Mejillones para todos los gustos… La Mejillonera.

La Mejillonera, Calle de la Paloma, 33, Burgos.

Estando de visita rápida por Burgos, había una parada que sí o sí teníamos que hacer. En realidad íbamos a un par de sitios que ya conocíamos pero hubo una sorpresa en nuestra estancia y casualidades de la vida y sin saberlo  nos encontramos que era el concurso de tapas,  toma ya, lo que nos faltaba!

Empezamos en un par de sitios que os contaremos en otra entrada pero ahora vamos a lo que vamos.

thumb_IMG_1401_1024La Mejillonera @ Calle de la Paloma, 33, Burgos.

En un lugar de toda la vida y que si vas a Burgos es visita obligada, está   La Mejillonera.

thumb_IMG_1382_1024La Mejillonera @ Calle de la Paloma, 33, Burgos.

Entrando en la conocida Mejillonera,  barra larga a mano izquierda y a la derecha una estrecha tabla para que puedas ir dejando tus bebidas  y puedas empezar a probar infinidad de mejillones y bravas típicas del lugar.

Como buenos “mejilloneros” que somos queríamos probar un par pero no mucho más porque queríamos continuar probando más tapas en otros lugares, así empezamos:

thumb_IMG_1385_1024Mejillones con Mayonesa @ La Mejillonera, Calle de la Paloma, 33, Burgos.

“Mejillones con Mayonesa”, mitad con picante, así hay para los dos gustos. La mayonesa muy fina  de textura y muy suave.

thumb_IMG_1396_1024
Mejillones a la Vinagreta @ La Mejillonera, Calle de la Paloma, 33, Burgos.

“Mejillones  a la Vinagreta”, en su punto exacto de vinagre y bien cargados. Ole que ricos!!

thumb_IMG_1400_1024Patatas Bravas @ La Mejillonera, Calle de la Paloma, 33, Burgos.

Y para terminar ya que queríamos seguir con la ruta, teníamos que probar las bravas. La salsa de la casa muy suave, las patatas entre hervidas y fritas se deshacen en la boca, en realidad estaban  espectaculares.

( Dos raciones de mejillones, unas bravas y dos cañas unos 12€ )

Si nuestras abuelas nos vieran comiendo casquería, ¡menudo collejón! La Tasquería de Javi Estévez…

La Tasquería de Javi Estévez, Calle Duque de Sesto nº48, Madrid.

Tiempo hace que comento de visitar dicho lugar, pero por una cosa u otra siempre fallamos y dejamos pasar la oportunidad. Siempre excusas de ahora no puedo o simplemente no me va el rollo con el que quieren triunfar. Aquí es donde me pregunto a mi mismo… ¿pero eres tonto o que te pasa?
Llevo 38 años esquivando las manitas de cerdo, los callos y varios tipos de casquería que hay repartidos por el mundo provenientes de distintos animales. Pero a ver… si me gustan los sesos rebozados, los zarajos, el foie, el hígado al Pedro Ximénez, las mollejas, las carrilleras… ¿qué coño hago ocultándome detrás de tal caché cual odio a la casquería?
Gracias a quien sabe que hoy nos hemos puesto ropa de batalla y nuestros cerebros han decidido que era el día adecuado para cambiar nuestros pensamientos negativos y dar una oportunidad a novedades importantes para nosotros y nuestros cerebros, nos hemos levantado con ánimo aventurero.

IMG_7221La Tasquería de Javi Estévez @ C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Nuestra visita ha sido a “La Tasquería de Javi Estévez” situado en la calle Duque de Sesto numero 48 de Madrid. Una tasca donde la casquería es el elemento principal. Un lugar donde la gente primero va por el reconocimiento de su cocinero en programas sensacionalistas de nuestro país, pero que luego estoy seguro de que repiten por la excelencia de sus platos y su calidad al detalle de los mismos.

IMG_7238Detalle de la sala a nuestra llegada @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Reservamos una mesa ya que fue la recomendación que nos dieron y ya que somos unos ansias lo hicimos temprano, a eso de las dos del medio día de un domingo. Digo temprano ya que al llegar éramos los únicos clientes del restaurante, cosa que me dejó perplejo. No fue hasta las tres que más o menos estaba el recinto lleno, pero bueno, esto es lo de menos.

IMG_7338Detalle de la sala a mitad de nuestra experiencia @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Siendo los primeros nos dieron la oportunidad de decidir que mesa de dos preferíamos y desde mi punto de vista elegimos la mejor. Una mesita situada estratégicamente en el eje del restaurante donde poder apreciar toda la sala y el funcionamiento de su cocina abierta al público para los más curiosos.
Para empezar nos pedimos un vino que desgraciadamente no tenían. ¿Pero desgraciadamente por qué? Gracias a esto tuvimos la oportunidad de probar un vino nuevo para nosotros, ya que dejamos a la elección de nuestro camarero el elixir que íbamos a tomar en nuestra experiencia. Su elección fue un “Tragaldabas 2013” de la “Sierra de Salamanca”.

