Celso y Manolo… esperábamos más…

Tasca Celso y Manolo, Calle Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Me encanta que de vez en cuando me lleven a sitios que no conozco ya que si no fuera de esta manera posiblemente no los conocería. Cada vez que ocurre me siento como un niño pequeño el día de reyes, emocionado y con expectativas de que va a ser un sitio y una comida estupenda, pero a veces ocurre totalmente lo opuesto a lo que esperamos.

celso y manolo 3Tasca Celso y Manolo @ C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Adentrándonos en la zona de chueca en Madrid, donde varios restaurantes brillan por su calidad y sus precios populares, nos encontramos con un establecimiento precioso y curioso. Desde fuera solo puedes entrever el nombre y un poco la carta, pero si vas por la acera equivocada posiblemente ni te fijes.

celso y manoloDetalle de barra @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una vez dentro su inmensa barra de mármol te da la bienvenida y te invita a sentarte y tomarte un vermut en ella. La verdad que hasta el momento la visita prometía bastante. Una barra repleta de vasos de Martini preparados para todos aquellos que quisieran tomarse un vermut y disfrutar del espacio y ambiente tal y como lo hacían en los 50, con una música espectacular e ideal para la ocasión. A nuestra llegada solo éramos 3 parejas en la barra y nadie en las mesitas, cosa que nos invitó a querer sentarnos en una mesa y tantear un poco la carta. Desgraciadamente como en esta ocasión era una sorpresa todo lo que iba a degustar, mi acompañante no me dejó ojearla hasta que no terminamos de comer.

celso y manoloVermut @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Para empezar nos pedimos un vermut y un refresco. El vermut la verdad que estaba espectacular, preparado con cariño y con un sabor a los auténticos Martini de los años atrás que enamora.
A lo que comida se refiere solo pedimos tres platos, y menos mal…
El primero fue una “Tortilla de Bacalao” 6.50€, que quienes nos leéis más a menudo sabéis que es uno de nuestros pescados preferidos y lo degustamos en cada ocasión que tenemos. La tortilla era básicamente bacalao y huevo, sin más, ni cebolla ni nada por el estilo que le pudiera dar un toque diferente. De sabor era igual que una tortilla a la francesa con el toque del bacalao en alguna ocasión y con el regustillo del huevo quemado, ya que en una de las caras se pasaron de cocción.

celso y manolo 30Tortilla de Bacalao @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una de las cosas que me extrañó fueron los tiempos que necesitaron para sacar los platos. La tortilla tardó unos 10 minutos en sacarla, cosa que nos extrañó ya que éramos los únicos clientes pidiendo comida en ese momento. Hasta que no terminamos la tortilla y pasaron otros 5 minutos no nos sacaron la segunda elección. Comento esta situación más que nada porque sus raciones no es que sean de lo más grande, son más bien limitadas por el precio que tienen.

celso y manolo 26Atún Rojo de Zahara con Foie @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

La segunda elección llego a la mesa con bengalas y confeti por nuestra parte, ya que en teoría era el plato por el que me habían acercado a visitar Celso y Manolo, “Atún Rojo de Zahara con Foie” 20.50€. Un platito bastante pequeño con un trozo de atún de unos 100 gramos coronado con una suculenta ración de foie y acompañado de unas pocas patatas fritas de churrero artesanas. El atún que era el elemento principal pasó a ser el tercer elemento, ya que el foie y las patatas le daban mil vueltas. El atún tenía en casi toda su superficie unas betas como si de un entrecot de mala calidad se tratara que dificultaban su consumo. La verdad que esperaba un producto excelente por el precio al que nos lo vendieron.

celso y manolo 21Taquitos de Chuletón @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una vez terminado el atún y pasados unos minutos para no perder la costumbre de hacernos esperar llegó el tercer y último plato, “Taquitos de Chuletón” 9.75€. La carne con un sabor bastante bueno tenía una dificultad, le ocurría lo mismo que al atún, estaba lleno de betas que dificultaban su consumo y se quedaba en la boca dando vueltas ya que tragarlo era complicado.
Para la comida nos pedimos una copita de “Viña Real” que creímos que era lo más adiente para estos platos, aromas intensos a frutas maduras complementados con sutiles notas de maderas finas de roble.

celso y manolo 12Los toritos de la pared @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

El establecimiento es estupendo, la música absolutamente genial, el servicio un poco lento pero muy agradables, los productos no corresponden a la calidad que esperas y los precios de los productos por esta razón estan desorbitadamente fuera de lugar a la alza.
Supongo que en alguna otra ocasión me dejaré caer otra vez por este lugar, ya que habré sido el cliente con más mala suerte de ese día y seguro que todo saldrá muchísimo mejor.

(Una visita sobre preciada con dos bebidas alcohólicas, dos refrescos y tres tapas… 53.09€ )

Anuncios

Maru, un tímido Coreano en el barrio más osado de Madrid…

Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Hay comidas que se salen de lo común en nuestras vidas ya sean sabores extraños para nosotros, picantes excesivos o simplemente que estamos acostumbrados a un huevo frito y unas patatas que de vez en cuando se acompañan con un buen trozo de carne, pero de vez en cuando hay que arriesgarse y salirse de la monotonía. En nuestro caso nos salimos de la monotonía casi todos los días, por lo que un huevo con patatas es lo más.
Después de regresar de las vacaciones hemos accedido a seguir con lo nuestro y visitar algún rincón nuevo para nosotros. En este caso hemos regresado a la zona de chueca donde la variedad de ofertas gastronómicas te ataca sin piedad a cada paso que das y de vez en cuando te sorprende de lo que puedes encontrar. En esta ocasión hemos ido a lo asiático y nos hemos adentrado en el restaurante Maru. Un coreano en el corazón de chueca que desde hace unos 5 años intenta abrirse un hueco entre todos aquellos que se pasean por la calle Reina de Madrid.

Restaurante coreano maru chueca madrid 1Restaurante Coreano Maru @ C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

La verdad que desde fuera no llama mucho la atención y una vez que entras tampoco te sorprende la decoración, pero esto te deja entrever la sencillez de sus dueños. Una familia coreana que llegó a España hace ya bastantes años y que desde que abrieron el restaurante han intentado acercar un poco la gastronomía de su país a los españoles y turistas de la zona.

Restaurante coreano maru chueca madrid 3Detalle interior @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Lo más llamativo del restaurante son sus mesas. Unas mesas de cuatro comensales con un quemador eléctrico o barbacoa en medio de ellas. Los franceses lo hacen con la fondue o raclettes y los coreanos con la barbacoa plantada en medio de la mesa.

