Gobu Burger… Un vicio al carbón.

Hay una comida que ya hemos comentado varias veces que nos vuelve locos… y mira que es simple la canalla pero como la puedes moldear y adaptar a tu gusto nos chifla. La carne picada nos vuelve locos y en esta ocasión es en forma de burger, pero cocinada con clase y gusto, bienvenidos a Gobu Burger.

thumb_IMG_4972_1024 Gobu Burger @ Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Desde hace ya años un par de hermanos nos deleitan con este manjar con variedades para todos los gustos y con ganas de que nadie salga indiferente de la visita a su restaurante. Situados en la Calle General Pardiñas número 8 de Madrid nos encontramos Gobu Burger, en su formato 2.1 y con el que están triunfando con los amantes de los discos cárnicos. Un local pequeño y muy acogedor con mesas para todos los gustos… altas para un disfrute más rápido, o bajas para entretenerte un poco más. En nuestro caso nos fuimos a las bajas ya que queríamos disfrutar de la experiencia Gobu.

thumb_IMG_4975_1024 Gobu Burger @ Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Como siempre fuimos los primeros en llegar aunque no tardaron mucho en recibir a más comensales y por lo que pudimos apreciar por los saludos, algunos eran asiduos que venían con más gente para que conocieran dichos caprichos, esto prometía.

thumb_IMG_4977_1024 Gobu Burger @ Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Nos atendieron rápido y con ganas de que conociéramos cuanto más mejor, por lo que nos dieron un recital de la carta por todo lo alto. Sin más y para no faltar a la tradición dejamos que nos aconsejaran y nos dieran lo que creyeran más adecuado para la velada y así disfrutar de las sorpresas. La verdad que nos sorprendieron porque arriesgaron poco, o eso creíamos.

thumb_IMG_4987_1024Aros de Cebolla @ Gobu Burger, Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Los entrantes que nos llegaron a la mesa fueron unos “Aros de Cebolla” 3,90€ y “Provoleta al Carbón con Tomate y Orégano” 3.80€. Por los nombres no parecen arriesgados como ya hemos comentado, pues el tema tiene un “twist”.

thumb_IMG_5002_1024Aros de Cebolla @ Gobu Burger, Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Los “Aros de Cebolla” están rebozados al momento con una mezcla muy fina y curiosa y una salsa barbacoa hecha en casa. Como buenos amantes de ambos elementos os podemos decir que son de los mejores que hemos catado últimamente, nos enamoramos de estos aros.

thumb_IMG_4991_1024Provoleta @ Gobu Burger, Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Con la provoleta éramos un poco más escépticos ya que un queso fundido con especias te lo hacen en cualquier lugar que tengan un microondas, ¿a qué sí? Pues imagínate si lo hacen al carbón y coge todo el aroma, tremendo.

Para las hamburguesas elegimos los panes, el punto de la carne y el tipo de carne.

thumb_IMG_5019_1024 Gobu Burger @ Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Una de ellas con carne de vaca gallega y pan de hamburguesa hecho con masa madre con queso viejo y pimientos del piquillo. Podemos decir que nos gustó pero no nos sorprendió.

thumb_IMG_5009_1024 Gobu Burger @ Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

La segunda con carne de wagyu y pan de mollete era la hamburguesa del mes, con queso provolone, tomates confitados y pesto. Esto son palabras mayores chicos. Pensábamos que tantos sabores intensos se iban a perder, pero no. Cada elemento dejaba paso al otro para que finalmente el sabor intenso de la carne se despidiera a cada bocado dejando las ganas de otro bocado.

Las hamburguesas varían en precio según tamaño, pero van entre los 10€ y los 22€.

thumb_IMG_5050_1024Tarta de Queso @ Gobu Burger, Calle General Pardiñas nº8, Madrid.

Para terminar y con el estómago más que contento nos dejamos engañar por un postre, la “Tarta de Queso con Salsa de Frutos Rojos” 5,70€.

Una experiencia para los amantes de la carne picada que vale la pena vivir y que a nosotros nos ha encantado.

Entran en nuestro ranking de hamburguesas en muy buena posición.

(Una visita completa para 2 para saciar las ganas carnívoras por menos de 50€ )

Más que un curso esto ha sido una cena de estrella… By Paco Morales.

