Una de Vascos… Batzoki de Indautxu.

La primera vez que pisas un nuevo lugar, ciudad, pueblo o aldea te dejas aconsejar para ir a tiro hecho y comer en el lugar adecuado ya que no hay cosa que más rabia da que el primer bocado sea el equivocado.

La primera vez que llegamos a Bilbao queríamos algo auténtico, popular pero sobre todo económico y gracias a nuestra suerte nos indicaron como llegar a Batzoki de Indautxu, situado en la calle Particular de Indautxu numero 7.

thumb_IMG_4840_1024Batzoki de Indautxu @ Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

Era la hora de comer y buscábamos gastar precio de menú del día, por lo que los experimentos los dejábamos para otra ocasión. Pijadas las mínimas y una decoración acumulada durante varios años nos dieron una pequeña idea de lo que la situación podía presentar.

El menú del día no era muy extenso pero sí lo que necesitábamos para esa primera impresión de Bilbao.

Nuestra selección fue “Marmitako” para empezar y “Lubina a la Bilbaina” para rematar.

thumb_IMG_4317_1024Marmitako @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

Cuando nos acercaron el Marmitako nos sirvieron un plato bastante abundante de todo y nos dejaron el sobrante en la mesa para repetir tantas veces como nos apeteciera, empezamos más que bien y encima estaba de vicio.

thumb_IMG_4319_1024Lubina a la Bilbaina @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

La Lubina a la Bilbaina no estaba nada mal aunque a nuestro parecer un poco aceitosa.

thumb_IMG_4321_1024Arroz con Leche @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

De postre un “Arroz con Leche” que lo bordó.

Una experiencia que calidad precio nos encantó y nos hizo volver alguna que otra vez más.

( Menú del día por menos de 15€ )

Anuncios

Se merecen el oro… Bar la Plata.

Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Lugares con encanto los hay a miles, pero que encima tengan historia, sean agradables y lleven más de 70 años sirviendo los mismos 4 platos que cuando lo fundaron… tiene mérito.
Alguien dijo una vez que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Nunca mejor dicho.

En Barcelona, en uno de los barrios más turísticos y en auge de locales más modernos que el dejarse barba de dos metros, resiste el “Bar la Plata”. Un establecimiento fundado en 1945 y regentado por la misma familia donde sirven 4 platos con los que han sabido aguantar sin cambiarlos fuera la época que fuera y vinieran las modas que vinieran.

thumb_IMG_8201_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Situado en la calle Mercé numero 28 de Barcelona y haciendo esquina, nos encontramos con el Bar la Plata. Un local pequeño, con una solera especial y una simpatía tratada con cariño para cada cliente que entra por la puerta, seas del barrio o no. Para muchos es el bar de toda la vida donde sus padres y amigos han crecido rodeados de un ambiente cariñoso, vino y tapas. Para nosotros una joya de las que nos gusta compartir y que encontramos de casualidad andando por las calles del Gótico en busca de algo diferente.

thumb_IMG_8198_1024Interior de la barra @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Al acercarnos vimos bullicio de gente cosa que nos hizo pensar dos veces si entrar o no, pero una vez echamos el ojo para ver que se cocía decidimos que de ahí no nos movía ni el “tato”.

Una barra pequeña justo al entrar y unas pocas mesas alrededor hacen que el bar sea de lo más acogedor cuando se agrupa la gente para disfrutar de un buen vino de los de toda la vida.

thumb_IMG_8186_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Nos acercamos a la barra, justo donde el vino era servido y nos pedimos dos cervezas. Con las cervezas nos sirvieron un platito de pescadito frito y mirando un poco por encima vimos que era lo que todo el mundo estaba comiendo. No paraban de sacar platitos a todos aquellos que pedían algo de beber, cosa que nos gustó bastante.

Al ver que no sólo sacaban pescadito frito, la mosca me picó y decidí pedir un plato de cada para salir de dudas y ver si tal movimiento de cocina era realmente puntual o simplemente era algo que como las viejas costumbres se siguen haciendo sin saber por qué.

thumb_IMG_8195_1024Ensalada de Tomate @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Madrid.

Lo primero en llegar fue una ensalada de tomate con cebolla y arbequinas. Aunque hubiera preferido empezar por algo diferente, tengo que decir que la cosa no estaba rica, estaba riquísima. Con lo simple que es, me sorprende que me gustara tanto, pero me encantó. Sabrosa, dulce, amarga, picante,… lo reunía todo.

Lo siguiente fue un platito con unas anchoas y unos trozos de butifarra. Ahora sí, esto sí que sí. Dos de nuestros productos favoritos en un plato listos para que los devorásemos.

thumb_IMG_8194_1024Butifarra y Anchoa @ Bar la Plata, C/ de la Mercé, Barcelona.

La butifarra a su punto perfecto de cocción sobre una cama de pan con tomate y en la proporción perfecta para seguir comiendo otras maravillas y combinar distintos sabores.