Restaurante coreano maru chueca madrid 2Detalle de barbacoa en mesa @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Como la visita era para el medio día íbamos con ganas de batalla y probar alguna cosa nueva, sin tapujos ni perjuicios. La carta con bastante selección de entrantes, primeros y platos para compartir está repleta de imágenes de los platos nombrados para facilitar la decisión de los comensales.
Con los entrantes fuimos con una recomendación de las “Mandu-Gyoza”, que son unas empanadillas de carne con un topping de cebolla caramelizada y con uno de los platos nacionales más conocidos de corea, “Kimchi” que es una ensalada de col china fermentada bastante salada y picante.

Restaurante coreano maru chueca madrid 4Mandu-Gyoza @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Las “Mandu-Gyoza” ( 6.00 €, 4 piezas ) son ideales para todos aquellos a los que no les gusta arriesgar. Empanadillas rellenas de carne picada con un sabor agradable y un final suave.

Restaurante coreano maru chueca madrid 5Kimchi @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

El “Kimchi” ( 4.00 € ) que normalmente es un plato complicado debido a su exceso de picante y sal nos ha sorprendido al no encontrar ninguno de estos elementos en exceso. Para nada estaba salada y el toque de picante es el perfecto para todos aquellos que no son fanáticos de este condimento pero que quieren arriesgarse en probar nuevos sabores. Una vez lo pruebas no paras hasta que lo terminas, aunque lo vayas dejando en segundo plano siempre regresas a picar un poco más.
Para los segundos empezamos otra vez con un par de recomendaciones, el “Je Yuk Bo Kum” y el “Bulgoki”.

Restaurante coreano maru chueca madrid 6Je Yuk Bo Kum @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

El primero, el “Je Yuk Bo Kum” ( 13.50 € ) son tiras de panceta de cerdo cortadas muy finamente con zanahoria y cebolla con una salsa de guindilla dulce. Tiene un sabor muy peculiar y un toque casi inapreciable de picante que aparece al final de cada bocado.

Restaurante coreano maru chueca madrid 7Bulgoki @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

El “Bulgoki” ( 14.50 € ) son unas tiras de ternera marinadas con una salsa de soja. Sabor agradable y dulzón, con una carne que se deshace a cada bocado.

Restaurante coreano maru chueca madrid 8Barbacoa @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Ambos platos tienen la particularidad de que se hacen en la barbacoa en frente de uno mismo y que se enrollan dentro de una hoja de lechuga fresca, estilo taco mejicano. Una curiosidad que hace que la comida no sea tan pesada y a la vez le de un toque divertido.

Restaurante coreano maru chueca madrid 9Detalle de como se montan las barbacoas los coreanos @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

En este punto estábamos demasiado llenos para seguir abusando de la carta o mejor dicho de nuestros estómagos que ya no se pueden estirar más. Desgraciadamente me he quedado con las ganas de probar un par de platos más que tenían una pinta muy jugosa y encima son típicos de Corea, pero las cantidades son tan abundantes que no hemos podido continuar.
Pero como últimamente parece ser que nos ha dado por probar también los postres le hemos preguntado al camarero si nos recomendaba alguna opción. Nos ha comentado un postre estilo helado viejo “Pat-Bing-Su” ( 5.50 € ), con hielo rallado, leche condensada, nata montada y nos pareció escuchar también frutos secos.

Restaurante coreano maru chueca madrid 10Pat-Bing-Su @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Digo nos pareció porque al recibir el postre nos volvió a comentar lo que llevaba y en esta ocasión escuchamos frijoles. Pensamos que escuchamos mal de nuevo y tomamos la mejor solución para salir de dudas, lo probamos. Que os voy a decir, lo habíamos escuchado mal en una de ellas, pero no en la que sería la más normal. ¿Un postre con judías? Pues la verdad que la combinación de todos los elementos no está nada mal, solo para atrevidos sin miedo de confundir sabores y nada reacios a cambios espontáneos de los cajones de la memoria de los sabores.

De principio a fin nos han tratado correctamente con puntos de timidez pero seguros en todo lo que hacen.

Lo recomendamos para todos aquellos que quieran ir tachando países del mapa gastronómico sin viajar 18 horas hasta el destino final.

Restaurante coreano maru chueca madrid 11Menú de mediodía @ Restaurante Coreano Maru, C/ Reina nº37, Chueca, Madrid.

Tienen menú del mediodía con una variedad y combinación interesante.

( Una visita de unos 50 € con bebidas que nos ha dejado con el estómago a más no poder )

Una nueva hamburguesería pide paso en Madrid… Anauco Gourmet.

Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

En Madrid ya hay cientos de restaurantes dedicados a las hamburguesas gourmet o que en su carta han añadido algún tipo de hamburguesa para poder competir e intentar estar a la altura de la moda de la carne picada. Varios hacen el ridículo intentando mezclar sabores o copiar a programas televisivos donde lo único que hacen es dar cantidad sin pensar en la calidad. Pero no todos lo hacen mal.
Hace muy poco un restaurante ya establecido en Barcelona y con un éxito en sus productos que se refleja en el flujo de gente que pasa por ese local, ha abierto puertas en el centro de Madrid. En la calle Reina numero 25 de Madrid Anauco Gourmet ha plantado la bandera para avisar a sus competidores de que un nuevo jugador ha entrado en el juego.

IMG_9514Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Nuestra visita fue un viernes por la noche, a una hora prudente para cómo no, estar casi solos e intentar disfrutar de la experiencia sin agobios ni prisas. Aunque hay que decir que lentamente hasta que nos fuimos se les llenó el restaurante.
Solo entrar al establecimiento nos encontramos con un recibimiento estupendo por parte de todo el equipo que estaba preparándose para lo que pudiera suceder esa noche. Nos acercaron a una mesa de la zona interior, pero también hubiéramos podido comer en la parte de la entrada donde tienen varios taburetes donde poder disfrutar de los discos de carne picada. La mesa más que ideal para la ocasión estaba situada cerca de otra mesa preparada para un grupo grande que vendría más tarde, pero no nos importó.

IMG_9531Cervezas artesanas @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Empezamos con las bebidas, una copa de vino para mi acompañante y una cerveza artesanal para mí. Ambos ideales para la cena, pero en mi opinión mucho mejor la cerveza negra que me tomé yo.
A lo que comida representa, fuimos un poco vagos e intentamos poner en un compromiso a nuestra camarera. Como era nuestra primera visita le dejamos hacer a ella todo el pedido, cosa que tuvo que compartir la experiencia con el Chef para que no recayera todo en ella. Entre los dos hicieron un estupendo trabajo.
Para empezar nos trajeron una selección de entrantes con toques venezolanos para marcar sus raíces y presentarnos un poco de su país. La selección estaba compuesta por “Tequeños”, “Tostones” y “Yuca Frita”.

