Calçots, esas cebollas catalanas… Cal Ganxo.

Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Es temporada de “calçots” y como no, tenemos la suerte de haber visitado uno de los restaurantes más clásicos y hermosos que se dedican a semejante manjar. Esta situado en Valls, a las afueras. Si no lo conoces puedes llegar a pasar de largo varias veces, pero cuando lo encuentras sabes que no te has equivocado y que estás en un lugar especial. Una masía auténtica catalana con unos exteriores cuidados y clásicos, donde en una esquina ves la humareda y percibes el olor a calçots cocinandose que te hacen salivar camino a la entrada del restaurante.

thumb_IMG_2538_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

“Cal Ganxo» es posiblemente el único restaurante de Valls, de Catalunya y de España que sólo sirve “calçotades”. La experiencia es para vivirla.

thumb_IMG_2536_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Al entrar al restaurante, pasando por el porticón de la entrada, te encuentras en una sala donde en un rincón tienen brasas cocinando alcachofas y donde los suelos originales están más inclinados que la torre de pisa.

thumb_IMG_2527_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para llegar a nuestra mesa nos hicieron pasar por varias salas y habitaciones de la antigua masía, donde habían entre otras una sala con un molino más antiguo que mi primer coche, comedores varios con muebles antiguos y pasadizos todos entrelazados para que el servicio llegue a tu mesa lo más rápido posible. El olor a sarmientos quemados y carne a la brasa es abrumador, se reparte por todas las salas y te persigue días después en la ropa que no has podido lavar, pero te recuerda la buena experiencia que has pasado en dicho lugar.

thumb_IMG_2533_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Una vez llegamos a nuestra mesa empezó la bacanal gastronómica.

thumb_IMG_2449_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Lo primero que te dejan en la mesa son unas aceitunas arbequinas y un porrón con vino de la zona más peleón que Rocky en la primera película, pero ideal para la ocasión. Seguidamente un bol cargado de salsa “romesco» donde sabes que en breve llegarán los “calçots” humeando y listos para ser devorados.

thumb_IMG_2451_1024Calçots @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Y así es, los “calçots” llegan en una teja de arcilla listos para que con tu mejor táctica los devores como mejor puedas… eso si, para los menos expertos siempre está el babero de rigor para evitar manchas inesperadas.

Qué cosa más rica y qué lástima que llegábamos de un viaje gastronómico donde nuestros estómagos no podían cargar más. Aún así los derribamos todos, no quedó ni uno.

thumb_IMG_2470_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

He aquí las cicatrices de la matanza… menos mal que en la misma sala teníamos una pila donde lavarnos las manos.

thumb_IMG_2485_1024.jpgAll i Oli @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Una vez recogida la mesa y preparada para el segundo asalto va y nos sueltan un morterito de “All i Oli” del bueno. Y cuando digo del bueno quiero decir del que se hace a mano con ajo y aceite, sin más.

thumb_IMG_2493_1024.jpgParrillada de Carne @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Y llega la parrillada de carne. Servida en una cazuela de barro con brasa viva para que cada uno cocine su carne al gusto. Cordero, butifarra negra de Valls y longaniza.

thumb_IMG_2495_1024.jpgJudías «Ganxet», Alcachofas y Butifarra Negra de Valls @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para acompañar a tal bacanal carnívora y complementar dicho atracón, toma judías del “ganxet” y alcachofas.

thumb_IMG_2505_1024Cava @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

El elixir para esta ocasión ya no es el porrón con vino de batalla, si no que una botella de cava brut para darle un poco de diversión a la cosa.

Qué lástima insisto, el que llegáramos a tal visita con el estómago a reventar de una semana gastronómica por todo lo alto ya que en las “calçotades” puedes repetir tantas veces como quieras de lo que quieras ya sean “calçots” o la carne, pero nosotros no pudimos ni terminarnos nuestras raciones. Batalla perdida.

thumb_IMG_2512_1024Crema Catalana @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para endulzar la derrota no se les ocurre nada más que coger un plato sopero, llenarlo de crema catalana, quemarlo con azúcar y dejártelo en frente de uno mismo tal cual tu abuela años atrás. Y atrévete a decir que no lo quieres. Sin más hay que hacer un último esfuerzo. Rica crema catalana.

thumb_IMG_2518_1024Naranja Preparada @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Último esfuerzo dije, pero no fue así ya que antes de hincar bocado a la crema catalana nos traen un plato con naranja cortadita y lista para consumir. Todo un detalle para los vagos como alguno de nosotros.

thumb_IMG_2523_1024Cal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Ahora sí, café o infusión ¿y a por una siesta bien ganada? ¿Tendrá habitaciones para poder estirarse y reposar copioso manjar? Posiblemente las tenga, pero no serán para los clientes. Así que sin miedos ni vergüenzas en el parking del restaurante y con los asientos del coche en modo cama nos pudimos relajar y descansar antes de seguir conduciendo a nuestro siguiente punto… la siesta duró tres horas.

