baht y “Best of Gaggan” que esta en 4000 baht. Como regresar a Tailandia seguramente sea algo complicado ya que queremos visitar todo el mundo, decidimos que la opción más completa era la ideal para nosotros y para disfrutar al máximo la visita. Como nos salíamos ya del presupuesto decidimos recortar en la bebida pidiéndonos una cerveza por cabeza y una botella de agua. Lo importante en esta visita era la comida.

de restaurantes rc gaggan 4Rose – Shikanji @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

La primera experiencia llegó dentro de un tubito. “Rose – Shikanji”, que como dice la carta es limonada Hindú. Muy agradable y suave.

de restaurantes rc 5Yogurt Explosion @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

La segunda propuesta era el “Yogurt Explosion”. Una cucharita de presentación con una bola de yogurt gelatinosa a la vista, pero con un corazón muy cremoso. Para los amantes de los lácteos un buen comienzo.

de restaurantes rc gaggan 6Edible Plastic Spiced Nuts @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Edible Plastic Spiced Nuts”, que como dice el título son unos saquitos de plástico comestible con frutos secos y muchas especies. Curioso y con guiños a algunos platos de Ferrán Adrià que fue el mentor de algunos de los componentes de este equipo.

de restaurantes rc gaggan 7Chocolate Chilly Bomb @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

El cuarto en querer ser devorado fue “Chocolate Chilly Bomb”, una bola de chocolate rellena de un líquido supuestamente picante y recubierto con una capita de plata comestible. No picaba nada, pero tenía muy buen sabor.

de restaurantes rc gaggan 8Birds Nest @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Birds Nest”, que en la imagen se aprecia de donde le viene el nombre.

de restaurantes rc gaggan 9Bengali Mustard & Nori Pakoda @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Bengali Mustard & Nori Pakoda”, visualmente no llama mucho la atención, pero de sabor intenso y agradable…

de restaurantes rc gaggan 10.pngPapadam & Tomato Chutney @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Papadam & Tomato Chutney”, simplemente unos pastelitos secos con un poco de chutney en el centro. Simples pero sabrosos, aunque no los mejores.

de restaurantes rc gaggan 12Kema ( Lamb ) Samosa @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

La octava presentación “Kema ( Lamb ) Samosa”, samosas de cordero, tiernas y con un sabor de escándalo.

de restaurantes rc gaggan 13Dhokla @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Dhokla”, divertido a la vista, pero aun estoy intentando descubrir que era. De sabor no estaba nada mal, diría que muy elegante y agradable pero no sabría decir el que era.

de restaurantes rc gaggan 14Brain Damage @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Brain Damage”. Muy curioso y con una presentación que realmente te ocurre lo mismo que su nombre comenta…

de restaurantes rc gaggan 15Fukuoka Surprise @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Fukuoka Surprise”. Y tan sorpresa, nuestro favorito con diferencia. Para los amantes de los espárragos blancos y texturas divertidas.

de restaurantes rc gaggan 16Crab & Flowers @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Crab & Flowers”. Una pinza de cangrejo rebozada. Simple al texto, brutal de sabor.
Terminados los entrantes empezaron a llegar las cosas serias. Bocados no menos elaborados pero con un poco más de cantidades.

de restaurantes rc gaggan 17Magic Mushroom @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Magic Mushroom” compuesto por setas en forma de tronco, trufa y varios elementos que simulaban un trozo de bosque. Explosión de sabores de montaña todos juntos para que todas las papilas gustativas de tu boca estallaran de alegría. Un plato que hacen conseguir estrellas.

de restaurantes rc gaggan 18Charcoal @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Charcoal”. Uno de los platos estrella servidos en un plato con una cúpula de cristal donde se ve humo hasta que lo destapan y te quedas solo con una pieza que parece ser un trozo de carbón o algo que se les ha pasado de cocción. Pues ni una ni la otra. Un interior de corvina muy elaborada empanada con carbón de vegetales. Uno de los platos más curiosos de la visita.

de restaurantes rc gaggan 19Chennai Kings @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Chennai Kings”. Vieiras con una espuma de pimientos asados “Sukka Style”. Divertido y atrevido.

de restaurantes rc gaggan 20Pig & Pickle @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Pig & Pickle”. Tierno y agradable al paladar. Lomo de cerdo cocinado 72 horas para darle esta textura tan agradable acompañado con una salsa agridulce que no dejará a nadie indiferente.