IMG_9534Tostones, Tequeños y Yuca Frita @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Los “Tequeños” son una masa estilo quebrada donde enrollan un queso blanco estilo fresco y vienen acompañados de una salsa agridulce muy curiosa. La salsa me recuerda mucho a la miel de caña tostada, deliciosa.
Los “Tostones”, son unas tostas de plátano macho como si de tortitas enanas se tratara, coronadas con ensalada de col estilo americana y queso fresco… sabrosos y agradables, pero no los que más resaltaron.
La “Yuca Frita” es lo que es, yuca frita. Pero aquí voy a romper una lanza por el aliño con lo que iban acompañadas, el “Guasacaca”. Una salsa estilo mojo canario pero elaborada con aguacate… cosa que se convierte en “Mojo Venezolano”, buenísimo.
Terminados los entrantes teniendo ya algunos favoritos, empezamos con las hamburguesas. Una selección de cuatro hamburguesas tamaño mini de 110 gramos de carne con las que degustamos las tres opciones que tienen para todos los gustos… la vegetariana nos la saltamos. Nos trajeron dos de ternera, una de pollo y una de pescado.

IMG_9550Pepos @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

La primera a la que decidimos hincarle el diente fue la “Pepos”. 110 gramos de carne de ternera con champiñones salteados, bacón, queso azul, sour cream y alfalfa. Soy un amante de todos los elementos, pero el que más me encantó por encima de todos, la alfalfa. Le da un toque a musgo muy agradable haciendo resaltar los champiñones. Una hamburguesa que si la pedimos en tamaño normal de 180 gramos, nos hubiera costado terminar.

IMG_9559Bali @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

La segunda a la que nos lanzamos, fue la que más nos sorprendió y la que desde mi punto de vista se lleva el premio de la noche la “Bali”. Una hamburguesa de pescado con un toque oriental que te deja un sabor de boca muy agradable. Compuesta por unos trozos de perca rebozados con “Panko” y sésamo, con un salteado de verduras estilo Thai, lechuga romana y una mahonesa de wasabi muy fina. Toda la combinación de sabores es ideal y muy suave para una cena como la nuestra. Para los que no sabéis lo que es el “Panko”, es como un pan rallado japonés, pero sin ser pan rallado. La verdad que yo tampoco sabía lo que era y he optado por buscarlo en internet.

IMG_9549Parmigiana @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Volviendo a las hamburguesas y atacando la tercera, nos comimos la “Parmigiana”. Como el nombre desvela, es una hamburguesa acompañada con productos de lo más italiano. Una Melanzane Parmigiana, que es berenjena con salsa de tomate y mozzarella, cebolla crujiente, parmesano y rúcula. De las hamburguesas de ternera esta fue nuestra favorita. Sabores muy frescos y agradables.

IMG_9552Granjera @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Ya para terminar con la invasión de las hamburguesas y sin mucho más espacio con el que jugar en el estómago, intentamos atacar y derribar a la “Granjera”. La más simple de todas pero no por esto la peor. Soy un amante del pollo empanado, por lo que muchas veces hacemos algo parecido en casa cuando nos entra el ansia de este manjar. Compuesto por el pollo empanado, bacón, queso gouda, lechuga romana, tomate y mahonesa.

IMG_9572Patatas Caseras @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

Todas las hamburguesas están servidas en pan de brioche artesanal y unas patatas caseras de lo más buenas. El pan me recuerda mucho a mi infancia en Barcelona, ya que es totalmente diferente al que utilizamos normalmente en Madrid, que puede ser el típico americano con sésamo o las chapatas o panes crujientes que a veces nos llegamos a hacer daño en las encías de lo duros que están. Este pan es tierno y a la vez con un toque crujiente del tostado muy agradable.
Llegados a este punto lo mejor hubiera sido salir corriendo y aceptar la derrota de no poder más, ¿pero quién dice miedo? Que saquen los postres…
Casi nunca nos pedimos postres, pero ya que el Chef tuvo la dignidad de acercarse a preguntarnos qué tal la cena y a ofrecernos uno a uno los postres, cedimos como cobardes que somos. Mientras nos recitaba los postres, nombró un postre con el que estamos enamorados desde hace años, pero que en España nadie ha sabido o podido enamorarnos con él. En Anauco lo han logrado.

IMG_9593Tarta Tres Leches @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

“Tarta Tres Leches”. Tal y como dice el nombre, se utilizan tres tipos de leche. Crema de nata, leche evaporada y leche condensada. Menuda bomba. Todo esto baña un bizcocho, asegurándose de empaparlo al máximo para que esté jugoso no, lo siguiente. Lo coronan con merengue y lo gratinan para darle ya un toque perfecto. Tengo que decir que posiblemente sea la mejor tarta de tres leches que he probado.

IMG_9596Tarta Tres Leches @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

La visita en general ha sido de lo más satisfactoria, pero me gustaría recalcar algunos puntos con los que realmente hemos disfrutado. Lo primero ha sido el cariño con el que nos han recibido y tratado, el segundo la hamburguesa de pescado que ha sobresalido a mi parecer por encima de las demás y para terminar la tarta de tres leches.

Una visita para repetir.

P.D.: Comentar también que tienen una competición de lo más Discovery Channel….

IMG_9603Competición @ Anauco Gourmet, C/ Reina nº25, Madrid.

( Una visita completa se va a entre 15.00€ y 18.00€, pero si vas de menú solo pagarás 11,95€ )

¿Estamos locos o será esta la mejor hamburguesa de MADrid?… Mad Grill.

Mad Grill, C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Buscar la hamburguesa perfecta es un tema un poco polémico y complicado, lo que le gusta a uno no tiene por qué gustarle al otro. Recuerdo en la infancia como mis compañeros de clase vacilaban de lo bien que cocinaban sus madres y lo buenos que hacían los macarrones con carne picada y tomate. Tanto ruido hacían que al final siempre intentabas que te invitaran para poder disfrutarlos y así poder decir que habías comido los macarrones de la madre de Pepito. Hasta el día que te invitaban, los probabas y te dabas cuenta de lo malos que estaban y lo buenos que estaban los de tu madre que les pegaban mil patadas a los de la madre de Pepito. Por lo que como cada uno de nosotros es de su padre y de su madre, también lo es su paladar.

mad grill madridMad Grill @ C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

En la calle de Campoamor numero 13, por la zona de Alonso Martinez, “Mad Grill” tiene uno de sus dos restaurantes. Un establecimiento muy curioso con aires industriales y con elementos reciclados para su decoración, que desde mi punto de vista y hasta el momento, cocinan una de las mejores hamburguesas de Madrid.