Kitchen Club Pardiñas, C/ General Pardiñas nº103, Madrid…

Siempre escuchas que a algún conocido de alguien le ha tocado un pellizco de la lotería, le ha tocado un viaje, le ha tocado una cesta de navidad o algún afortunado que comenta que sabe de alguien que le ha tocado el sueldo de nescafé, a mí ni la bolsa del súper.

IMG_7368Curso de Alta Cocina con Paco Morales @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Estando actualizando mis redes sociales después de un día duro de trabajo y leyendo varias notas de menos de 140 caracteres, tuve la gran oportunidad de leer una de estas notas cortas, la gran suerte de reaccionar rápido y la ventaja de tener una moto y estar un poco chalado.
A las 19.15 de la tarde Kitchen Club publicó la siguiente nota:
– “Por anulación tenemos 1 plaza para el curso de hoy a las 20h con @Pacomoraleschef . Si alcanzas a llegar y dices yo! estás invitado”
Evidentemente en plan coña mandé una contestación al instante más por inercia que por el esperar que la oferta fuera real, mi contestación varios “Yo” seguidos, y su respuesta una frase con una terminación muy directa… ¡corre!

IMG_7837Kicthen Club @ C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Tarde un suspiro en llegar y comprobar que no era una coña, era verdad y por primera vez había ganado algo? Era un premio por haber participado en algo? O solo fue casualidad de la vida y suerte nada más? Fuera lo que fuere estaba en el interior del “Kitchen Club” y me estaban ofreciendo una bebida mientras esperábamos a que empezara. Entre vino blanco y tinto mi elección fue la más evidente, agua. Sí señoras y señores, agua. Básicamente quería disfrutar al 100% de la oportunidad de ver a uno de los grandes cocinando a un palmo de mi sin que la vista o la mente me traicionara en ningún momento por culpa de un poco de alcohol.

IMG_7364Interior de la cocina y sala @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Me di una vuelta por la gran sala que tienen montada y la cocina observando a los otros comensales mientras los chicos del “Kitchen Club” terminaban los últimos detalles para empezar.
Una vez listos nos pusimos alrededor de la mesa donde daríamos la clase magistral con Paco y las recetas de la noche ya estaban preparadas en frente nuestro para poder empezar a babear.
La verdad que desde un principio Paco se mostró agradable, cercano pero estricto para poder cumplir todos los timming de los platos y no salir de la Kitchen Club a las 4 de la mañana.

IMG_7375Chef Paco Morales @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Atacamos varias explicaciones y recetas a la vez para poder avanzar, ya que todos los asistentes querían que Paco contestara a sus preguntas referentes a varios puntos de la gastronomía y a sus experiencias.
La primera receta que empezamos a preparar fue “Bollo Preñao con Chorizo, Huevas de Trucha y Mahonesa de Hongos”. Un bollo relleno de chorizo coronado con un huevo frito de codorniz y esa mahonesa que a cada bocado te dejaba con una lágrima de placer deslizándose por tu mejilla. Es uno de los bocados que os pueden servir en su restaurante de Madrid “Altrapo”.

IMG_7487“Bollo Preñao con Chorizo, Huevas de Trucha y Mahonesa de Hongos” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

La segunda elección de Paco fue “Alcachofas Salteadas con Migas de Pan Crujiente, Láminas de Tocino Ibérico y Mahonesa de Cebollino”. Un plato que visualmente ya te dice que “cuidadin lo que te vas a comer”. Unas migas hechas con amor y cariño envueltas con dos láminas de tocino cortado muy fino y con unas alcachofas que rellenaban su interior con el toque de la mahonesa. Una combinación excelente y un plato que estoy seguro que voy a intentar hacer en algún momento que quiera sorprender a alguien.

IMG_7462“Alcachofas Salteadas con Migas de Pan Crujiente, Láminas de Tocino Ibérico y Mahonesa de Cebollino” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Tercera receta, “Mollejas de Cordero Lechal Escarchada, Daikon y Fondo de Cebolla”. ¿Os gustan las mollejas? A mí me chiflan y nunca las había visto preparadas de esta manera y menos catarlas. Suaves y delicadas con el toque de sabor que las caracteriza, pero como digo, solo el toque. Platazo donde los haya.