IMG_7250“Tragaldabas 2013” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un vino joven con toques de crianza muy ligero, fresco, rústico y educado al paladar. La verdad que al ser tan suave acompaña muy bien cualquier elección de platos que vayáis a disfrutar.
En el tema comida intentamos ir de listos y ojear la carta por internet esa misma mañana para tener un poco claro lo que queríamos comer, pero al llegar e intentar pedir lo que creíamos que era lo ideal para disfrutar al mínimo de la casquería, reculamos. Dimos un paso adelante y dejamos que nuestros anfitriones decidieran por nosotros. El mismo Javi Estévez fue el que decidió casi al 100% lo que íbamos a comer. Lo del 100% más que nada lo digo porque uno de los tratos que hice con mi cómplice de experiencias, era que ella se comía el “Steak Tartar” y yo pedía lo que quisiera, sino no venía ni de coña. Pues esos fueron los parámetros que le dimos a Javi Estévez, el “Steak Tartar” y un plato ya eliminado de la carta “Fideuá #Tripas de Bacalao #Mejillones” eran inamovibles, lo demás era su elección y sorpresa hacia nosotros. Qué bien que hicimos y que bien que seleccionó nuestra experiencia.
Empezamos con el aperitivo. “Lengua de Cerdo con Aceitunas aliñadas”, textura parecida a la del “Lomo Embuchado” pero de sabor peculiar y nada desafiante.

IMG_7249“Lengua de Cerdo con Aceitunas Aliñadas” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un extra para nosotros ya que nunca lo hubiéramos pedido. Curioso y rico. Un aspecto divertido al igual que la lengua de cerdo ha sido la presentación. Un mini palé de madera con un papel sulfurado y serigrafiado con un texto curioso que invito a leer…

IMG_7264Un poco de lectura @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Y aquí empezamos con las sorpresas. Un tarro de “Perdiz #Manzana #Oloroso”, que básicamente es una crema o paté de perdiz con manzana y gelatina de oloroso servido con tostaditas que te explota en el paladar y te avisa de que lo que viene no es un juego, sino un placer donde disfrutar al máximo.

IMG_7258“Tarro de #Perdiz #Manzana #Oloroso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Seguidamente nos acercan unos tacos de “Morro #Encurtidos #Anchoa”. Odio el morro de cerdo y las manitas y cualquier parte de este animal que sea gelatinosa… ¿he dicho odio? Me refería que odiaba estas partes del animal. Qué tacto al cocinar estos elementos y combinarlos para que la gente como yo cambiemos de parecer y empecemos a disfrutar de las cosas básicas tal y como son. La textura del morro, el sabor de la anchoa y los brotes marinados dentro de ese taco quemado a soplete para que la mantequilla se impregnara al máximo, son la hostia.

IMG_7267“Taco de #Morro #Encurtidos #Anchoa @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una vez devorado el taco, Javi nos pregunta cómo queremos de picante el “Steak Tartar” ya que es el siguiente plato y discrepamos en nuestra elección. “Steak #Papa Violeta #Brotes”. Ella lo quiere suave y yo lo quiero a niveles de picante de campeonato estatal. Pues mira por donde, aunque le dije que hiciera lo que la dama pedía, el fue por libre y nos contentó a los dos. Mitad no picante y mitad picante, detallazo.

IMG_7275“Steak Tartar #Steak #Papa Violeta #Brotes @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El plato es curioso al venir presentado dentro de un hueso de tuétano partido por la mitad para abarcar el elemento en cuestión. Cortado a mano, servido con unas chips de patatas moradas y con un sabor espectacular han satisfecho las necesidades de comer este plato ya que es uno de nuestros favoritos ahí donde vayamos.
Otro plato y otra sorpresa, “Rabitos #Anguila #Queso”. Un plato peculiar con tres rabitos de cerdo cocinados durante toda la noche y deshuesados para nuestro placer, con trocitos de anguila ahumada y queso.

IMG_7286“Rabitos #Anguila #Queso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Sé que es uno de los platos más comentados de dicho alquimista de sabores, ya que en casi todas las publicaciones que he encontrado hablan de él. Para que nos vamos a engañar, eres un crack tío, lo has bordado. Un plato de excelencia en todos los sentidos, y lo digo yo que las cosas gelatinosas siempre me han echado atrás. Gracias.
Ahora uno de nuestras solicitudes, “Fideuá #Tripas bacalao #Mejillón”. Presentado en una flanera y con fideos gordos sin tostar, pensamos que la hemos cagado al pedir el plato más simple de toda la carta. Joder que ilusos que somos y que prepotentes a adelantarnos a los acontecimientos.