mad grill madrid 2Mad Grill @ C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Siendo un día muy caluroso de esos en los que si te quedas más de dos segundos al sol pareces el primo del Príncipe de Bel Air, en los que buscas un establecimiento fresco y que te puedan dar algo muy frío para beber, terminé entrando en el “Mad Grill”. Como no y para no faltar la costumbre, era el primero en entrar al establecimiento ese día. Una manía que creo que tendré que cambiar y empezar ir a horas más normales para comer. Estando yo solo me dieron la opción de coger la mesa que quisiera y me acercaron automáticamente sin pedirlo un vaso de agua cargado de hielo. Posiblemente el detalle más bonito que nadie te puede hacer en un día en que Satanás se dejó la puerta abierta del infierno.

mad grill madrid 3Detalle de carta @ Mad Grill, C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Empecé a ojear la carta y a disfrutar de los pequeños detalles de los porta salsas de las mesas ya que todos son diferentes y bastante curiosos.
Una vez decidido y con ganas de comerme ya una de sus hamburguesas se acercó la camarera decidida a asegurarse de que mi experiencia fuera la ideal. Me decidí por la “Burger Estacional”. La verdad que no me preocupe mucho de lo que llevaba, la pedí porque la camarera se esforzó mucho para comentarme todos los elementos que incluían y solo recuerdo que cuando dijo “Chipotle” mi cerebro se excitó.

mad grill madrid 4Pizzarra @ Mad Grill, C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Siendo yo el primer comensal del día esperaba que tardaran mucho más de lo que tardaron, la verdad que fueron bastante rápidos.
“Burger Estacional, con Sweet Chipotle y Ajo Ahumado”. Una hamburguesa que por fin me la traen tal y como la he pedido, al punto. Solo por esto ya se han ganado un diez, ya que parece ser lo más difícil de lograr cuando te preguntan cómo quieres la carne.

mad grill madrid 5Burger Estacional, con Sweet Chipotle y Ajo Ahumado” @ Mad Grill, C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Un buen trozo de carne de unos 200 gramos con salsa de tomate dulce con toques de chipotle servida con su pan tostado, con una salsa de ajo ahumado en un tarrito por si quieres darle un toque más atrevido, acompañado de una buena ración de patatas fritas y la mini ensalada de rigor por si lo quieres colocar dentro de la hamburguesa para hacerla más refrescante, ¿qué más se puede pedir? En este caso poco más.

mad grill madrid 6Mad Sauce @ Mad Grill, C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

La combinación fue de lo más divertido. No mezclé la salsa de ajo ahumado con la carne, ya que la disfruté mojando las patatas fritas a la vez que las mojaba en la salsa especial hecha por ellos. Una mezcla de mayonesa, pepinillo, cebolla, vinagre y azúcar. Una especie de salsa tártara pero sin tropezones.
La verdad que es de las pocas veces que me termino el plato entero y estoy satisfecho. Cantidades correctas para dejarte a gusto y sin falta de necesitar un entrante o un postre.

mad grill madrid 8Mad Grill @ C/ de Campoamor nº13, Alonso Martínez, Madrid.

Una atención muy agradable junto con una hamburguesa de lujo, para repetir una y otra vez.

( Una hamburguesa completa con un botellín de agua con gas y nada más, 12.80€ )

El Pollo Gamberro… Pollos Asados al Carbón con el sello de Sergi Arola.

El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Una tradición familiar que hacía casi todos los domingos de pequeño, cuando nuestros padres no querían cocinar ni salir de casa a cualquier restaurante y aguantar todas las travesuras que hacíamos en la mesa, era comprar pollos asados y alguna otra cosa que te servían desde las neveras de exposición y que aunque no eran nada del otro mundo, nos encantaban. El pollo jugoso, con la piel crujiente y especias que le daban un sabor especial se ancló en nuestro paladar como lapa digna de su roca.
Desde mi llegada a Madrid hace ya bastantes años no tenía ningún lugar donde poder ir a comprar dichos pollos asados y poder repetir en otras ocasiones ya que ninguno tiene la calidad que realmente deben de tener. Es muy fácil poner un asador y vender pollos tal y como han hecho varios supuestos profesionales en mi barrio. Todos a un precio nada razonable, secos y con sabor más bien a viejo que otra cosa. Desgraciadamente puedo decir que había tirado la toalla y ya no me arriesgaba a catar esta joya de mi infancia, hasta hace tan solo una semana.

IMG_9253El Pollo Gamberro @ C/ del Barquillo nº34, Madrid.

En la calle del Barquillo numero 34 de Madrid por la zona de Chueca nos encontramos con una pequeña joya que ha nacido hace tan solo un par de meses. Apadrinado por Sergi Arola y con una combinación de empleados de sus restaurantes y algún que otro fichaje estrella nos encontramos con “El Pollo Gamberro”. Un local surgido de las cenizas del mítico “Clandestino” que dio muy buenos momentos en su época a todos aquellos que querían una copa en un local sórdido y oscuro.

IMG_8842El Pollo Gamberro @ C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Mi experiencia empezó ni más ni menos que hace una semana. Un domingo en el que mi cómplice de crímenes gastronómicos y yo nos decidimos acercar a catar sus perritos calientes ya que estábamos hartos de tanta hamburguesa y nos apetecía un cambio. Desgraciadamente a nuestra llegada nos llevamos una desilusión de las grandes, estaba cerrado. Nada, regresamos a casa con la colita entre las piernas y con unas ganas todavía más grandes de saborearlos.

IMG_8843Interior de El Pollo Gamberro @ C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Traicionando un poco a mi compañera y sin comentarle nada me acerqué otro día al mediodía para comer y quitarme la angustia que se me había quedado el domingo… pero otra sorpresa, los perritos solo los sirven viernes y sábados en la parte de abajo del local y solo por la noche! La cara de bobo que se me quedó era de chiste pero lo arreglé pidiéndome medio pollo y unas patatas. La verdad que como ya he contado, lo de pedir pollos asados en Madrid es cerrar las puertas a los establecimientos que me los venden por la poca calidad y poco mimo que le dan, pero ojo cuidado a este pollo.

