Una de Vascos… Batzoki de Indautxu.

La primera vez que pisas un nuevo lugar, ciudad, pueblo o aldea te dejas aconsejar para ir a tiro hecho y comer en el lugar adecuado ya que no hay cosa que más rabia da que el primer bocado sea el equivocado.

La primera vez que llegamos a Bilbao queríamos algo auténtico, popular pero sobre todo económico y gracias a nuestra suerte nos indicaron como llegar a Batzoki de Indautxu, situado en la calle Particular de Indautxu numero 7.

thumb_IMG_4840_1024Batzoki de Indautxu @ Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

Era la hora de comer y buscábamos gastar precio de menú del día, por lo que los experimentos los dejábamos para otra ocasión. Pijadas las mínimas y una decoración acumulada durante varios años nos dieron una pequeña idea de lo que la situación podía presentar.

El menú del día no era muy extenso pero sí lo que necesitábamos para esa primera impresión de Bilbao.

Nuestra selección fue “Marmitako” para empezar y “Lubina a la Bilbaina” para rematar.

thumb_IMG_4317_1024Marmitako @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

Cuando nos acercaron el Marmitako nos sirvieron un plato bastante abundante de todo y nos dejaron el sobrante en la mesa para repetir tantas veces como nos apeteciera, empezamos más que bien y encima estaba de vicio.

thumb_IMG_4319_1024Lubina a la Bilbaina @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

La Lubina a la Bilbaina no estaba nada mal aunque a nuestro parecer un poco aceitosa.

thumb_IMG_4321_1024Arroz con Leche @ Batzoki de Indautxu, Calle Particular de Indautxu nº7, Bilbao.

De postre un “Arroz con Leche” que lo bordó.

Una experiencia que calidad precio nos encantó y nos hizo volver alguna que otra vez más.

( Menú del día por menos de 15€ )

Anuncios

Celso y Manolo… esperábamos más…

Tasca Celso y Manolo, Calle Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Me encanta que de vez en cuando me lleven a sitios que no conozco ya que si no fuera de esta manera posiblemente no los conocería. Cada vez que ocurre me siento como un niño pequeño el día de reyes, emocionado y con expectativas de que va a ser un sitio y una comida estupenda, pero a veces ocurre totalmente lo opuesto a lo que esperamos.

celso y manolo 3Tasca Celso y Manolo @ C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Adentrándonos en la zona de chueca en Madrid, donde varios restaurantes brillan por su calidad y sus precios populares, nos encontramos con un establecimiento precioso y curioso. Desde fuera solo puedes entrever el nombre y un poco la carta, pero si vas por la acera equivocada posiblemente ni te fijes.

celso y manoloDetalle de barra @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una vez dentro su inmensa barra de mármol te da la bienvenida y te invita a sentarte y tomarte un vermut en ella. La verdad que hasta el momento la visita prometía bastante. Una barra repleta de vasos de Martini preparados para todos aquellos que quisieran tomarse un vermut y disfrutar del espacio y ambiente tal y como lo hacían en los 50, con una música espectacular e ideal para la ocasión. A nuestra llegada solo éramos 3 parejas en la barra y nadie en las mesitas, cosa que nos invitó a querer sentarnos en una mesa y tantear un poco la carta. Desgraciadamente como en esta ocasión era una sorpresa todo lo que iba a degustar, mi acompañante no me dejó ojearla hasta que no terminamos de comer.

celso y manoloVermut @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Para empezar nos pedimos un vermut y un refresco. El vermut la verdad que estaba espectacular, preparado con cariño y con un sabor a los auténticos Martini de los años atrás que enamora.
A lo que comida se refiere solo pedimos tres platos, y menos mal…
El primero fue una “Tortilla de Bacalao” 6.50€, que quienes nos leéis más a menudo sabéis que es uno de nuestros pescados preferidos y lo degustamos en cada ocasión que tenemos. La tortilla era básicamente bacalao y huevo, sin más, ni cebolla ni nada por el estilo que le pudiera dar un toque diferente. De sabor era igual que una tortilla a la francesa con el toque del bacalao en alguna ocasión y con el regustillo del huevo quemado, ya que en una de las caras se pasaron de cocción.

celso y manolo 30Tortilla de Bacalao @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una de las cosas que me extrañó fueron los tiempos que necesitaron para sacar los platos. La tortilla tardó unos 10 minutos en sacarla, cosa que nos extrañó ya que éramos los únicos clientes pidiendo comida en ese momento. Hasta que no terminamos la tortilla y pasaron otros 5 minutos no nos sacaron la segunda elección. Comento esta situación más que nada porque sus raciones no es que sean de lo más grande, son más bien limitadas por el precio que tienen.

celso y manolo 26Atún Rojo de Zahara con Foie @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

