¿El mejor cocido de Valencia?… Los Madriles Nueva Taberna.

Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Tener conocidos con restaurantes propios puede complicar tus visitas a estos. Hace ya tiempo que queríamos visitar un restaurante en Valencia al que tenemos mucho cariño ya que un miembro de nuestra familia es unos de los dueños y aparte ayudamos en su día de apertura a que todo fuera redondo y correcto. Siempre que hemos querido ir ha hecho todo lo posible para evitarlo y entre una cosa u otra hemos tirado de recuerdos hasta que hace muy poco se atrevió a invitarnos a su cumpleaños y terminamos comiendo en su restaurante.
Os preguntareis que por qué evitaba tal situación, pues muy fácil, no ha parado de decir que todos nuestros comentarios siempre son buenos y que nunca hacemos una crítica real de la situación… solo con este comentario demuestra que nos lee poco y que realmente no se ha dado cuenta de que pelos en la lengua no tenemos. Tras escuchar tal blasfemia hacia nuestros escritos, le prometimos que si tal era su opinión ¿por qué no nos dejaba ir a visitar su restaurante? Si todo lo que escribimos es positivo esto sería un plus para que escribiéramos bien de su restaurante, ¿no?
Como buen amigo le prometí que sería de lo más crítico posible y que esta vez no tendría la poca decencia de decir que todo lo que escribimos es bonito… bienvenidos a la “Los Madriles Nueva Taberna” en Valencia, donde supuestamente se sirve el mejor cocido de Valencia, o según él, del mundo.

thumb_IMG_9609_1024 2Los Madriles Nueva Taberna @ Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Situado en la avenida del Reino de Valencia numero 48, nos encontramos con un establecimiento conocido antiguamente y antes de su reapertura por “Los Madriles”. Un restaurante regentado por una pareja que con sus dotes culinarios y cariño al producto colocaron a este pequeño restaurante en el mapa valenciano. Desgraciadamente hace unos años por el acoso de la crisis cerró y dejó paso a una nueva generación que en vez de empezar de cero y hacer un establecimiento totalmente apartado del anterior, resucitaron a Los Madriles dándole un aire retro del momento y cuidando cada detalle para que los Madriles volviera a ser un referente valenciano.

thumb_IMG_9605_1024 3Los Madriles Nueva Taberna @ Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Renombrado Los Madriles Nueva Taberna tienen una gran variedad de platos y tapas con las que enamoran a todos los que los visitan pero por lo que realmente están siendo conocidos es por su especialidad, uno de los platos más conocidos y queridos por los madrileños, el cocido.

Vamos a llevarnos bien… uno de nosotros es catalán enamorado de la “escudella”, pero adoptado por los madrileños y la otra fanática del cocido, por lo que si nos vas a vender supuestamente uno de los mejores cocidos del mundo, te la juegas.

Recuerdo que hace un par de años uno de nosotros tuvo la primera oportunidad de probarlo y lo encontró triste, sin cuerpo, demasiado claro, con falta de esa grasa que alimenta y alegra cualquier cocido. Era original, pero en ningún momento quitaba el aliento y te bombardeaba el cerebro con ganas de volver a repetir. Un plato bien decorado y con unas pautas marcadas que semejaban a los del cocido más conocido. Pero aún así no era de campeonato, lo sentimos amigo.

Pero eso fue hace un par de años…

thumb_IMG_9614_1024 3Vermut Izaguirre @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

A nuestra llegada al restaurante nos tomamos unos vermuts en la terraza mientras los chicos del equipo terminaban de preparar el turno y también para abrir un poco el apetito.

thumb_IMG_9619_1024 3El mensaje @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Una vez listos entramos en el restaurante y nos sentamos en una mesa donde un mensaje en la pared nos alertaba de que a lo mejor no era muy buena idea comer un cocido.

Empezamos con un vino tinto “Azpilicueta” y los entrantes.

thumb_IMG_9635_1024Croqueta de Cocido @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

El primero en llegar fue una “Croqueta de Cocido”. Un rebozado fino con un relleno muy sabroso y de consistencia adecuada. Le faltaba un poco de sal, pero la verdad que el producto se notaba que era de muy buena calidad y que detrás hay un mimo al hacerlas.

thumb_IMG_9632_1024Bonito con Hinojo @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

El segundo que nos acercaron, pero que no era para los que comíamos cocido sino que era para otra persona que iba por el menú de arroz, fue “Bonito con Hinojo”. Suave, con una textura muy fina y con un sabor dulce y agradable. No era para nosotros pero lo tuvimos que catar.

thumb_IMG_9642_1024 3Canelón @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Lanzándonos ya a las cosas serias nos trajeron lo que iba a ser el principio de nuestra jornada de cocido. Un plato hondo con un canelón en el medio relleno de carne de cocido desmenuzada y limpiada para que sea de fácil degustación.

thumb_IMG_9648_1024Canelón con Caldo @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Y seguidamente te sirven uno a uno el caldo que rodea al canelón. Las indicaciones son claras, “si queréis mas caldo solo tenéis que pedirlo”. Esto empieza a pintar bien.