IMG_9220Pollo Asado al Carbón @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

El pollo asado de “El Pollo Gamberro” no es de broma. Un pollo asado al carbón y con todo su jugo que hace que disfrutes hasta los huesos. Un sabor intenso y una ternura de la carne que olvidarás esas bolas que se forman en tu boca con esos pollos secos que encuentras en cualquier lugar de tu barrio. Las patatas que degusté en esta visita, “Patatas Fritas en Gajos con Sal de Especias” 3.20€, no fueron mucho de mi agrado aunque no hay nada malo que decir de ellas, simplemente no eran de mi agrado y punto. Unas patatas en gajo con sal de especias fritas con su piel y extra tiernas por dentro.

el pollo gamberro sergi arolaPatatas Fritas en Gajos con Sal de Especias @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Como le fui infiel a mi pareja de crímenes intenté organizar una visita más y así quitarnos el ansia común de los perritos calientes. Justamente el día que decidí visitarlos de nuevo venía otra compañera de crímenes de Barcelona con la que ya hemos hecho alguna que otra visita en Madrid. Desgraciadamente solo podíamos ir a la hora de comer ya que debía de regresar a Barcelona esa misma tarde. Pero se juntó otro inconveniente más… mi copiloto oficial no podía acercarse a la comida. Vamos, que parecía hecho todo en contra mío para no probar de ninguna de las maneras los perritos de los demonios. Al final la comida la disfrutamos en otro lugar y de esta manera no le fui infiel dos veces a Yolanda y por la noche nos acercamos a disfrutar de una vez por todas los dichosos perritos calientes que tanto se estaban resistiendo.

el pollo gamberro sergi arola 1Let´s Dog @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

La visita esta vez no fue en la sala principal que me recuerda mucho a los “take away” londinenses por la distribución y estilo de servicio, si no que fue en el sótano donde aguarda la antigua sala del “Clandestino” con muy pocos cambios pero con un aspecto renovado y fresco que nos encantó.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 3Let´s Dog @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Una sala oscura y con una iluminación tenue de ambiente con mesas bajas y sofás comodísimos con una barra que preside la zona homenajeando a los “Ramones” nos traslada directamente al Londres más de moda de los 80 roquero a muerte.
Aunque éramos los primeros como en todas nuestras visitas, no tardaron en llegar comensales a disfrutar una bebida o comerse alguna cosilla para disfrutar la música y el momento.
Nuestras elecciones fueron de lo mas sencillo, los perritos como ellos quisieran y recomendaciones varias de su elección.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 4Alitas con Salsa Kimchi @ Let´s Dog, El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Para empezar nos trajeron unas “Alitas con Salsa Kimchi” 6.50€. Unas alitas de pollo marinadas con esta salsa de origen coreano de base de col fermentada salada y picante que no dejara nada indecisos a los que las prueben ya que sí o sí os van a gustar a todos. Curiosas, sabrosas, con un toque picante que todos podéis aguantar y tan tiernas que no dejareis más que algún hueso, y a lo mejor ni eso.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 5Patatas Panadera con Cebolla a las Hierbas Provenzales @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Antes de terminar con las alitas llegaron unas “Patatas Panadera con Cebolla a las Hierbas Provenzales” 2.00€, nada que ver con las “Patatas Gajo con Sal de Especias” que me comí en mi primera visita. Unas patatas de escándalo que con toda su combinación hicieron que quisiéramos regresar otra vez y pedirlas de nuevo, cosa que hicimos pero esto lo leeréis unas líneas más adelante.
Casi terminando ya con las patatas, llegaron los perritos calientes. Como lo dejamos a su elección y decisión, nos trajeron uno “Simple” y uno “Completo”.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 6Simple @ Let´s Dog, El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

El “Simple” llevaba lechuga y las tres salsas que tienen para los perritos. Kétchup, mahonesa y mahonesa de “kimchi”. Una combinación muy simple pero gracias a la calidad de sus productos muy agradable al paladar en todos los sentidos. Una salchicha sabrosa, con un sabor intenso y crujiente al mordisco como debe ser, que simplemente se presenta para dar paso al “Completo”.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 7Completo @ Let´s Dog, El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

El “Completo” tal y como dice su nombre, es completo. Guacamole, cebolla crujiente, maíz, tomate, bacón y lechuga aderezado con las tres salsas, se sale. Pero se sale de tal manera que se ha convertido en uno de nuestros favoritos. Sabores varios intensos mezclados con varias texturas que hacen de la experiencia un rato de lo más divertido.
Esta velada la terminamos con unos cócteles recomendación también de la casa que decidieron ir por dos clásicos.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 8Tequila Sunrise y Lynchburg Lemonade @ Let´s Dog, El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

El primero el “Tequila Sunrise”. Tequila, zumo de naranja y granadina servido en una copa de balón y que para los amantes del dulce tenéis aquí uno de vuestros posibles favoritos.
El segundo y el que más nos sorprendió, “Lynchburg Lemonade”. Una combinación de “Jack Daniels y con un zumo de limón especial a base de limones machacados, “Triple Sec”, azúcar y algo gasificado para darle el toque final. Brutal en todos los aspectos.
Este día terminamos la visita porque se hacía tarde y debíamos regresar a casa… pero nos quedamos con ganas de más y regresamos a los dos días a catar algunas cosas más que nos dejamos por no tener más espacio estomacal.
En esta ocasión aparte de repetir en el “Pollo Asado”, “Alitas con Salsa Kimchi” y las “Patatas Panadera”, atacamos a los “Solomillitos Fritos”, “Delicias de Ave Escabechadas”, “Canelones de Pollo de Corral” y “Muslos de Pollo Encebollados Asados a la Mostaza Antigua”. Vamos, que a lo tonto hemos hecho más de media carta.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 9Solomillitos Fritos @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Los “Solomillitos Fritos” 3.80€ tiernos a más no poder con un rebozado muy fino y nada pesado. Una buena elección si vais con críos.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 10Delicias de Ave Escabechada @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

“Delicias de Ave Escabechada” 3.70€, para los amantes del vinagre un diez. Yo no soy muy fan del vinagre, pero en esta ocasión aunque cada vez que me llevaba el tenedor cargado de cebollita, pollo y zanahoria a la boca y prometía que no comería más, no pude parar. Muy fresco y de sabor agradable.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 11Canelones de Pollo de Corral @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

“Canelones de Pollo de Corral” 6.50€, posiblemente el plato que menos nos convenció. Una pasta muy gruesa pero combinado con una bechamel y un relleno muy finos que hacen que no sean nada pesados. Me hubiera gustado encontrar mucho más pollo después de probar los demás platos que van cargadísimos, pero como he dicho, una combinación nada pesada.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 12Muslos de Pollo Encebollados Asados a la Mostaza Antigua @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

“Muslos de Pollo Encebollados Asados a la Mostaza Antigua” 6.20€. Tiernos, intensos, dulces, sabrosos, consistentes, muy agradables al paladar. Una combinación ideal con las patatas panaderas o aún mejor con un puré de patatas.
Todas las visitas en general han sido espectaculares. Un servicio inmejorable con un cariño de estrella. Tenemos que agradecer a Josep, Pau, Daniel y la chiquilla de arriba que desgraciadamente no nos sabemos el nombre, todo el cariño que nos han dado y las ganas que tienen de triunfar con “El Pollo Gamberro” y “Let´s Dog”, todo un reto para ellos que estamos seguros de que será un éxito. Por nuestra parte lo ha sido y hemos repetido hasta el punto de hacernos pesados, pero es lo que hay cuando algo nos gusta. En breve atacaremos de nuevo para probar la “Pollita de Corral Asada” que solo hacen por encargo.

let´s dog el pollo gamberro sergi arola 13Listado de Precios @ El Pollo Gamberro, C/ del Barquillo nº34, Madrid.