IMG_7580“Mollejas de Cordero Lechal Escarchada, Daikon y Fondo de Cebolla” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Cuarta sugerencia de la noche, “Pez Espada con Pan Negro, Crema de Cangrejo y Mahonesa de Azafrán”. Un plato muy atractivo pero que al primer bocado me dejó un poco decepcionado. He dicho al primer bocado, eh. Porque al segundo que ya se habían mezclado los ingredientes principales que para mí fueron la crema y la mahonesa, el sabor de todo se multiplicó y fue absolutamente alucinante. Olé la mahonesa de azafrán.

IMG_7666“Pez Espada con Pan Negro, Crema de Cangrejo y Mahonesa de Azafrán” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Quinta exquisitez y posiblemente la más entretenida de todas, “Pichón Asado y Reposado con sus Ñoquis de Queso de Cabra”. La preparación ya fue espectacular. Como limpiar y preparar un pichón es cosa seria, no apto para menores de 18. Como podría definiros esto… ¡acojonante! Para que decir más…

IMG_7781“Pichón Asado y Reposado con sus Ñoquis de Queso de Cabra” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Y para rematar la noche un postre más llamativo que complicado de preparar, “Cerezas, Yema Tostada, Mastocarpus Macerado y Helado de Miso”. Una mezcla de algas, cerezas, turrón y helado que saciarán las ganas de los más dulces y les dará una sorpresa por la variedad y combinación de los ingredientes.

IMG_7828“Cerezas, Yema Tostada, Mastocarpus Macerado y Helado de Miso” @ Kicthen Club, C/ General Pardiñas nº 103, Madrid.

Hay que nombrar también a Gabi que estuvo toda la noche como mano derecha de Paco ayudando en todas las preparaciones y aguantándonos a todos los que nos acercamos esa noche.
Toda la velada fue amenizada por el grupo de “Kitchen Club” con vino tinto y blanco que por lo visto gustó bastante a los asistentes.
La verdad que fue una experiencia fantástica, divertida y muy pero que muy especial para mí y que me dejó un sabor de boca para repetir una y otra vez. Desde que llegué a Madrid hace ya unos cuantos años he asistido a varios cursos de cocina en los que ha habido un poco de todo, pero ninguno como este. He estado ojeando un poco su página web para ver que otros cursos se avecinan y así poder obtener más conocimientos de los más grandes.

Un recuerdo que gracias al equipo de “Kitchen Club” recordaré y comentaré cada vez que pueda.

http://www.kitchenclub.es

Si nuestras abuelas nos vieran comiendo casquería, ¡menudo collejón! La Tasquería de Javi Estévez…

La Tasquería de Javi Estévez, Calle Duque de Sesto nº48, Madrid.

Tiempo hace que comento de visitar dicho lugar, pero por una cosa u otra siempre fallamos y dejamos pasar la oportunidad. Siempre excusas de ahora no puedo o simplemente no me va el rollo con el que quieren triunfar. Aquí es donde me pregunto a mi mismo… ¿pero eres tonto o que te pasa?
Llevo 38 años esquivando las manitas de cerdo, los callos y varios tipos de casquería que hay repartidos por el mundo provenientes de distintos animales. Pero a ver… si me gustan los sesos rebozados, los zarajos, el foie, el hígado al Pedro Ximénez, las mollejas, las carrilleras… ¿qué coño hago ocultándome detrás de tal caché cual odio a la casquería?
Gracias a quien sabe que hoy nos hemos puesto ropa de batalla y nuestros cerebros han decidido que era el día adecuado para cambiar nuestros pensamientos negativos y dar una oportunidad a novedades importantes para nosotros y nuestros cerebros, nos hemos levantado con ánimo aventurero.

IMG_7221La Tasquería de Javi Estévez @ C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Nuestra visita ha sido a “La Tasquería de Javi Estévez” situado en la calle Duque de Sesto numero 48 de Madrid. Una tasca donde la casquería es el elemento principal. Un lugar donde la gente primero va por el reconocimiento de su cocinero en programas sensacionalistas de nuestro país, pero que luego estoy seguro de que repiten por la excelencia de sus platos y su calidad al detalle de los mismos.

IMG_7238Detalle de la sala a nuestra llegada @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Reservamos una mesa ya que fue la recomendación que nos dieron y ya que somos unos ansias lo hicimos temprano, a eso de las dos del medio día de un domingo. Digo temprano ya que al llegar éramos los únicos clientes del restaurante, cosa que me dejó perplejo. No fue hasta las tres que más o menos estaba el recinto lleno, pero bueno, esto es lo de menos.