de restaurantes rc 21Daab Chingri @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Daab Chingri” o gambas con coco. Plato divertido y curioso.

de restaurantes rc gaggan 23Who Killed the Goat @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“Who Killed the Goat?”. Posiblemente el emplatado que menos nos ha gustado, pero uno de los sabores más intensos y agradables de la noche, el cordero cocinado a la perfección.

de restaurantes rc gaggan 24I Want My Curry!!! @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

“I Want My Curry!!!”. El plato menos esperado en un restaurante de estrella pero uno de los más simpáticos de todos ya que nos ha hecho mucha ilusión el poder recordar nuestras aventuras en el Reino Unido e Irlanda donde casi todas las noches de aventuras era muy probable que terminaras comiendo alguna versión del plato.
Terminados y muy sorprendidos con el resultado de los entrantes, primeros y segundos nos adentramos al mundo de los dulces donde un par de sorpresas nos dejaron con la boca más que abierta.

de restaurantes rc gaggan 34Gajar Halwa @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

El primero en dejarnos sorprendidos fue el “Gajar Halwa”. Presentado en una bandeja rellenada con hielo seco para dar el efecto humeante que te da el primer efecto guau, llegan dos flores crujientes de zanahoria con un helado de sabor intenso y un poco de aceite de cardamomo. Como buen agonías que soy me lo metí de un bocado, cosa que dificultó los primeros bocados, pero no impidió que lo disfrutara de principio a fin.

de restaurantes rc 31In Season @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

El segundo y el que más nos gustó fue el “In Season”. Una presentación de estrella superior. Sabores exóticos, cremosos, agradables,… un postre brutal.

de restaurantes rc 36Magnum @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

El tercero y último fue el “Magnum”, que básicamente recrea en forma de chupa chups el famoso helado de la marca esa que todos conocemos y que tantos anuncios hace para dar a conocer este helado. El toque divertido del postre fue el recubrimiento de peta zetas que te hacía recordar esos tiempos cuando abrías el paquete de estos petardos alimenticios y enterrabas la lengua en ellos.

IMG_0718-2Candies @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

Para terminar nos trajeron “Candies” que como dice el título son dulces o caramelos.

de restaurantes rc gaggan 40Candies @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

Había varios muy buenos y con sabores simpáticos a excepción del último, “Mouth Freshener”. Un dulce con intentos de sabores a colutorio bucal.

de restaurantes rc gaggan 50Mouth Freshner @ Gaggan, 68/1 Soi Langsuan, Ploenchit Road, Lumpini, Bangkok, Tailandia.

La experiencia en sí fue extraordinaria, disfrutamos cada minuto y cada bocado. Lo único que no nos agradó mucho fue el trato un poco basto de nuestra camarera que tenía más puntos de servir en un restaurante de batalla que en un estrella Michelín, pero aun así disfrutamos de todo.

No sabemos si pasaremos otra vez por Bangkok ni si tendremos la oportunidad de visitar algún otro restaurante de Gaggan por el mundo, pero si se presenta la oportunidad no dudaremos en visitarlo.

( Hay que recordar que en todos los precios se tienen que sumar el 7% de IVA y el 10% de propina obligatoria. 10499.00 Baht o casi 300.00 € la pareja )

Que no te la den de lata… Brasserie du Dôme.

Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia.

Continuando con nuestra  estupenda escapada de estar un día en cada sitio y así poder aprovechar al máximo el tiempo,  nuestra siguiente parada era  Carcassonne,  ciudad conocida por su ciudadela amurallada.

thumb_IMG_2254_1024Ciudadela Amurallada de Carcassonne @ Francia.

Empezamos a visitar el lugar y mirando restaurantes para más tarde ir a comer vimos en todas las cartas que tenían expuestas en la puerta del restaurante un plato típico que lo tenían en todos los sitios, “Cassoulet de la cite” al ver los ingredientes que llevaba estaba claro que sí o sí queríamos probarlo, entramos en uno pero nos dimos cuenta que era un atrapa turistas y no sólo eso, es que  en algunos sitios como en este no era casero, nos tomamos unas cervezas y continuamos buscando nuestro deseado plato. Había muchas tiendas que lo vendían en lata, tipo fabada litoral, pero nosotros buscábamos caserito.

thumb_IMG_2196_1024Brasserie du Dôme @ 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia.