Un lugar para los amantes del pollo asado con variantes divertidas y todo muy económico.

( Como han sido varias visitas es muy difícil de juzgar el gasto por persona, pero solo deciros que si elegís bien y combináis los elementos ideales, coméis por menos de 10.00€ )

¿Cuánto tardarán en reventar los precios?… TGB The Good Burger.

TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid…

Aunque quede mal decirlo hay ciertas franquicias a las que no me quiero ni acercar aunque tengan unas ofertas agresivas con las que podrías alimentarte por menos de 100 € al mes. Son esas franquicias que ofrecen más productos por menos dinero y menos calidad por menos satisfacción. Pero como el mundo está hecho para todos y cada uno tiene el gusto que tiene, hay negocio para todos los gustos.
Uno de los grupos que más ha dado de hablar en los últimos años por este tipo de ofertas ha sido el Grupo Restalia. Quien no los conozca con este nombre los conocerá por los “100 Montaditos”, “La Sureña” y su última aventura que es de la que os hablaremos hoy, “The Good Burger” o “TGB”.

TGB the good burger madridTGB The Good Burger @ C/ Gran Vía nº22, Madrid.

Cambiando un poco el rumbo que llevaban y renovándose un poco acercándose a los gustos de ahora, el Grupo Restalia ha apostado por una hamburguesería que puede competir con los más conocidos entre los manipuladores de carne picada. ¿Pero van a poder aguantar sin que se les tuerza la idea y recaigan en la agresividad de ofertas y pérdida de calidad de sus otras marcas?

TGB the good burger madrid 9Detalle interior @ TGB The Good Burger, C Gran Vía nº22, Madrid.

En la Gran Vía numero 22 de Madrid nos encontramos con uno de sus establecimientos. Aunque desde fuera no llama mucho la atención, una vez que te adentras la cosa cambia. Una decoración mucho más pensada y trabajada para dar un ambiente más acorde con el momento. Solo entrar nos encontramos la típica barra de restaurante de comida rápida donde te esperan para que pidas tu menú, hamburguesa o lo que más te apetezca de su oferta gastronómica.

TGB the good burger madrid 33Detalle de carta @TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid.

Como era un día que iba con el tiempo justo, pero tenia hambre, no me compliqué. Me pedí una “Cheese Burger” y un “Pulled Pork” ya que hacía tiempo que no me comía uno y me apeteció. Me ofrecieron acompañarlo con algún complemento y como no, unas patatas fritas siempre van bien. Me las ofrecieron con “All i Oli” y sin dudarlo un “sí” se escapo de mi boca. Hasta este momento todo estaba correcto, nada que me hiciera pensar que estaba en un restaurante del Grupo Restalia, hasta que me cobraron… ¿solo 9.00€? Vamos a ver… para mi bolsillo estupendo ya que esperaba un tiquet como un 30% más caro.

TGB the good burger madrid 2Detalle bandeja @ TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid.

Cuando mi pedido estuvo listo lo recogí en su bandejita metálica y me lo lleve a una mesa lo más al fondo posible para poder observar a los demás comensales. A primera vista los productos de la bandeja a excepción de las patatas, tenían una imagen correcta. Digo a excepción de las patatas ya que cuando veo las típicas patatas congeladas y con un corte ondulado, me decepciono un poco.
Empecemos con la hamburguesa que realmente quería probar y por la razón que nos hemos parado a comer aquí, la “Cheese Burger” 3.50 €.

TGB The good burger madrid 4Cheese Burger @ TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid.

A primera vista correcta, con un pan blandito como tiene que ser y sin ningún exceso de salsas o complementos que se te caen por todos lados. Y a la cata, sabrosa aunque un poco grasienta con el pan que parece hecho al vapor ya que se te pega en los dedos y no te digo en la boca.
El “Pulled Pork” 4.00 €, a la vista una bomba cargadísima de carne bañada en salsa barbacoa y aros de cebolla que se caen por los bordes. Y a la cata un exceso de sabor a salsa barbacoa y unos aros de cebolla un poco aceitosos hacen que la carne pase desapercibida y que casi ni la notes.

TGB the good burger madrid 5Pulled Pork @ TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid.

Y llegamos a las “Patatas Rizadas” con “All i Oli” por 2.50 €. Para empezar cuando me ofrecieron las patatas no me comentaron que había distintos cortes entre las que aparte de estas había las “Patatas Gajo” y las “Patatas Bastón”. Vamos, me enchufaron las primeras que vieron aunque la culpa fuera mía también por no mirar la carta y decidir. También cuando me ofrecieron “All i Oli” esperaba una salsa de ajo sin más, ya que si te dicen eso no esperas encontrarte queso rallado encima, ¿no? En fin, nada crujientes y demasiado grasientas con una salsa poco sabrosa para mi parecer y con un queso que no aporta nada.

TGB the good burger madrid 77Patatas “All i Oli” @ TGB The Good Burger, C/ Gran Vía nº22, Madrid.

La visita en si gracias al descuento que me encontré sin comerlo ni beberlo, ha sido correcta para un establecimiento como este. La hamburguesa no estaba nada mal y seguro que la volveré a probar en alguna que otra ocasión, aunque fuera un poco grasienta. Lo demás no ha sobresalido para nada y no se distingue desde mi punto de vista a estas cadenas ya archí conocidas por todos y que esperaba no encontrarme.

Calidad precio podría mejorar por lo que recibes pero que si vas los días correctos y pides las ofertas que tienen en ese momento no esta nada mal.

( Una Cheese Burger, un Pulled Pork, unas Patatas y una Bebida 9.00€, pero porque había trampa de 2 x 1 )

¿Pendiente, perro caliente? No preguntes, simplemente… Street by Gramabar.