Este era el momento que estábamos esperando, “El Caldo”. Un antiguo recuerdo nos daba la imagen de un caldo claro y sin cuerpo como hemos comentado antes, pero ahora el color ya es otra cosa y por lo poco que la vista nos pueda engañar, parece ser que la textura también… pero aún no lo hemos catado.

thumb_IMG_9659_1024 3Canelón con Caldo @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Antes de continuar le pedimos a Jorge, uno de los chicos que nos cuidaban ese día y que está desde los inicios, que nos sacara ya “Los Garbanzos”, “Vegetales” y “La Carne” ya que nos gusta mezclarlo todo y disfrutarlo a lo grande sin llenarnos demasiado con el caldo.

Una vez tuvimos todo en la mesa empezó la bacanal… ¿sería mejor de lo que recordábamos?

Llamarnos vendidos, pero realmente lo es. Decimos lo es porque desde que lo hemos vuelto a probar hasta hoy no creemos que hayan cambiado otra vez al antiguo, se les nota el rodaje y la experiencia.

Un caldo consistente con cuerpo y un sabor profundo y dulce que pide competir con los mejores cocidos de la zona. Si lo juntamos con el canelón relleno de carne la diversión está asegurada. Muy bien las primeras impresiones, pero ahora falta catar lo demás.

thumb_IMG_9645_1024 2Los Garbanzos y Canelón con Caldo @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Los garbanzos, correctos y en el punto de cocción que nos gusta, semi duros, que no se deshacen al tocarlos.

La bandeja de carne y vegetales, visualmente impresionante, todo muy bien colocado y con un olor a recién salido del horno que perfuma la sala. Si, habéis leído bien, recién salida del horno. Una vez terminan de cocinar el caldo separan los productos que van a aprovechar y los asan al horno para dar ese punto de caramelizado tanto a la carne como a los vegetales que tanto nos gusta. La carne más tierna imposible.

thumb_IMG_9666_1024 3Bandeja de Carne y Vegetales @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Entre los vegetales nos encontramos zanahoria, patata y boniato entre otros.

Y la carne, pues tocino ibérico, chorizo y morcilla entre muchos más.

La verdad que la cosa había cambiado, perdón, ha cambiado y ha mejorado sustancialmente hasta el punto de querer repetir una y otra vez. El caldo junto con el tocino ibérico caramelizado te deja una textura en la boca tal cual el jamón ibérico, de esas que te encoge y hacen aparecer lagrimillas de placer. Una combinación de productos de muy buena calidad que junto la experiencia de los últimos años han hecho que mejoren en todos los aspectos y posicionen a Los Madriles en el mapa de los amantes del cocido.

thumb_IMG_9623_1024 2Los peques también tienen su espacio @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

¿El mejor del mundo? Creemos que todavía no están en ese eslabón, pero si siguen así nunca se sabe, pero nos atrevemos a decir que es el mejor cocido de Valencia con diferencia.

Nos olvidábamos, ¿recordáis que en los entrantes habíamos comentado que una persona no iba con el menú de cocido? Pues después de los entrantes esto fue lo que le trajeron.

thumb_IMG_9640_1024 2Crema de Calabaza @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

“Crema de Calabaza”, coronada con picatostes y queso azul. Una textura fina y de un sabor intenso y agradable.

thumb_IMG_9674_1024 2Arroz Caldoso de Calamar de Playa y Bogavante @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

“Arroz Caldoso de Calamar de Playa y Bogavante”. Me sabe mal por Raquel que es quien pidió este menú, ya que entre todos los de la mesa lo devoramos sin dejar ni un grano en la olla, estaba espectacular.

Terminados y más llenos que un luchador de sumo, salimos a la terraza donde nos sirvieron los cafés y en plan obsesión por comer, los postres.

thumb_IMG_9684_1024 2Torrijas con Helado de Vainilla y Miel @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

“Torrijas con Helado de Vainilla y Miel”, cargadas de canela y hechas de bizcocho fueron las ganadoras de este round. Riquísimas.

thumb_IMG_9686_1024Manzana Asada con Helado de Vainilla @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

“Manzana Asada con Helado de Vainilla”. La manzana muy bien cocinada combina muy elegantemente con el helado.

thumb_IMG_9695_1024 3Piña Caramelizada y Bañada en Mistela @ Los Madriles Nueva Taberna, Avenida del Reino de Valencia nº48, Valencia.