IMG_7338Detalle de la sala a mitad de nuestra experiencia @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Siendo los primeros nos dieron la oportunidad de decidir que mesa de dos preferíamos y desde mi punto de vista elegimos la mejor. Una mesita situada estratégicamente en el eje del restaurante donde poder apreciar toda la sala y el funcionamiento de su cocina abierta al público para los más curiosos.
Para empezar nos pedimos un vino que desgraciadamente no tenían. ¿Pero desgraciadamente por qué? Gracias a esto tuvimos la oportunidad de probar un vino nuevo para nosotros, ya que dejamos a la elección de nuestro camarero el elixir que íbamos a tomar en nuestra experiencia. Su elección fue un “Tragaldabas 2013” de la “Sierra de Salamanca”.

IMG_7250“Tragaldabas 2013” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un vino joven con toques de crianza muy ligero, fresco, rústico y educado al paladar. La verdad que al ser tan suave acompaña muy bien cualquier elección de platos que vayáis a disfrutar.
En el tema comida intentamos ir de listos y ojear la carta por internet esa misma mañana para tener un poco claro lo que queríamos comer, pero al llegar e intentar pedir lo que creíamos que era lo ideal para disfrutar al mínimo de la casquería, reculamos. Dimos un paso adelante y dejamos que nuestros anfitriones decidieran por nosotros. El mismo Javi Estévez fue el que decidió casi al 100% lo que íbamos a comer. Lo del 100% más que nada lo digo porque uno de los tratos que hice con mi cómplice de experiencias, era que ella se comía el “Steak Tartar” y yo pedía lo que quisiera, sino no venía ni de coña. Pues esos fueron los parámetros que le dimos a Javi Estévez, el “Steak Tartar” y un plato ya eliminado de la carta “Fideuá #Tripas de Bacalao #Mejillones” eran inamovibles, lo demás era su elección y sorpresa hacia nosotros. Qué bien que hicimos y que bien que seleccionó nuestra experiencia.
Empezamos con el aperitivo. “Lengua de Cerdo con Aceitunas aliñadas”, textura parecida a la del “Lomo Embuchado” pero de sabor peculiar y nada desafiante.

IMG_7249“Lengua de Cerdo con Aceitunas Aliñadas” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un extra para nosotros ya que nunca lo hubiéramos pedido. Curioso y rico. Un aspecto divertido al igual que la lengua de cerdo ha sido la presentación. Un mini palé de madera con un papel sulfurado y serigrafiado con un texto curioso que invito a leer…

IMG_7264Un poco de lectura @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Y aquí empezamos con las sorpresas. Un tarro de “Perdiz #Manzana #Oloroso”, que básicamente es una crema o paté de perdiz con manzana y gelatina de oloroso servido con tostaditas que te explota en el paladar y te avisa de que lo que viene no es un juego, sino un placer donde disfrutar al máximo.

IMG_7258“Tarro de #Perdiz #Manzana #Oloroso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Seguidamente nos acercan unos tacos de “Morro #Encurtidos #Anchoa”. Odio el morro de cerdo y las manitas y cualquier parte de este animal que sea gelatinosa… ¿he dicho odio? Me refería que odiaba estas partes del animal. Qué tacto al cocinar estos elementos y combinarlos para que la gente como yo cambiemos de parecer y empecemos a disfrutar de las cosas básicas tal y como son. La textura del morro, el sabor de la anchoa y los brotes marinados dentro de ese taco quemado a soplete para que la mantequilla se impregnara al máximo, son la hostia.

IMG_7267“Taco de #Morro #Encurtidos #Anchoa @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una vez devorado el taco, Javi nos pregunta cómo queremos de picante el “Steak Tartar” ya que es el siguiente plato y discrepamos en nuestra elección. “Steak #Papa Violeta #Brotes”. Ella lo quiere suave y yo lo quiero a niveles de picante de campeonato estatal. Pues mira por donde, aunque le dije que hiciera lo que la dama pedía, el fue por libre y nos contentó a los dos. Mitad no picante y mitad picante, detallazo.