La segunda elección llego a la mesa con bengalas y confeti por nuestra parte, ya que en teoría era el plato por el que me habían acercado a visitar Celso y Manolo, “Atún Rojo de Zahara con Foie” 20.50€. Un platito bastante pequeño con un trozo de atún de unos 100 gramos coronado con una suculenta ración de foie y acompañado de unas pocas patatas fritas de churrero artesanas. El atún que era el elemento principal pasó a ser el tercer elemento, ya que el foie y las patatas le daban mil vueltas. El atún tenía en casi toda su superficie unas betas como si de un entrecot de mala calidad se tratara que dificultaban su consumo. La verdad que esperaba un producto excelente por el precio al que nos lo vendieron.

celso y manolo 21Taquitos de Chuletón @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

Una vez terminado el atún y pasados unos minutos para no perder la costumbre de hacernos esperar llegó el tercer y último plato, “Taquitos de Chuletón” 9.75€. La carne con un sabor bastante bueno tenía una dificultad, le ocurría lo mismo que al atún, estaba lleno de betas que dificultaban su consumo y se quedaba en la boca dando vueltas ya que tragarlo era complicado.
Para la comida nos pedimos una copita de “Viña Real” que creímos que era lo más adiente para estos platos, aromas intensos a frutas maduras complementados con sutiles notas de maderas finas de roble.

celso y manolo 12Los toritos de la pared @ Tasca Celso y Manolo, C/ Libertad nº1, Chueca, Madrid.

El establecimiento es estupendo, la música absolutamente genial, el servicio un poco lento pero muy agradables, los productos no corresponden a la calidad que esperas y los precios de los productos por esta razón estan desorbitadamente fuera de lugar a la alza.
Supongo que en alguna otra ocasión me dejaré caer otra vez por este lugar, ya que habré sido el cliente con más mala suerte de ese día y seguro que todo saldrá muchísimo mejor.

(Una visita sobre preciada con dos bebidas alcohólicas, dos refrescos y tres tapas… 53.09€ )

En el aeropuerto de Barajas se puede comer bien…

KIREI BY KABUKI

La comida de los aeropuertos siempre ha sido pobre de producto, cara, con poca elección, de mala calidad y se podría decir también que muy poco creativa. Pero en el aeropuerto de Madrid desde hace ya un año y unos meses, hemos visto como estos puntos iban cambiando. Los establecimientos de bocadillos de una loncha de jamón dentro de un amasijo de pan seco con una gota de aceite, o los platos de comida reseca en neveras de exposición, han dado paso a restaurantes de calidad con productos de primera gama.
Especialmente en la Terminal 4 en la zona de embarque, nos encontramos con el KIREI BY KABUKI, un restaurante japonés por todo lo alto, desde que entras al establecimiento hasta que te vas te hacen sentir como si no estuvieras en el aeropuerto. Te reciben en la entrada muy educadamente, te acompañan hasta tu mesa, te ofrecen cartas muy completas, te aconsejan y te hacen sentir muy cómodo de principio a fin. Una experiencia como la que te puedes encontrar en cualquier restaurante de calle.

IMG_2563KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Nuestra visita no era la primera ya que en varias ocasiones hemos aprovechado para saborear sus platos. En esta ocasión, nos hemos pedido para empezar y mientras decidíamos que comer, una cerveza típica japonesa la KIRIN ICHIBA, una cerveza aromática y de amargor suave, con mucho gas que hace muy satisfactoria su elección.

IMG_2564Cerveza KIRIN ICHIBA, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Como ya conocíamos la carta nos pedimos algunos platos que ya conocíamos, como por ejemplo el NIGIRI de Huevo Frito con Pate de Trufa Blanca, una base de arroz al estilo japonés, con huevo de codorniz pintado con pate de trufa blanca, que hará que tus papilas gustativas estallen de alegría. Una elección que si coméis alguna vez en este restaurante no podéis dejar pasar.

IMG_2565NIGIRI de Huevo Frito con Pate de Trufa Blanca, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Lo acompañamos con un SASHIMI de atún picante al estilo Tartar, un atún de sabor muy fino y bien condimentado, en una porción adecuada para no aborrecer su sabor.

IMG_2566SASHIMI Tartar de Atún picante, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárezs, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Una vez terminamos con los primeros, nos llegaron tres elecciones de FUTOMAKI.
El primero fue el San Francisco enrollado con salmón relleno con aguacate y surimi de cangrejo muy típico de cualquier restaurante japonés, pero preparado a su perfección.

IMG_2570FUTOMAKI San Francisco, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

El segundo fue el de Huitlacoche, con huevas en su exterior y el hongo mexicano frito y crujiente en su interior, que hacen que sea una experiencia de sabor muy gratificante.

IMG_2567FUTOMAKI Huitlacoche, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Y tercero y último, el Soft Shell Crab, cangrejo americano de cascara blanda rebozado con harina y frito. Para los que no lo habéis probado nunca, un sabor parecido a las gambitas fritas cuando te comes la cabeza. Muy suave y adecuado.

IMG_2571FUTOMAKI Soft Shell Crab, KIREI BY KABUKI @ Aeropuerto Adolfo Suárez, Terminal T4, zona aire, Madrid.

Una experiencia de principio a fin perfecta.

(€70 aprox / 2 personas)