Y aquí llegamos al que posiblemente levanto más polémica en toda la comida, “Piña Caramelizada y Bañada en Mistela”. La verdad que nos decepcionó bastante, no estaba nada caramelizada y encima estaba demasiado bañada con mistela y si le juntas que estaba verde y dura ya matamos al apuntador.

Lo sentimos, tal y como dijimos al principio íbamos a ser muy críticos e íbamos a escribir lo que realmente nuestra experiencia fue. Un sin fin de placeres que aunque un postre no funcionó, nos dejó con el gusanillo de repetir una vez nos dejen regresar.

Una experiencia que vamos a repetir le guste a mi amigo o no.

( Productos de mercado juntados y mezclados en forma de cocido y otros manjares por solo 17,00 € entre semana y 19,00€ e fin de semana por persona incluido el postre y el pan… nuestro vino 17,00€ )

http://www.losmadrilestaberna.com

Una bomba calórica en modo degustación…

«Restaurante Malacatín desde 1895, C/ Ruda nº5, Madrid».

Cuando hablamos de Madrid a lo que comida se refiere nos vienen a la cabeza una variedad de platos, como los callos, los bocatas de calamares, chocolate con churros entre muchos más, pero sobretodo el cocido madrileño.
Muchos son los que quieren venderlo y posicionarse entre los mejores, pero muy pocos lo logran. Uno de los que lo llevan logrando desde hace décadas es el “Restaurante Malacatín”, situado en el corazón del rastro a pocos metros de la plaza de Cascorro en la calle Ruda nº5. Un restaurante que presume de más de 100 años de historia en los que ha saciado las hambrunas de los amantes de dicho cóctel de calorías infinitas durante gran parte de su trayectoria.
Después de mucho tiempo queriendo visitarlos y nunca encontrando el momento, me dieron una sorpresa muy grata el día de mi cumpleaños cuando me acercaron a deleitar mi paladar a dicho restaurante.

IMG_3840.JPG«Restaurante Malacatín» @ C/ Ruda nº5, Madrid.

Hasta que no llegas delante de su puerta no empiezas a darte cuenta de la importancia y cariño que le han puesto en cada detalle, pero una vez dentro es cuando ya sabes que estás en el lugar adecuado para saborear el famoso “Cocido Madrileño”.

IMG_3845.JPGInterior «Restaurante Malacatín» @ C/ Ruda nº5, Madrid.

Como este día estaba repleto de sorpresas culinarias, no podíamos arriesgarnos a comernos un cocido entero. En el “Malacatín” te dan la opción de saborearlo en la barra estilo degustación. Te lo sirve un camarero de los de toda la vida que se conoce a casi todos los que entran, y que se asegura que la experiencia sea tan buena que quieras repetir.

IMG_3857.JPGCaldo del menú degustación de cocido @ «Restaurante Malacatín», C/ Ruda nº5, Madrid.

La degustación se compone de una taza bien caliente de caldo de cocido y un cuenco de cerámica relleno con morcilla, chorizo, repollo, garbanzos, ternera y tocino, energía pura en un plato.

IMG_3859.JPGCocido madrileño @ «Restaurante Malacatín», C/ Ruda nº5, Madrid.

Acompañamos dicha experiencia con una copita de vino tinto Ribera del Duero.
Aparte de la degustación de cocido tienen una gran variedad de productos y degustaciones diferentes que seguramente valen la pena catar.

IMG_3854.JPGCarta de la barra @ «Restaurante Malacatín», C/ Ruda nº5, Madrid.

La verdad que entre las decoraciones de la barra y la sala, el local repleto hasta arriba de gente comiendo cocido, el ambiente familiar, un producto excelente y la buena atención que recibes no dejan duda a que tarde o temprano volverás a visitarlos.

IMG_3865.JPGInterior del restaurante@ «Restaurante Malacatín», C/ Ruda nº5, Madrid.

Los únicos inconvenientes que encontré en esta visita fue la incomodidad de estar al lado de la puerta donde cada dos segundos alguien abría para intentar hacerse paso hacia alguna mesa, cosa que dificultó bastante el poder estar tranquilo y relajado, y algo de acumulación de restos en algunos puntos de la barra.

Calidad precio excelente.