IMG_7275“Steak Tartar #Steak #Papa Violeta #Brotes @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El plato es curioso al venir presentado dentro de un hueso de tuétano partido por la mitad para abarcar el elemento en cuestión. Cortado a mano, servido con unas chips de patatas moradas y con un sabor espectacular han satisfecho las necesidades de comer este plato ya que es uno de nuestros favoritos ahí donde vayamos.
Otro plato y otra sorpresa, “Rabitos #Anguila #Queso”. Un plato peculiar con tres rabitos de cerdo cocinados durante toda la noche y deshuesados para nuestro placer, con trocitos de anguila ahumada y queso.

IMG_7286“Rabitos #Anguila #Queso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Sé que es uno de los platos más comentados de dicho alquimista de sabores, ya que en casi todas las publicaciones que he encontrado hablan de él. Para que nos vamos a engañar, eres un crack tío, lo has bordado. Un plato de excelencia en todos los sentidos, y lo digo yo que las cosas gelatinosas siempre me han echado atrás. Gracias.
Ahora uno de nuestras solicitudes, “Fideuá #Tripas bacalao #Mejillón”. Presentado en una flanera y con fideos gordos sin tostar, pensamos que la hemos cagado al pedir el plato más simple de toda la carta. Joder que ilusos que somos y que prepotentes a adelantarnos a los acontecimientos.

IMG_7291“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El fideo aunque no tostado esta cocinado al punto, mezclado con trocitos de coliflor, tripas de bacalao y mejillones cortados por la mitad con un sabor combinado en general para matar. La gelatina de las tripas te persigue durante toda la velada pegándote los labios y jugando para despegarlos todo el rato.

IMG_7294“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Llegados a este punto nuestro camarero nos pregunta si ya pasamos a los postres o si nos atrevemos a algo más. Mi respuesta debería de haber sido la más normal del mundo y decir “postres”. Pues no, listo de mí ataco a lo aprendido de la carta y le digo de completar con una “Croqueta de Jamón” y un “Ravioli de Ropa Vieja”:
La croqueta presentada totalmente opuesta a lo que nos podamos imaginar, con una textura de la bechamel de campeonato y un sabor correcto, hubiera sido una buena elección para empezar la bacanal, pero no para terminarla.

IMG_7312“Croqueta #Jamón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El ravioli, aunque muy bien estructurado y presentado, carecía del efecto guau que nos ha ametrallado con todos los otros platos que hemos disfrutado.

IMG_7304“Ravioli #Ropa Vieja” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Realmente estos dos platos sobraban en esta ocasión, ya que la verdad los pedimos por agonía de probar cuanto más mejor. Nunca pensamos que podemos volver y disfrutar de otros platos y los queremos todos en una sentada.
Para finalizar ya con la visita pedimos un postre curioso. Después de contarnos los cuatro que tenían más una selección de quesos, decidimos dejarlo otra vez en sus manos y dejar que eligiera el postre más curioso y así lo hizo.
“#Naranja #Plátano #Galleta”. Presentado en el mismo hueso de tuétano que el “Steak Tartar”, traen unos trozos de plátano cocinados al vacío, con una crema de naranja y helado de galleta. Si no me equivoco creo que he entendido que le llaman “la papilla”. Que os voy a decir, acojonante.

IMG_7330“Naranja #Platano #Galleta” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una experiencia de principio a fin recomendable. Servicio cercano y sincero, producto excelente y con las cosas por delante. Camareros con tiempo para explicarte y aconsejarte para que puedas disfrutar al máximo de la visita. Y un chef Javi Estévez en todas las posiciones, cocinando, aconsejando, sirviendo, recibiendo y relaciones públicas.

IMG_7315Javi Estévez en su cocina @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Los que me conocéis sabéis que me cuesta alabar el trabajo o esfuerzo de muchos, pero voy a deciros que este cocinero es estupendo. Un trato personal y sincero hacia el cliente sin la prepotencia que marca a muchos cuando llegan a lo más alto de sus carreras. No quiero decir que el haya llegado a lo más alto de su carrera, sino que aunque está creciendo y aprendiendo del día a día, no muestra los índices de prepotencia de cualquiera que haya pasado por televisión y quiera ser alguien.

IMG_7349La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

( Comida curiosa para dos con botella de vino €83.70, teniendo en cuenta que los dos somos unos ansias y queremos comernos la carta entera el primer día )

Picar sí pica, pero…Restaurante Mestizo.

Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Una de las cocinas que más me atrae y que más me ha enamorado desde tiempos atrás, es la mexicana. Sabores intensos y picantes extremos de distintos niveles que hace que mi boca salive solo con escribir estas tres líneas. Ya son unos cuantos años que llegué a Madrid y varios los restaurantes mexicanos que he podido disfrutar, pero desde hace un tiempo que tenía ganas de pisar este restaurante. Muchos conocidos me lo habían recomendado como uno de los mejores de Madrid, y entre una cosa y otra nunca llegaba a disfrutarlo. Pero hace unos días tuvimos la magnífica idea de lanzarnos al ruedo y visitarlos. ¿Hicimos bien?

IMG_6927Restaurante Mestizo @ C/ Recoletos nº13, Madrid.

El restaurante en cuestión es el “Mestizo” de la calle Recoletos de Madrid, exactamente en el numero 13. Una zona que está en auge y que cada día más restaurantes deciden abrir puertas para aprovecharse de dicha moda.
Intentamos hacer una reserva temprana para poder estar tranquilos y disfrutar de todo sin agobios ni prisas, ya que todas mis experiencias en los mexicanos de medio mundo incluido México han sido un poco estresantes al ser lugares de fiestas y concentraciones familiares celebrando algún acontecimiento.
Al llegar, el lugar estaba casi desierto, una pareja en la barra y una mesa terminando de comer en la sala principal. Nos recibieron con una sonrisa y muy buenas maneras. Nuestra mesa, aunque por lo que pudimos apreciar por la reacción de un camarero que avisaba al encargado de que ya estaba reservada, era inmejorable. La verdad que si no fuera por el mural iluminado que tienen en la pared principal de la sala, nunca hubiera dicho que estaba en un mexicano.

IMG_6928Restaurante Mestizo @ C/ Recoletos nº13, Madrid.

Solo sentarnos nos ofrecieron unas bebidas, recomendando margaritas, cosa que sin pestañear aceptamos encantados. Mientras yo disfrutaba de mi margarita, mi acompañante que hoy por fin le pondré nombre, decidía los platos que íbamos a deleitar.

IMG_6931Margaritas @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Yolanda decidió ir a por dos desconocidos para nosotros e intentando conocer nuevas experiencias para el paladar. La primera elección fue “POLLO NEGRO”, pechuga bañada en salsa de cuitlacoche. (Trufa mexicana), maíz dulce, cebolla y ajo, gratinada servido con arroz y verduras al vapor. Y la segunda fue “CHILE RELLENO DE FLOR DE CALABAZA Y QUESO”, chile poblano relleno de Flor de calabacín, maíz y queso servido con arroz y frijoles.
Como yo soy un agonías y siempre quiero probar cuanto más mejor, le dije de coger también un entrante para ir haciendo boca. Nos decidimos por una selección de entrantes nombrado “PLATO MIXTO DE ANTOJITOS”, en el que encontrábamos una flauta, una quesadilla, un tamal y una jalada acompañados con salsa roja y nata.
La elección parecía la adecuada y perfecta para saborear algo diferente alejándonos de los tacos y fajitas que siempre aparecen en cenas con la marca “mexicana”. Pues que os voy a contar… creo que deberíamos haber ido a lo más popular y clásico sin arriesgar.
Para empezar con las margaritas nos acercaron unos “totopos” con salsa verde mientras hacíamos tiempo para los entrantes. Ricos, correctos y con un picante aceptable para todos los públicos.

IMG_6951Totopos con Salsa Verde @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Cuando acercaron los entrantes, el plato de antojitos, la decepción visual fue importante. De acuerdo que el precio no era exagerado para ser un entrante tan completo, pero si se maquillara un poco, ¿no creéis que atraería más?

IMG_6938Plato Mixto de Antojitos @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Ninguno de los elementos destacó por su sabor o presentación, solo el “Tamal” parecía que quería ser detectado y considerado. Realmente fue el único elemento de los entrantes que por sabor y envoltorio nos llamó la atención, aun así no era un “tamal” excepcional.

IMG_6939Plato Mixto de Antojitos @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Una vez terminados los entrantes y casi las margaritas, se me ocurrió pedirle al camarero algunos picantes para catar ya que los entrantes carecían de dicho condimento. Nos acercó una selección de los picantes que tenían; habanero, serrano y desgraciadamente no recuerdo el tercero ya que estaba muy emocionado imaginándome mi boca enchilada con los dos primeros.