( Una “calçotada» por todo lo alto en un escenario clásico e inmejorable para la ocasión unos 80€ la pareja… pero valió la pena )

www.calganxo.com

Restaurante Taberna 1929, dando parrilladas en Guadarrama…

Restaurante Taberna 1929, situado en Urbanización Jarosa III, Los Altos, Guadarrama.

Los domingos o tienes muchos planes para disfrutarlos o no sabes que hacer y te quedas tirado en el sofá. En un domingo que empezaba así, le dimos la vuelta y decidimos subirnos a Guadarrama en busca de una taberna que ya me rondaba en la cabeza desde hacía meses. Solo tardamos 30 minutos en ponernos en dicho lugar, pero un rato más largo en encontrar la taberna. Después de pelearnos con el GPS, google y algún que otro dispositivo más, logramos contactar por teléfono con la única persona que nos podía hacer llegar, la persona que lo regenta.
El lugar en concreto es “Restaurante Taberna 1929”, situado en Urbanización Jarosa III, Los Altos, Guadarrama. Solo llegar nos sorprendieron las instalaciones, ya que más que un restaurante parecía un club social del pueblo donde veraneaba de pequeño. Y más o menos lo era pero con una gran diferencia, su maravillosa comida y peculiar y cariñoso servicio.

IMG_3662«Restaurante Taberna 1929» @ Guadarrama, Madrid.

Ya hacía tiempo que en las redes sociales veía promociones varias de la taberna, con unos precios bastante generosos y unas fotos muy por encima de los mismos. Desconfiaba totalmente de dichas ofertas, pero aun así tenía ese quien sabe dentro, si eran o no eran ciertas. Una de estas promociones era con chuletón, parrillada de verduras, sorbetes y cócteles por tan solo 12.50 € por persona… por supuesto que voy a desconfiar.
Primero nos acercamos a la barra, donde nos tomamos un aperitivo para empezar e hicimos un poco de tiempo para prepararnos a lo que venía. Un grupo de gente hacía lo mismo, con sus hijos correteando por el local, dejándonos ver la amistad que había con dicho grupo y las personas que lo regentan. Sin dejar pasar mucho tiempo, nos informaron que en breve nos empezarían a servir la comida, por lo que nos sentamos en una de sus mesas con vistas a la sierra de Guadarrama y a una gran piscina que disfrutan los socios de la zona en verano.
Para empezar nos sirvieron las bebidas, un agua con gas para mí ya que era el conductor asignado y un vinito tinto “Torre de Barreda 2012” que estaba bastante bueno.

IMG_3632.JPG“Torre de Barreda 2012” @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

La “Parrillada de Verduras” llegó con ese sonido peculiar que te avisa que eso quema infiernos. La bandeja espectacular y llena a rebosar nos dejo anonadados y con cara de no saber por dónde empezar. Una gran selección de vegetales con pimientos, patatas, tomate, berenjena, calabacín y cebolla cocinados mientras te los vas comiendo al punto que tú más desees. Gran sabor y frescura.

IMG_3623.JPG«Parrillada de Verduras» @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

A todo esto teníamos un pan en la mesa que estaba bastante bien, pero no frenó a la camarera para traernos uno recién hecho para que lo probásemos… tremendo.

IMG_3633.JPG«Pan Casero» @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

El “Chuletón” llegó avisando al igual que los vegetales, humeando y con el mismo sonido. Nos recomendaron que pusiéramos el chuletón encima de las patatas lo antes posible para que no se siguiera cocinando y así decidir si comerlo crudito o no. La carne tierna y jugosa nos dejó aun más perplejos, estaba espectacular, no dejamos ni la grasa. Esta iba acompañada de unas patatas cocinadas de una manera muy especial que no vamos a desvelar, hay que probarlas y preguntar… solo os digo que son frescas.

IMG_3629.JPG«Chuletón» @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

Entre plato y plato nos trajeron un “Sorbete de Mandarina” que hicieron en ese mismo momento para nosotros. Muy rico y dulce, ideal y un buen cambio del típico de limón.

IMG_3634«Sorbete de Naranja» @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

El postre fue de lo más auténtico, un “Daiquiri de Plátano” en una copa espectacular y con la sombrilla de papel que pone una sonrisa en todas las caras. Para mi gusto un pelín fuerte de alcohol, pero con plátanos naturales que le dan el toque final de frescura de todos sus productos.

IMG_3639«Daiquiri de Plátano» @ Restaurante Taberna 1929, Guadarrama, Madrid.

La velada fue espectacular, muy relajados y sorprendidos por todo. La verdad que se ha convertido en uno de esos sitios que sí o sí recomiendas y que seguramente vuelvas a pisar más de una vez para volver a disfrutarlo.

( Menú para dos 25.00 € + copa de vino 1.80 € + refresco 1.50 € )

Un lujo al alcance de todos, Temps de Terra…

Temps de Terra.