IMG_7291“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El fideo aunque no tostado esta cocinado al punto, mezclado con trocitos de coliflor, tripas de bacalao y mejillones cortados por la mitad con un sabor combinado en general para matar. La gelatina de las tripas te persigue durante toda la velada pegándote los labios y jugando para despegarlos todo el rato.

IMG_7294“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Llegados a este punto nuestro camarero nos pregunta si ya pasamos a los postres o si nos atrevemos a algo más. Mi respuesta debería de haber sido la más normal del mundo y decir “postres”. Pues no, listo de mí ataco a lo aprendido de la carta y le digo de completar con una “Croqueta de Jamón” y un “Ravioli de Ropa Vieja”:
La croqueta presentada totalmente opuesta a lo que nos podamos imaginar, con una textura de la bechamel de campeonato y un sabor correcto, hubiera sido una buena elección para empezar la bacanal, pero no para terminarla.

IMG_7312“Croqueta #Jamón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El ravioli, aunque muy bien estructurado y presentado, carecía del efecto guau que nos ha ametrallado con todos los otros platos que hemos disfrutado.

IMG_7304“Ravioli #Ropa Vieja” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Realmente estos dos platos sobraban en esta ocasión, ya que la verdad los pedimos por agonía de probar cuanto más mejor. Nunca pensamos que podemos volver y disfrutar de otros platos y los queremos todos en una sentada.
Para finalizar ya con la visita pedimos un postre curioso. Después de contarnos los cuatro que tenían más una selección de quesos, decidimos dejarlo otra vez en sus manos y dejar que eligiera el postre más curioso y así lo hizo.
“#Naranja #Plátano #Galleta”. Presentado en el mismo hueso de tuétano que el “Steak Tartar”, traen unos trozos de plátano cocinados al vacío, con una crema de naranja y helado de galleta. Si no me equivoco creo que he entendido que le llaman “la papilla”. Que os voy a decir, acojonante.

IMG_7330“Naranja #Platano #Galleta” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una experiencia de principio a fin recomendable. Servicio cercano y sincero, producto excelente y con las cosas por delante. Camareros con tiempo para explicarte y aconsejarte para que puedas disfrutar al máximo de la visita. Y un chef Javi Estévez en todas las posiciones, cocinando, aconsejando, sirviendo, recibiendo y relaciones públicas.

IMG_7315Javi Estévez en su cocina @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Los que me conocéis sabéis que me cuesta alabar el trabajo o esfuerzo de muchos, pero voy a deciros que este cocinero es estupendo. Un trato personal y sincero hacia el cliente sin la prepotencia que marca a muchos cuando llegan a lo más alto de sus carreras. No quiero decir que el haya llegado a lo más alto de su carrera, sino que aunque está creciendo y aprendiendo del día a día, no muestra los índices de prepotencia de cualquiera que haya pasado por televisión y quiera ser alguien.

IMG_7349La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

( Comida curiosa para dos con botella de vino €83.70, teniendo en cuenta que los dos somos unos ansias y queremos comernos la carta entera el primer día )

Entras serio y sales más contento que su propia burbuja… La Burbuja Que Ríe.

La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Hace unos doce años aterricé por primera vez en Madrid. Solo era para un par de días ya que un amigo y yo estábamos de ruta gastronómica por España y el tiempo era limitado en cada ciudad. Como no, la cosa se torció y ni dos días ni nada, al final fueron cuatro ya que perdíamos el AVE a Valencia cada vez que íbamos a Atocha. Hay que decir que llegábamos a la estación tres horas después de que el tren hubiera partido… no preguntéis.
Dentro de estas andanzas, uno de los primeros restaurantes donde comí en Madrid y que tiene un sentimiento especial para mí, es “La Burbuja Que Ríe” en la calle Ángel numero 16. Un restaurante asturiano que desde hace años no deja a nadie indiferente.

IMG_6282La Burbuja Que Ríe @ C/ Ángel nº16, Madrid.

Cuando entras parece el típico restaurante de menús por la disposición de las mesas con una decoración intentando imitar las sidrerías de los pueblos asturianos más escondidos. Pero cuando sales solo piensas en lo bien que has comido y lo bien que lo has pasado. Una experiencia de lo más agradable en todos los sentidos.
Hace unos días estando de día libre y sin rumbo alguno terminamos en la zona de la Latina donde queríamos tomar unas cañas. No se sabe cómo nos desviamos un poco de la idea principal y terminamos tomando unas sidras en “La Burbuja”.