IMG_6948Salsas Picantes @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Con algunos “Totopos” empecé a saborear dichos picantes, con tan mala fortuna que uno de ellos me destrozó el paladar. Sí señores, a mí… a ese amante de los picantes que desayunaba “birds eye” o que en su día probó un “pimiento fantasma” sin parpadear. A sorpresa del camarero que según él, el picante que me mató era el menos picante. Qué le vamos a hacer.
A medio disfrutar o sufrir de los picantes llegaron los platos principales. Ocurrió algo parecido a los entrantes. Visualmente no decían nada, pero lo peor fue al hincar el diente. Digo lo peor porque empecé por el que esperaba que tuviera ese efecto “guau” de sabor, el “Pollo Negro” que estaba cubierto de “cuitlacoche”.

IMG_6954Pollo Negro @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Soy un amante del cuitlacoche y gracias a mis grandes amigos mexicanos nunca me falta aunque sea enlatado. Para los que no sabéis lo que es el cuitlacoche, es un hongo que le sale al maíz con un sabor muy peculiar que desde hace siglos forma parte de la gastronomía mexicana llegando a ser la trufa de la zona. A lo que íbamos, que desilusión al cortar un trozo y saborearlo. El sabor del pollo a la plancha y el queso fundido no dejaban saborear el hongo. Aparte de que el servicio de arroz era muy básico y como se puede apreciar en las fotos, las verduras al vapor dejan mucho que desear. ¿Dos trozos de calabacín y dos de zanahoria?
La sorpresa de la noche fue el “Chile Relleno de Calabaza”.

IMG_6953Chile Relleno de Calabaza @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

Aunque la presentación era igual de triste que la del pollo, el sabor te abofeteaba diciéndote lo contrario. La presentación pasó a un segundo plano y la riqueza de su sabor mostró unas sonrisas en nuestras caras de que al menos habíamos acertado con un plato, que bien acertamos. Un picante muy agradable y una combinación de sabores muy ideal para alegrar nuestros sentidos.

IMG_6956Cerveza Modelo Especial @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

La noche ya terminaba para nosotros y después de unas margaritas y una buena cerveza “Modelo Especial” fina al paladar y de sabor suave, decidí como buen ansias que soy pedir postre. Dentro de la selección que tenían y sin pensarlo mucho decidí que la “Tarta de Tres Leches” era la ideal.

IMG_6961Tarta Tres Leches @ Restaurante Mestizo, C/ Recoletos nº13, Madrid.

La verdad que es una tarta poco interesante la pidas donde la pidas, pero que siempre esperas que alguien le de una vuelta y la mejore. Pero hay que decir que el bizcocho tenía la consistencia correcta y no se desmontaba al estar bañado con tanta leche.
La verdad que esperábamos mucho más después de tanta recomendación y de tanta intriga, pero nos ha decepcionado un poco.
El servicio fue correcto, las bebidas ideales y de un precio dentro de lo esperado, el establecimiento bonito pero no sorprendente, limpio y un servicio rápido. Teniendo en cuenta que más de un tercio de la factura fue de las bebidas creo que no está mal si sabes elegir, pero por nuestra parte seguiremos visitando nuestro mexicano favorito donde sabemos que no nos defraudarán.

( Cena para dos con dos bebidas cada uno y un entrante a compartir, 73.15€ )

¿La mejor hamburguesa de Madrid? New York Burger…

“New York Burger”, C/ Recoletos nº4, Madrid.

En Madrid está repleto de hamburgueserías modernas y gourmet. Vayas donde vayas te encuentras alguna versión de carne picada aplastada entre dos mitades de bollo con sus salsas y complementos que nos hacen babear solo con imaginarlas.
Uno de estos lugares es el restaurante “New York Burger” situado en la calle Recoletos nº 4. Una entrada pequeña que no deja ver la grandeza que nos encontramos al pisar su interior. Te reciben con un atril como si de un súper restaurante se tratara, donde te dan la bienvenida y te acercan a la mesa que te va a acomodar durante la velada.
Una vez sentado te ofrecen las cartas y algo de beber con una sonrisa en la cara y muy amigablemente. Nos pedimos un vino tinto crianza y una coca cola zero.
Mientras esperábamos las bebidas empezamos a ojear la carta donde nos sorprendió la gran variedad de combinaciones por las que puedes optar.