Los viajes de dos o tres días te dan para mucho, sobre todo para conocer lugares que te dejan con la boca abierta por la calidad de sus productos y unas instalaciones inmejorables. Este es el caso de “Temps de Terra” en Amposta (Tarragona) a un tiro de piedra del Delta del Ebro. Un lugar rústico a campo abierto en la “Vall de Cabiscol” donde podrás disfrutar de la naturaleza y de su comida de cosecha propia.

IMG_3139Temps de Terra @ La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

El camino para llegar al restaurante ya te va avisando que los lujos de zapatos de piel y unos tacones, no son la mejor elección si ha llovido un poco, necesitas unas zapatillas de deporte o unas buenas botas de montaña para que después de comer te des un paseo por una de las rutas recomendadas por el valle.

IMG_3140Vall de Cabiscol @ Amposta, Tarragona.

Una vez avisados de esto, no quiero que os penséis que estamos en un barrizal de desorden y de suciedad, ni mucho menos, sus instalaciones están decoradas rústicamente, limpias como muchos de los restaurantes de calle o más aun que estos y con un cuidado de los decorados extraordinario.

IMG_2917Vista del restaurante @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Normalmente tienen un menú cerrado que es el que todo el mundo disfrutará si quieren comer, amenizados con vinos de la zona, cervezas artesanas y refrescos más naturales que arrancar el mismo limón del árbol y exprimirlo. Nuestro menú de esta visita ha sido el de la “Calçotada” con su salsa correspondiente y una gran variedad de carnes y vegetales hechos a la brasa de leña justo a tu lado.

IMG_2943La «Sol» comiendo calçots @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Empezamos en una zona del restaurante adaptada para comer los calçots de pie, con su salsa romesco y el porrón de vino tinto para los más valientes. Los calçots de cosecha propia, eran de los primeros del año, cosa que hacía que fueran pequeños y algunos todavía estuvieran un poco verdes, pero nada que pudiera evitar disfrutar semejante manjar.

IMG_2938Calçots @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Una vez saciamos nuestra gula de estas cebollas tan especiales, pasamos a otra área del comedor donde nos empezaron a servir los platos adicionales.
Empezaron por un par de bandejas de ensalada recién arrancadas del campo con una frescura que te trae esos recuerdos casi olvidados de productos orgánicos como los de antes.

IMG_2975Ensalada fresca recien cogida del campo @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Seguidamente y sin haber terminado de refrescarnos con la ensalada, nos acercaron un zurito de crema de calçots calentita para prepararnos a lo que nos venía.

IMG_2984Zurito de crema de calçots @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Y aquí empezaron los problemas de espacio ya… bandejas de carne a la brasa sin fin, una selección de las mejores carnes y butifarras de la zona con las que más de uno hubiera salido corriendo, nosotros lo intentamos, pero no nos dejaron. Como campeones intentamos comernos hasta el último bocado, fracasando y dejando gran cantidad de la primera ronda en los platos mientras seguían pasando por la mesa con bandejas repletas de carne preguntando si aún queríamos más.

IMG_3014Parrillada de carne a la brasa @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

El detalle de la parrillada son las mini barbacoas que ponen en la mesa con brasa viva para que remates la carne al punto que más desees.

IMG_3029Barbacoa en mesa @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

De postre teníamos dos opciones, fruta o “menjar blanc”, algunos fueron a la fruta para ver si así les bajaba esa barbaridad de comida que acababan de ingerir, pero los más aventureros nos tiramos al “menjar blanc” ya que es un plato realizado con producto de la zona. El sabor es parecido al del arroz con leche ya que se utilizan muchos de sus elementos, cáscara de limón, canela, almidón de arroz y almendra, la textura de natilla hace que sea muy fácil su consumo y su sabor fresco resalta a cada cucharada.

IMG_3047Menjar Blanc @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Para rematar un chupito de moscatel artesano, un cafecito y dulces típicos de la zona de Tortosa rellenos de cabello de ángel o chocolate antes de la última sorpresa, un pequeño paseo a caballo por las cercanías del restaurante.

IMG_3092Paseo en caballo incluido en el precio @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Si el buen tiempo acompaña también te puedes tumbar en una de sus hamacas colgantes que tienen en varios puntos de la finca.

IMG_2933Cocina @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

Si quieres también te puedes pedir el menú para llevar y disfrutarlo en zonas de picnic que tienen en sus 70 hectáreas, o si prefieres pasar unos días tienen unas casitas que puedes alquilar y disfrutar de todas las actividades de montaña que más quieras. Los menús varían según temporada y si lo encargas hacen arroces varios al fuego de leña. También puedes comprar sus productos frescos y llevártelos a casa.
Un lujo muy difícil de superar.

IMG_3099Calçotada @ Temps de Terra, La Vall de Cabiscol, Amposta, Tarragona.

( €25.00 por persona )

www.tempsdeterra.com