IMG_6255Uno de los culpables de que no nos quisiéramos marchar… ¡me refiero a la sidra, no al camarero! @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Y como no, unas sidras se convirtieron en “siéntate en una mesa y come unos cuantos platos”. Supongo que fue el efecto de la sidra…
Nos acercaron la carta y empezamos a ojearla. Ninguno de los dos tenía claro que pedir, cosa que estaba complicando y atrasando el servicio de nuestro fantástico camarero ya que cada vez que venía a coger la nota se iba con la libreta en blanco. Al final y gracias a las casualidades del destino, vimos una pizarra colgada justo en la pared de nuestra mesa donde ofrecían un menú con una combinación excelente.

IMG_6251Menú cerrado @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El menú consistía en una “Tabla de Quesos Asturianos”, “Navajas a la Plancha”, “Mejillones a la Sidra”, “Entrecot de Buey +/- 300 grms” y como no otra “botella de Sidra” por 39€.
La “Tabla de Quesos Asturianos”, a parte de ser bastante grande, tenía una buena variedad en la que no podía faltar ese “Cabrales” tan estupendo.

IMG_6257“Tabla de Quesos Asturianos” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Las “Navajas a la Plancha” con una súper picada de ajo y perejil estaban en su punto, pero para mi gusto con demasiado aceite cosa que no me alegraba mucho.

IMG_6261“Navajas a la Plancha” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Los “Mejillones a la Sidra” abundantes en cantidad y con un jugo perfecto. Desgraciadamente varios estaban cerrados y se quedaron tristemente abandonados dentro de la olla.

IMG_6265“Mejillones a la Sidra” @La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El “Entrecot de Buey”, con sus patatas fritas y pimientos del padrón terminaron de satisfacer nuestras ansias de comer. Cuando nos acercaron el plato de metal salpicando las gotas de la carne cocinándose, nos aceleramos a poner todos los trozos encima de las patatas para que no se siguiera cocinando y así comernos la carne como más nos gusta, muy poco hecha. Súper sabrosa.

IMG_6270“Entrecot de Buey” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Evidentemente después de dos botellas de sidra y de semejante cena improvisada, no pudimos hacer honores a ningún postre. Nos terminamos la sidra que nos quedaba mientras podíamos ver como el restaurante ya se había llenado a rebosar y tenía ya la barra petada y una lista de espera en la entrada.

IMG_6278Interior del restaurante poco antes de irnos @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El servicio siempre ha sido de lo más agradable aunque tengan el local abarrotado, la comida perfecta calidad precio y el ambiente inmejorable.
Aunque hayan pasado tantos años de mi primera visita, cada vez que entro en “La Burbuja” me traslado a esa época, ya que pocas cosas han cambiado en su interior.

( 1 botella de sidra + un menú para dos con otra botella de sidra unos 43€ )

Decid al capitán que me voy a comer un menú al Club Nàutic de Vilanova…

Club Nàutic Vilanova.

Normalmente los clubes náuticos son lugares para gente con un nivel económico bastante alto ya que pueden ser solo para socios o te sirven unos mariscos y pescados frescos de alta calidad.
En este caso nos place comentar que en nuestra visita hemos podido disfrutar de entrar sin ser socios y de no sufrir a la hora de pagar.
La visita fue en el Club Náutic de Vilanova i la Geltrú. Un lugar con vistas al muelle deportivo donde podréis apreciar distintos barcos, yates y algo de mar.

IMG_1177Cub Nàutic Vilanova @ Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Como era una visita no programada e iba invitado por unos amigos decidimos ir a menú del día.
Al principio no encajé mucho los platos que ofrecían ya que no tenían nada que ver con un pueblo pesquero, pero gracias a dios aparecieron dos opciones muy apetecibles en ese momento, Mejillones a la Marinera y Arroz Caldoso con Galeras.
Cuando nos llegaron los entrantes, lo primero en lo que nos fijamos fue en el volumen, una fuente de mejillones para cada uno que hubiéramos compartido entre los tres, no eran los ya clásicos mejillones a la marinera, si no que era una versión del cocinero que estaba trabajando. Aun así estaban bastante buenos y frescos.

IMG_1148Mejillones a la Marinera @ Cub Nàutic Vilanova, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Con el arroz caldoso ocurrió algo semejante… una olla entera para tres!
Hacía años que no comía galeras y tenía unas expectativas bastante altas, error. El arroz aunque estaba cocinado en su punto y con el caldo adecuado, carecía de sabor, las especias y otros aderezos ocultaban el gran sabor que dejan las galeras en un buen “suquet”.

IMG_1154Arroz Caldoso con Galeras @ Cub Nàutic Vilanova, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Lo acompañamos con vino blanco de la casa bien fresquito.
Aunque el restaurante necesitaría ser modernizado un poco y ocultar las vitrinas de helados de marcas populares que dan más imagen de chiringuito que de restaurante de calidad. Vale la pena pasarse a comer un menú.

(Menú del día €12.90 todo incluido)