Casi apurados con la hora justa de empezar a comer no encontrábamos el plato estrella en ningún restaurante que nos llamara la atención y como ya hemos dicho fuera casero, sin dar muchas más vueltas y con miedo por si nos quedábamos sin comer, vimos un sitio con una terraza que nos llamó la atención, Brasserie du Dôme… nos acercamos lentamente para poder ver qué tipo de comida preparaban y al ver el comentado plato no lo dudamos.

thumb_IMG_2201_1024Ensalada de Magret de Pato @ Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia

Nos sentamos en una mesa donde rápidamente se acercó una camarera a preguntarnos qué nos apetecía comer, ofreciéndonos el menú del día y platos típicos fuera de carta.  Nuestra elección lo podéis imaginar… lo queríamos todo, elegimos el menú y el plato que buscábamos.

thumb_IMG_2206_1024Pato Confitado con Patatas Fritas @ Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia

El menú algo sencillo pero con ingredientes ricos, una ensalada de magret de pato y de segundo   pato confitado con patatas fritas, textura perfecta y con un sabor suave.

thumb_IMG_2221_1024Creme Brulee @ Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia.

De postre  “creme brulee” (crema quemada, más conocido como crema catalana) es una crema cuya superficie se ha espolvoreado  de azúcar  y luego se quema  para que quede una fina capa crujiente de caramelo, para los golosos todo un lujazo.

thumb_IMG_2205_1024Cassoulet de la Cite @ Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia.

Y llega el plato estrella  “Cassoulet de la Cite” es como una fabada pero a lo bestia, alubias blancas, salchichas de Touluse, tocino, corteza de tocino y pato confitado, presentado  en una  cazuela de barro y con un sabor intenso, el pato se deshacía al intentar sepáralo del hueso, ¿sabéis cuando coméis callos que cuando juntas los labios se pegan? Pues eso mismo pasa con este plato típico de Carcassone, imposible estar allí y no probarlo, para chuparse los dedos! Para los amantes de la cuchara como nosotros toda una experiencia.

thumb_IMG_2218_1024Cassoulet de la Cite @ Brasserie du Dôme, 35 Rue des 3 Couronnes, Carcassonne, Francia.

(Menú 12 euros y plato efecto guau 17 euros)

Esas pastas raras y curiosas… Canelés Baillardran.

Canelés Bailladran, Burdeaos, Francia.

Siempre que viajamos nos gusta probar la comida típica de cada sitio, en este caso estábamos en Burdeos y teníamos que probar un dulce que habíamos leído que era espectacular. Estuvimos buscando las pastelerías donde se vendía este dulce hasta que de repente dimos con unas cuantas… CANELÉS BAILLARDRAN.

thumb_IMG_1917_1024Canelés Baillardran @ Burdeos, Francia.

Como siempre, uno se imagina una cosa totalmente diferente a lo que luego es, en este caso nuestra sorpresa fue que esperábamos una especie de bollo esponjoso y era un pastelito envuelto en una corteza caramelizada de textura dura, el centro blando y con sabor a vainilla y ron. Muy original, nos sorprendió.

thumb_IMG_1925_1024Canelés & Macarons @ Canelés Baillardran, Burdeos, Francia.

No tardamos mucho en entrar para ver la variedad que había, existen tres tipos de canalés y tamaños variados:
Canelé oro, canelé almuerzo y canelé mordedura.
Como nosotros ya veníamos con la tripa llena del viaje, decidimos ser sensatos y elegir el tamaño mediano o canelé almuerzo.

thumb_IMG_2013_1024Canelé @ Canelés Baillardran, Burdeos, Francia.

Como curiosidad comentar que este dulce originalmente escrito “estriado”, como se puede apreciar en la foto, la palabra “estriado” apareció oficialmente en 1985 durante la creación de una hermandad de canelé que elimina una “n” con el fin de afirmar su identidad. Originalmente en 1988, la Casa Baillardran hizo su especialidad y perpetúa esta tradición en toda Francia.

( Dos canelés almuerzo o una experiencia pegajosa para los dientes multiplicado por 2 unos 6€ )

Las 4 Esquinas del Vino… Aux 4 Coins du Vin.

Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Después de una semana de vacaciones y eligiendo sobre la marcha donde dormir y comer, veníamos de San Sebastián de un disfrute sin parar y nuestra siguiente parada fue Burdeos.

Como ya llevábamos unos días probando cosas típicas de cada lugar donde parábamos, llegó el momento de comer algo que nos gusta mucho…

Ojeando un poco en internet, descubrimos un sitio donde lo típico era justo lo que queríamos y con mapa en mano decidimos buscarlo.

thumb_IMG_2108_1024Aux 4 Coins du Vin @ 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Cuando llegamos el establecimiento estaba prácticamente vacío, con una decoración sencilla, paredes de piedra y la mayoría mesas altas de madera, el camarero se acercó para darnos la bienvenida y para preguntarnos si conocíamos el funcionamiento del local.

thumb_IMG_2051_1024Interior @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Pues bien, tienen el vino en neveras, pero disponible a la vista de todos donde puedes elegir por copa el vino que te apetece probar, nos facilitaron una tarjeta por importe de 30 euros y cuando te acercas a elegir un vino que en nuestro caso fueron todos de Burdeos, tienes que introducir la tarjeta y dependiendo del vino elegido y de la cantidad elegida te lo descuenta de dicha tarjeta.

thumb_IMG_2104_1024Dispensador de vino “to molón” @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Nosotros probamos 4 vinos…

thumb_IMG_2052_1024Château Pindefleurs @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Château Pindefleurs , Bourdeaux. Aromas frutales con un cuerpo de los de escándalo.

thumb_IMG_2102_1024Domaine de Cambes 2011 @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Domaine de Cambes 2011, Bourdeaux. Concentrado, con mucha fruta.

thumb_IMG_2103_1024Château de Arsac Margaux 2011 @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Chateau de Arsac Margaux 2011. Elegante, fino, equilibrado, aromas a violetas.

thumb_IMG_2056_1024Domaine les Carmes 2012 @Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Domaine les Carmes 2012, un vino con carácter, cuerpo y fuerza, ideal para comidas fuertes de sabor.

Una vez ya sentados en nuestra mesa, con una música de fondo relajante, empezamos a ver la carta y sin dudarlo pedimos una tabla de quesos y otra de embutidos, había de dos tamaños, nosotros como íbamos con hambre para variar, elegimos las grandes!

thumb_IMG_2088_1024Tabla de embutidos @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

La tabla de embutidos, Delicatessen rillettes de oca, Paté de campaña , Rostello con hierbas, es un jamón al horno , jamón malva, salame Abruzzo, más conocido como fuet, y pechuga de pato ahumado.

Una mezcla de sabores muy ricos, destacar rillettes de oca, un sabor suave y elegante, muy rico.

thumb_IMG_2073_1024

La tabla de quesos, una selección de quesos finos de Jean d’ Alos, sólo comentar brevemente, que Jean d’ Alos se dedica a afinar quesos de elaboradores artesanos, a los que compra su producción para darle luego el tratamiento que los transforma en esos artículos de lujo de las mejores tiendas y restaurantes del mundo. Trabaja con seis familias de quesos, de los que comercializa 250 marcas.
Los quesos espectaculares, variados y todos muy ricos, destacamos también el Roquefort con un sabor intenso y fino a la vez.

thumb_IMG_2061_1024
Derestaurantesyg y Derestaurantesrc @ Aux 4 Coins du Vin, 8 Rue de la Devise, Bordeaux, Francia.

Una experiencia de lo más divertida y económica, para repetir con los ojos cerrados.

( 4 vinos de la zona y las dos tablas no llegaron a 30€ los dos… para repetir las veces que haga falta, espectacular )

Una familia Tailandesa, con 22 años en un mismo local…

Hablemos de un restaurante Tailandés con solera, en el epicentro de Soho. Un restaurante que lleva 22 años mostrando la gastronomía de su país, a todos los que se dejen caer en una de sus mesas. Hablamos del Thai Cottage Restaurant, situado en 34 D´Arblay Street. Un pequeño lugar, regentado por una mujer carismática y su familia. La decoración es propia de los años 80, y si os digo la verdad, creo que realmente es la misma que cuando empezaron. Esto le añade al lugar un encanto extra. No tiene muchas mesas, por lo que casi siempre está lleno. Y no solo de turistas que pasean por el barrio, si no por gente local que por lo que se escucha cuando hablan con la dueña, llevan años viniendo a disfrutar de sus platos.

thai-cottage
Thai Cottage @ 34 D´Arblay Street, Soho, London.