carta-3.pngCarta @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Primero tienes que elegir entre barrios y edificios emblemáticos de Nueva York, con los que te volverás loco viendo las combinaciones que han hecho. Luego tienes que elegir el gramaje de la hamburguesa que va de 100 gramos hasta 500 gramos, toda una lujuria carnívora. Seguidamente el punto de cocción de la carne. En este punto ya crees que has terminado de pensar, pues no. Hay que elegir también la guarnición y el tipo de pan. Vamos, que se aseguran de que pidas lo que pidas sea lo más cercano a la satisfacción que te puedan ofrecer. Una vez ya teníamos claro lo que queríamos llegaron las bebidas y pudimos hacer nuestro pedido.
Para empezar nos pedimos unos aros de cebolla, seguido de las hamburguesas.

IMG_4867“Aros de Cebolla” @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Los aros de cebolla eran bastante básicos, con una salsa barbacoa poco atractiva. Parte de los aros estaban fríos, dando a entender que mezclaron dos tiradas para servirnos. La verdad que nos los terminamos simplemente por inercia y no por el disfrute de los mismos.
Una vez retirado el plato vacío de los “aritos” y sin parpadear, llegaron las hamburguesas.
La elección de mi compañera de aventuras fue la nombrada como “Estatua de la Libertad”.

IMG_4872“Estatua de la Libertad” @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Compuesta por el pan elegido de “Amapola” y un trozo de carne de 250 gramos hecho al horno de carbón con aires a barbacoa con “Parmesano”, “Tomate al Horno” y “Albahaca Fresca” con guarnición de “Patata al Horno”.
Mi capricho fue la “Park Avenue”.

IMG_4871“Park Avenue” @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Pan de “Focaccia” ideal para intentar ocultar 350 gramos de carne picada con “Foie”, un toque de “Cebolla Caramelizada” y “Tomate” con guarnición de “Ensalada de Col”.
Al ver los platos nos quedamos un poco descontentos ya que los “toppings” de las hamburguesas eran ridículos. Un cachito de foie o unos trocitos diminutos de queso parmesano. Intentamos que esto no frenara nuestras ganas de catar semejantes trozos de carne, hasta que las mordimos. A ver, vamos a ver… por qué nos preguntáis a qué punto queremos la carne si al final la vais a traer como queréis? Es algo que parece ocurrir en muchos establecimientos, pero si se pide un pelín crudita, por qué la traen siempre al punto tirando a hecha? En fin.
Para intentar adornar un poco más me pedí unas salsas, ya que solo te ofrecen kétchup y la mostaza básica.

IMG_4874“Mostaza Miel” y “Salsa Picante” @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Pedí una picante y la de mostaza con miel. La primera más que picar parecía estaba avinagrada. Y la segunda tenía demasiado sabor a miel.
De postres nos pedimos un “cheese Cake” básico de fresa. Estaba rico, pero no será mi elección la próxima vez.

IMG_4876“Cheese Cake” @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Quitando todos estos pequeños detalles que a más de uno hubieran echado atrás para no regresar una próxima vez, hay que decir que ciertas situaciones y elementos hicieron que nos fuéramos muy contentos.
La atención de principio a fin fue excelente y muy agradable, atentos en todo momento de nuestras necesidades, rápidos y con una sonrisa de par en par.
La carne aunque un poco pasada para nuestro gusto, tenía ese sabor buenísimo a barbacoa, que nos hacía retroceder a nuestra época en Canadá donde los domingos quemábamos carne con carbón para ver el Hockey.
El establecimiento bastante limpio y con aires a “no somos una hamburguesería sino algo más”, te acogen desde un inicio hasta que decides abandonarlo.
Y por qué no, el precio. Después de todo lo tomado esperábamos algo como unos 55€ o 60€. Grata sorpresa al ver que no alcanzaba los 45€. Tres bebidas, un entrante, dos hamburguesas y un postre.

IMG_4877Cuenta final @ New York Burger, C/ Recoletos nº4, Madrid.

Realmente fue una muy buena experiencia y un seguramente volveremos… eso sí, digan lo que digan y aunque se acercan… no son las mejores hamburguesas de Madrid.

( Cena completa para dos quedándote bien y saliendo contento, 43.45€ )

www.newyorkburger.es