( 8.00 € aprox. por persona degustación y vino)

Cocido Montañés sin fin, en el Restaurante La Solana…

La gastronomía de nuestro país, aparte de ser muy amplia, también es exagerada. Depende de donde vayas, te ponen un platito microscópico, o una olla delante de ti, con la amenaza de no levantarte hasta que no te lo termines todo. En este caso, nos sentamos delante de un perol, con la simple amenaza de que se tenía que ver la parte baja metálica del mismo. Estamos locos?

Nuestra visita ha sido en el restaurante La Solana, en Bárcena Mayor, al lado de Santander. Un restaurante en un pueblo de encanto, con su río, casitas de piedra reformadas y calles sin asfaltar. El restaurante se sitúa justamente en el centro del pueblo. Una edificación muy de la zona, pero al entrar le falta ese mismo encanto que se ve por las calles. Un lugar donde recordamos esas largas esperas cuando éramos pequeños e íbamos con nuestros padres de domingo al restaurante de moda para las familias.

IMG_2238Restaurante La Solana @ Bárcena Mayor, Cantabria.

Después de 45 minutos esperando, y una sidra típica de la zona de Cantabria en nuestros cuerpos, nos acomodaron en la parte alta del restaurante, donde más familias con niños nos esperaban. La verdad que el cambio de escena fue agradable, ya que era un poco más rustico que la parte de abajo. Como tuvimos tiempo de darle un vistazo a la carta antes de llegar a nuestra mesa, ya sabíamos lo que cada uno de nosotros íbamos a pedir, así que al acercarse la camarera le soltamos toda las necesidades de golpe.

IMG_2230Sidra típica de Cantabria @ Restaurante La Solana, Bárcena Mayor, Cantabria.

Lo primero fue una botella de Rioja crianza, con el que nos acercaron un aperitivo, ya que nos vieron hambrientos por el rato pasado en la barra del bar.
La comida empezó con un cocido montañés típico de la zona. Una mezcla de judías, berza, chorizo, morcilla de la que se usa en la fabada, morcilla de arroz, costillas adobadas y tocino, mucho tocino. Cuando tienes mucha hambre y te traen semejante manjar, te crees que vas a poder con todo, pero no, ni con mis mejores intenciones logré alcanzar la meta que me había marcado.

IMG_2244Cocido Montañés @ Restaurante La Solana, Bárcena Mayor, Cantabria.

Aun así, después de comerme tres platos, y mis acompañantes hacer también un buen intento, vimos como la camarera se llevaba otra vez hacia la cocina nuestras sobras, para dar paso a los segundos, sí los segundos.

IMG_2245Cocido Montañés @ Restaurante La Solana, Bárcena Mayor, Cantabria.

En mi caso, me pedí unas chuletas de jabalí, acompañadas por unas patatas fritas caseras. Desgraciadamente, después de haberme comido semejante entrante, las chuletas de jabalí, aunque eran pequeñas, parecían esos trozos de carne que los «Picapiedra» comían en sus desayunos. Dos de las chuletas estaban cocinadas perfectamente a ese punto donde la carne se queda tierna, y puedes apreciar el color rojizo en su interior. Con un sabor no muy fuerte. Las otras dos, sobre cocinadas y secas.

IMG_2250Chuletas de Jabalí, Solomillo de Vaca Tudanca y Venado estofado @ Restaurante La Solana, Bárcena Mayor, Cantabria.

Mis acompañantes pidieron solomillo de Vaca Tudanca, con salsas aparte de Queso Picón o Foie, que la verdad estaba riquísimo, aunque las salsas estaban aguadas. Y estofado de Venado en salsa de tomate, muy tierno y rico.
Lo de los postres ya fue por pedir, ya que los segundos nadie se los terminó. Será verdad eso que dicen de que siempre se deja un espacio para los postres? Pues no, en nuestros estómagos no había espacio ni para un grano de arroz. Aun así, nos trajeron una cuajada con miel, un pastel de chocolate y una quesada. Postres de grandes dimensiones también, pero sin nada especial en ellos.

IMG_2252Quesada @ Restaurante La Solana, Bárcena Mayor, Cantabria.

La verdad, que como ya he dicho, la experiencia era un vago recuerdo de los restaurantes familiares de antes. Pero un sitio donde si te has levantado temprano para ir a por setas, caracoles o simplemente para llegar al pueblo andando, vale la pena visitar. Ya que después de los platos consumidos, tendrás energía suficiente para perderte por sus bosques.

Comimos de menú, tres de ellos a €20, y el otro a €12. Todos los platos del menú están en la carta. Calidad precio buena, raciones exageradas.