Me encanta la comida tailandesa, y llevo años probándola. Por eso cuando pase por delante de este maravilloso restaurante, no pude evitar de entrar.
Evidentemente mi primera acción al coger la carta, fue buscar si tenían uno de los platos mas conocidos, el Pad Thai con gambas £10.50. Un plato elaborado con fideos de arroz, pimiento, tamarindo, salsa de pescado, cacahuetes picados, gambones y brotes de soja… y si te atreves, chilies picados. Para acompañarlo, me pedí un Chicken Satay £4.90, brochetas de pollo con salsa de cacahuete. Y a mas, un bol de Coconut Rice £4.50, simplemente porque me encanta su sabor.
Mientras esperaba la comida, con mi vino tinto en una copa enana, aprecie de arriba abajo el lugar. La verdad, que solo viendo los pocos cuadros, cantidad de calendarios y alguna otra cosa colgada, se me paso volando el tiempo de espera.
La presentación de los platos no es la mejor que digamos, pero el aroma que desprenden sus ingredientes, son un aviso de la calidad que te vas a comer.
Las brochetas de pollo, tiernas y bien marinadas, compaginan perfectamente con la salsa de cacahuete.
El arroz, pegajoso y con un sabor a coco no muy empalagoso, esta cocinado al punto adecuado. Y como no, el Pad Thai… extraordinario. La combinación perfecta de sabores, te demuestra el cariño que llevan poniendo en sus platos estos 22 años. Los fideos cocinados correctamente, y la cantidad de salsa adecuada para no aborrecer su sabor.
De postre me apetecieron unos Lychee £4.50. Una fruta parecida a la uva, que normalmente te la sirven sacada de un bote en almíbar. En este caso, eran frescos y más grandes de lo que estoy acostumbrado a ver. Servidos en un bol con agua y hielo.

IMG_1310
Mi madre disfrutando del postre, Lychee.

Una visita estupenda, y no ha sido la última… ya soy amigo de la dueña.
Vamos, que si no lo visitáis cuando os paséis por Londres, os perdéis una buena experiencia.
( £22.00 aprox. )

Los Turcos de South Kensington…

South Kensington. Un barrio recorrido básicamente por gente de alto standing, actores como John Malkovich, escritores como Beatrix Potter, cantantes famosos como Adelle o Mika, y hasta comediantes como Benny Hill o deportistas como David Beckam, han vivido en algún momento de su gloria en este barrio. Sus tiendas de Ferrari y Lamborgini, nos dan una idea de lo que se cuece en esta zona.
La gran comunidad italiana, se ha hecho un hueco, ya que casi todos los restaurantes, son italianos. Aun así, hay un espacio para un pequeño sector de la restauración. Los restaurantes Turcos, o más conocidos como kebabs.

En la calle de Old Brompton Road, encontramos dos de estos suculentos lugares. Bosphorous en el numero 59, y Beirut Express en el 65. Solo los separa una pequeña tienda. Los dos se dedican básicamente a lo mismo, pero con una diferencia en lo que a instalaciones y operativa representa.

bosphorous Bosphorous in green, and Beirut Express in red. Old Brompton Road, South Kensington, London.

Bosphorous es un local pequeño, no muy agradable a la vista desde fuera, y con unos cocineros sudorosos, mal uniformados, y hasta se podría decir que poco aseados. No son muy simpáticos cuando tienen mucho trabajo, y la verdad que muestran poco interés para serlo. La zona de sala es tan pequeña que tienes que pasar de lado, y si me lo pones más difícil, intentando no tocar la pared para evitar llevarte a casa una mancha de grasa de la cantidad de carne que pueden cocinar en este local. Pero que nada de esto os eche atras, entrar y disfrutar de la experiencia., vale la pena!!!. La comida que tienen en las vitrinas, básicamente carne de cordero y pollo, tiene un aspecto impresionante.

bosphorous 2
Vitrina de Bosphorous.