Street by Gramabar, C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

Todo lo referente a la comida callejera nos vuelve locos y nos hace disfrutar como niños. Pero no todas las veces salimos satisfechos de la experiencia ya sea porque el producto no es el adecuado, porque te lo sirven demasiado frío, porque es demasiado sucio o por varias razones más. Pero hay otras veces que sales encantado ya que has disfrutado con el producto, la atención y la experiencia en general… y este es uno de esos casos.

thumb_IMG_3519_1024Street by Gramabar @ C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

Nuestra visita callejera ha sido en Street by Gramabar, un pequeño establecimiento situado en la calle de Perez Galdós nº2 de Madrid justo en una de las callejuelas que derivan de Fuencarral, en el que los perritos calientes y hamburguesas son su especialidad. Desde fuera no nos decía gran cosa, un par de mesas en la terraza y una visión corta del interior. Nos adentramos y la cosa no cambia mucho, un espacio reducido con alguna mesita y un poco de barra para poder devorar lo que sea que quieras comer, pero estos son los locales que nos terminan gustando de comida callejera, ya que están pensados para coger algo rápido y tomarlo al “tran tran” sin florituras.

thumb_IMG_3513_1024Street by Gramabar @ C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

Nos atendió Jennifer y nos recomendó que nos sentáramos en el exterior, donde una pequeña estufa nos esperaba y nos acompañó durante toda la experiencia.

Nos explicó un poco de donde viene Street by Gramabar y como trabajan, cosa que la verdad fue de lo más interesante.

Una vez enterados de todo y con ganas de hincar el diente a alguna de sus delicias nos recomendó varios productos que podíamos pedir y como no somos fáciles ni nada, cogimos algunas de sus recomendaciones.

thumb_IMG_3535_1024Tequeños @ Street by Gramabar, C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

Para empezar nos acercaron unos “Tequeños” 4€ con una selección de salsas caseras de lo más curiosas preparadas por las mamás de Gramabar, como por ejemplo la “Guasacaca”, la de “Aguacate” o la de “Chipotle”, cada una mejor que la otra.
Los tequeños en sí, gruesos pero ideales para untarlos con la salsa artesana que más gustes, nosotros atacamos con la Guasacaca y la de Chipotle… pero también la Jelly Jalapeño ya que nos gusta un poco de chispa.

Y aquí empezamos con la especialidad de la casa, los perritos calientes.

thumb_IMG_3544_1024Caracas @ Street by Gramabar, C/ Perez Galdós, Madrid.

El primero en llegar, el “Caracas” 4€, como dice en la carta, el perrito de la capital. Compuesto por repollo, cebolla, patatas, queso y las tres salsas. Una presentación divina y divertida con un pan más rojo que un tomate y tierno como una nube. Nos encantó todo en él, pero lo que nos sorprendió fue el sabor de la salchicha en sí, una artesana muy jugosa. Solo tenemos una duda que nos persigue desde entonces… ¿Pendiente, perro caliente?

thumb_IMG_3550_1024Orale @ Street by Gramabar, C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

El siguiente el “Orale” 4€, que un poco nos da a entrever que será con aires mexicanos. Guacamole, pico de gallo, queso gouda y jalapeños. Si a todo esto, a cada bocado le untas un poco de Jelly Jalapeño y Chipotle, tienes una combinación enchilando tu boca que no te dejará indiferente… no apto para cobardes. Aunque este perrito se ha convertido en uno de nuestros favoritos, no estaría de más darle un golpe de calor al queso para medio fundirlo sin llegar a perder su cuerpo.

Al ver que a lo que perritos representa, saben lo que se hacen, nos pedimos una hamburguesa para ver si también estaban en línea con sus hermanos mayores de Gramabar. Pues oye, no lo hacen nada mal tampoco.

thumb_IMG_3552_1024La Francesa @ Street by Gramabar, C/ Perez Galdós nº2, Madrid.

Para la hamburguesa regresamos a Europa y nos pedimos “La Francesa” 7€, “ce plaicir”. Queso brie, cebolla caramelizada, cebolla crujiente y mostaza Dijon… combinación de sabores a todas las escalas.

Una experiencia de lo más satisfactoria con productos de primera calidad a buen precio, muy divertidos y con unas presentaciones muy cuidadas.

( Dos perritos de otro continente, una burger del nuestro y un entrante potente, unos 20€ )

¿Para destacarse hay que estar loca?… Rosi la Loca.

Rosi la Loca, Calle Cádiz nº4, Madrid.

Quien nos conoce sabe que somos poco amantes de visitar el epicentro de la ciudad a lo que ruta gastronómica se refiere, ya que casi todos los lugares están enfocados al turismo y a las paellas prefabricadas que los acompañan. Si vamos al centro seleccionamos muy bien donde vamos a comer cualquier cosa mucho antes de salir de casa. Llamarnos exagerados, pero como decían nuestras madres… con la comida no se juega.

Esta vez nos adentramos en una de las calles que relacionábamos más con las copas de noche para los turistas menos atrevidos, para encontrarnos con “Rosi la Loca”. No nos confundamos, no es nuestra amiga del barrio o ninguna Rosi que esté loca, sino un establecimiento que intenta separarse de este cliché de turisteo por estar donde está, justo  en el epicentro de todo… en la calle Cádiz nº4 de Madrid.

IMG_3498.jpgRosi la Loca @ C/ Cádiz nº4, Madrid.

Nuestra visita fue entre semana y muy temprano para evitar el cúmulo de gente del centro que busca lugar para comer, aun así el local estaba lleno a excepción de un par de mesas.

IMG_3388Rosi la Loca @ C/ Cádiz nº4, Madrid.

Un establecimiento con luz muy tenue, obra vista de la vieja con toques modernos y un jardincito vertical arropan unas mesas pequeñitas donde turistas y no turistas disfrutan de sus cenas.

Nos recibieron muy amablemente y con un trato excelente, más apto de un restaurante del centro de Londres que de Madrid, pero nos gustó.

IMG_3390.jpgRosi la Loca @ C/ Cádiz nº4, Madrid.

Mientras mirábamos la carta nos acercaron las bebidas, agua mineral que para los conductores, es el mejor jarabe y más si vamos en moto.

Como la selección era bastante amplia hicimos lo que mejor se nos da, dejar que decidan por nosotros, nos encantan las sorpresas.

Pasados unos minutos empezaron a llegar los platos.

IMG_3405Bola de Mouse de Queso de Cabra y Parmesano con Pulpa de Mango y Ralladura de Lima @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

La primera propuesta en llegar fue un vasito estilo zurito con una Bola de Mouse de Queso de Cabra y Parmesano con Pulpa de Mango y Ralladura de Lima con algunos bastoncitos de pan tostado. Que os vamos a contar, buenísimo, fresco y apto para repetir o pedir un par más en la misma sentada.

IMG_3400Ensalada de Wakame @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

El segundo elemento en llegar nada más ni menos que una de nuestras ensaladas favoritas, la Ensalada de Wakame. Fresca, dulce, crujiente… ¿que más le puedes pedir?

IMG_3421Burrata con Rúcula, Tomates Cherry y Pesto @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

Y he aquí la ganadora de la noche, Burrata con Rúcula, Tomates Cherry y Pesto… espectacular. No hace falta que os digamos como está, simplemente si os gusta el queso fresco, pedirlo.