Las anchoas, también dormidas sobre la misma cama de pan con tomate, son la hostia. Ricas, sabrosas, bien sobadas sin espinas, en su punto perfecto de sal combinan con la dulzura del tomate y del aceite para que disfrutes al máximo de la experiencia.

thumb_IMG_8189_1024Pescadito Frito @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Y ya para terminar, el pescadito frito del principio. Limpio, con un rebozado fino y nada pesado que facilita su consumo. Brutal.

Como disfrutamos cada vez que nos encontramos con estas joyas y más aún el poder compartirlo para que todos los que podáis disfrutéis de la misma experiencia.

thumb_IMG_8200_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Pasar por Barcelona y no visitar algunos lares como este, es imperdonable.

( Una visita de tropiezo con un resultado espectacular para dos personas unos 20€ )

www.barlaplata.com

¿A café con leche in the Plaza Mayor? Déjate de tonterías…

Cervecería Plaza Mayor

En la plaza mayor nos encontramos muchos establecimientos donde poder consumir una variedad amplia de platos tradicionales de la gastronomía española. Pero en una de sus caras nos encontramos con la Cervecería Plaza Mayor.

IMG_2581Cervecería Plaza Mayor, Plaza Mayor, Madrid.

Un establecimiento que desde el 27 de octubre de 1976 nos está sirviendo esas cañas frías y vermuts que tanto nos gustan. Una parada obligada si visitas la plaza mayor y te gustan los locales que llevan tiempo en un mismo lugar sin cambiar su estilo ni muchos de sus empleados que te pueden contar batallitas varias.

IMG_2582Cervecería Plaza Mayor, Plaza Mayor, Madrid.

Tienen varias especialidades, pero una de ellas son los torreznos, no son los duros y secos ni los que tienen mucha carne y nada de grasa, la corteza se queda crujiente pero no dura como una piedra, la grasa jugosa y con un sabor que explota en la boca al morderla y la carne suficiente para no dar sombra a los demás elementos.

IMG_2574Torreznos @ Cerveceria Plaza Mayor, Plaza Mayor, Madrid.

Lo sirven normalmente en una cama de patatas fritas, con un poco de aceite con perejil triturado, una bomba calórica donde las haya pero si no abusas, te llevas muy buen sabor de boca.

Hay que recalcar también que sirven un vermut muy bueno y unas anchoas espectaculares.

Los precios, si te quedas dentro del establecimiento y no vas a terraza, son muy económicos.

www.plazamayor2.com

No te salgas de las anchoas en Santoña…

Cuando alguien te dice que ha estado en Santoña, una cosa te viene a la mente, anchoas. Pues sí, eso es lo que todos buscamos cuando vamos a Santoña. Pero no hay nada más?

IMG_2294                                            Paseo de Santoña @ Santoña, Cantabria.

Nuestra visita empieza en el Paseo de Santoña, donde con un tiempo medio de tormenta y a 8 grados, nos cruzamos con un caballero en bañador que acaba de salir del mar quejándose de que le duele un poco la garganta.
Nos dirigimos recomendados por un compañero, a la Taberna Casa Alberto en C/ Santander nº8, donde nos comenta que se comen las mejores anchoas de Santoña, un lugar como nos gusta, solera mires donde mires. Esas estanterías repletas de botellas que hace años nadie toca.

IMG_2279Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Con banderines de equipos de fútbol pinchados con chinchetas. Y con el camarero, que se supone que es Alberto, que debe haber pasado media vida detrás de esa barra.

IMG_2282                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Nos pedimos un vino tinto crianza, un queso curado de los que te secan la lengua con sólo apoyarlos en ella y unas anchoas de la zona, qué maravilla de sabores y combinación. El vino, con una acidez, estructura y taninos suaves, tal y como debe de ser.

IMG_2273Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

El queso, inmejorable para acompañar a ese vino. Un queso de vaca curado distinto y único. Y como no, las anchoas. Unas anchoas, que aunque venían en lata, como estaban. Sobadas a mano, tiernas, con carne, su punto de sal, sin espinas y con el aceite adecuado para que no pierdan sus propiedades ni su sabor.

IMG_2278                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

La verdad que la visita a Casa Alberto fue lo mejor de Santoña, ya que nuestra segunda visita a otro establecimiento, no nos sorprendió ni enamoró para volver. El vino fue correcto, pero la comida no se salía de la comodidad de una selección que puedas encontrar en cualquier restaurante común de España. Sorprendido por esta situación, me di una vuelta por las calles cercanas, y la verdad que todos los restaurantes que encontré, eran iguales. Sin arriesgar, ni mostrar un interés para que los que no conocíamos la zona, quisiéramos volver para probar otros platos que se nos pasaran en ese momento.
Eso sí, nos vamos con muy buen sabor de boca gracias a nuestra primera elección, y si alguna vez volviéramos, la Taberna Casa Alberto sería nuestra primera y última parada.

( 4 personas €15 aprox )