Y si le sumamos que te lo hacen al momento a la parrilla delante de ti, todavía mejor. Tienen una variedad de brochetas y carne en especies, no muy grande que digamos, pero suficiente. Al lado de la parrilla encontramos el típico y ya conocido saco de carne de cordero, dando vueltas al calor del fuego de estufa de casa de la abuela. Presumen de tener el Kebab con menos grasa de Londres, y de tener fotos en la pared de famosos que han pasado por sus instalaciones a comer, como grandes boxeadores británicos o la famosa ex Spice Girl Emma Bunton. Mi selección de comida, fue una “Large Selection of Grilled Meats” £7.60, acompañado por arroz hervido, ya que no sirven nada frito, por £1.95. No tardaron mas de 5 minutos en presentarme un recipiente de take away repleto de carne a la brasa, con algunos cortes de kebab de cordero, acompañado de una ensalada puesta por encima que no dejaba ni ver la carne, y el arroz hervido en otro recipiente mas pequeño. Al no tener zona de bar, y al solo ver una nevera de bebidas en una esquina, me acerque a coger una botella de agua; ya que solo venden refrescos y nada de alcohol. Lloviendo como estaba, me senté en la única mesa que tienen en la entrada, que se podría considerar terraza, tapada por el toldo.

IMG_1543
Bosphorous @ 59 Old Brompton Road, South Kensington, London.

Por dios, que maravilla de carne. Cocinada toda a su punto, y con un sabor espectacular. La ensalada nos refresca un poco a la vez que ayuda a compensar el gran sabor de la carne, y el arroz a dar otra textura para que no nos aburramos al comer. Mi selección, para cenar, es una locura, ya que te vas a casa con la barriga llena y sin tiempo de digerir todos los alimentos. Aun así, vale tanto la pena, que ya he repetido en varias ocasiones. La comunidad musulmana de la zona, se reúne a diario en este establecimiento para comer o llevarse a casa sus especialidades. (£11.00 aprox )

El Beirut Express, es un mundo aparte, comparado con el Bosphorous. Un establecimiento cuidado en toda regla. Cocineros uniformados, camareros con corbata, o varios encargados en un mismo turno endomingados hasta el último detalle. Tiene una zona de barra, donde puedes observar como lo cocinan todo al momento, y al mismo tiempo comer observando el show. La zona de restaurante, con manteles de lino, cristalería, y cubiertos de verdad. La cocina es de las mismas características, pero un poco más moderna y cuidada. Y en este caso, el saco de carne de cordero al estilo tiovivo, está hecho de trozos de carne de verdad y no esa masa que realmente no sabemos de que está hecha. Los cocineros y camareros, son agradables, atentos, y estan pendientes de todos los detalles a lo que atención al cliente representa. La selección en esta visita, ha sido un “Mixed Shawarma” £4.50, acompañado de un plato de arroz Libanes £4.00, que básicamente era arroz hervido con fideos de cabello de ángel tostado al estilo fideua. A lo que el arroz representa, nada especial, y bastante aburrido. Pero el shawarma… otro nivel. La carne, impresionante sabor de cordero, con tonos de limón, y acompañado de una salsa de sésamo, que te dejan el paladar en otra dimensión.

IMG_2172
Cocinero del Beirut Express cortando la carne de los Shawarma.

Lo envuelven todo en un pan de pita, con un poco de ensalada, y pepinillos en conserva que le dan un toque espectacular. Para beber, un vasito de vino tinto, ya que aquí sí que tienen licencia para poder servirlo. La verdad que aquí también he comido en otras ocasiones, pero siempre me lo había llevado a casa. La visita ha sido muy agradable, y como siempre la comida, ha valido la pena. Enfocan más al público de alto standing de la zona, aunque los precios son similares a la competencia. Carta más amplia. ( £13.00 aprox )

IMG_2174
Beirut Express @ 65 Old Brompton Road, South Kensington, London.

Aquí no hay ningún ganador, ni tampoco era mi intención crear un combate, porque la verdad es que los dos establecimientos tienen su encanto y calidad. Eligiendo la misma selección de comida en los dos, te sale básicamente igual de precio. La única diferencia es el enfoque que cada uno le ha querido dar, y al cliente que ha querido enfocar su negocio. Pero si alguna vez os pasáis por la zona, os recomiendo probar los dos. Eso sí, si os gusta el picante, la salsa del Bosphorous es mas sabrosa, pero la del Beirut Express pica mucho mas.