IMG_3429Crema de Boletus Trufada @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

La cuarta propuesta posiblemente es la que menos nos convenció, Crema de Boletus Trufada coronada con unos picatostes caseros. No le encontramos el qué, nos pareció que se le podía sacar más jugo y potenciarla más de otra forma.

IMG_3442Bao de Entraña con Ralladura de Limón @ C/ Cádiz nº4, Madrid.

Seguidamente nos acercaron uno de los platos o sandwiches más de moda en varios lugares, el Bao. En esta ocasión el que nos dejaron disfrutar fue el Bao de Entraña con Ralladura de Limón. Muy pero que muy rico.

IMG_3449Croquetas de Jamón @ C/ Cádiz nº4, Madrid.

Otro plato que llegó a la mesa fueron unas Croquetas de Jamón. Buenas estaban, pero no tenían un efecto “guau” que nos gusta en las croquetas. Eso si, no quedó nada de ellas.

IMG_3463Pulpo a la Brasa acompañado de Cremoso de Patata y Pimentón de la Vera @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

Y he aquí el plato que siempre sorprende a uno de nosotros… a ella para más información, el Pulpo a la Brasa acompañado de Cremoso de Patata y Pimentón de la Vera. Un tentáculo de pulpo cortado a rodajas encima de una cama fina de parmentier. A nuestro parecer el pulpo estaba un pelín seco, pero combinaba correctamente con la crema, buen sabor final.

IMG_3471Tataki de Atún Templado con Costra de Sésamo @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

Y para terminar con los platos principales y antes de pasar al postre, toma ya, Tataki de Atún Templado con Costra de Sésamo. Esto ya era gula, pero bendita gula.

Con el estómago más lleno que un globo de agua en verano antes de petar, nos pedimos la guinda de la velada, el postre. ¿Quién en su sano juicio se pide algo de dulce después de una cena de este calibre? Pues nosotros, para que nos vamos a engañar.

IMG_3485Brownie con Helado de Vainilla @ Rosi la Loca, C/ Cádiz nº4, Madrid.

Brownie con Helado de Vainilla, casero, rico y un más para los amantes del chocolate… pero una cosa, no busquéis las nueces ya que no las lleva.

La verdad que la cena estuvo estupenda y disfrutamos de lo lindo durante toda la experiencia. Tapas típicas, otras modernas, otras más atrevidas y otras menos, pero al final una combinación estupenda para quien quiera disfrutar de un buen lugar en el centro de Madrid.

Buenos productos a buen precio.

Entras serio y sales más contento que su propia burbuja… La Burbuja Que Ríe.

La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Hace unos doce años aterricé por primera vez en Madrid. Solo era para un par de días ya que un amigo y yo estábamos de ruta gastronómica por España y el tiempo era limitado en cada ciudad. Como no, la cosa se torció y ni dos días ni nada, al final fueron cuatro ya que perdíamos el AVE a Valencia cada vez que íbamos a Atocha. Hay que decir que llegábamos a la estación tres horas después de que el tren hubiera partido… no preguntéis.
Dentro de estas andanzas, uno de los primeros restaurantes donde comí en Madrid y que tiene un sentimiento especial para mí, es “La Burbuja Que Ríe” en la calle Ángel numero 16. Un restaurante asturiano que desde hace años no deja a nadie indiferente.

IMG_6282La Burbuja Que Ríe @ C/ Ángel nº16, Madrid.

Cuando entras parece el típico restaurante de menús por la disposición de las mesas con una decoración intentando imitar las sidrerías de los pueblos asturianos más escondidos. Pero cuando sales solo piensas en lo bien que has comido y lo bien que lo has pasado. Una experiencia de lo más agradable en todos los sentidos.
Hace unos días estando de día libre y sin rumbo alguno terminamos en la zona de la Latina donde queríamos tomar unas cañas. No se sabe cómo nos desviamos un poco de la idea principal y terminamos tomando unas sidras en “La Burbuja”.

IMG_6255Uno de los culpables de que no nos quisiéramos marchar… ¡me refiero a la sidra, no al camarero! @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Y como no, unas sidras se convirtieron en “siéntate en una mesa y come unos cuantos platos”. Supongo que fue el efecto de la sidra…
Nos acercaron la carta y empezamos a ojearla. Ninguno de los dos tenía claro que pedir, cosa que estaba complicando y atrasando el servicio de nuestro fantástico camarero ya que cada vez que venía a coger la nota se iba con la libreta en blanco. Al final y gracias a las casualidades del destino, vimos una pizarra colgada justo en la pared de nuestra mesa donde ofrecían un menú con una combinación excelente.

IMG_6251Menú cerrado @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El menú consistía en una “Tabla de Quesos Asturianos”, “Navajas a la Plancha”, “Mejillones a la Sidra”, “Entrecot de Buey +/- 300 grms” y como no otra “botella de Sidra” por 39€.
La “Tabla de Quesos Asturianos”, a parte de ser bastante grande, tenía una buena variedad en la que no podía faltar ese “Cabrales” tan estupendo.

IMG_6257“Tabla de Quesos Asturianos” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Las “Navajas a la Plancha” con una súper picada de ajo y perejil estaban en su punto, pero para mi gusto con demasiado aceite cosa que no me alegraba mucho.

IMG_6261“Navajas a la Plancha” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Los “Mejillones a la Sidra” abundantes en cantidad y con un jugo perfecto. Desgraciadamente varios estaban cerrados y se quedaron tristemente abandonados dentro de la olla.

IMG_6265“Mejillones a la Sidra” @La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El “Entrecot de Buey”, con sus patatas fritas y pimientos del padrón terminaron de satisfacer nuestras ansias de comer. Cuando nos acercaron el plato de metal salpicando las gotas de la carne cocinándose, nos aceleramos a poner todos los trozos encima de las patatas para que no se siguiera cocinando y así comernos la carne como más nos gusta, muy poco hecha. Súper sabrosa.

IMG_6270“Entrecot de Buey” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Evidentemente después de dos botellas de sidra y de semejante cena improvisada, no pudimos hacer honores a ningún postre. Nos terminamos la sidra que nos quedaba mientras podíamos ver como el restaurante ya se había llenado a rebosar y tenía ya la barra petada y una lista de espera en la entrada.

IMG_6278Interior del restaurante poco antes de irnos @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El servicio siempre ha sido de lo más agradable aunque tengan el local abarrotado, la comida perfecta calidad precio y el ambiente inmejorable.
Aunque hayan pasado tantos años de mi primera visita, cada vez que entro en “La Burbuja” me traslado a esa época, ya que pocas cosas han cambiado en su interior.

( 1 botella de sidra + un menú para dos con otra botella de sidra unos 43€ )