Calçots, esas cebollas catalanas… Cal Ganxo.

Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Es temporada de “calçots” y como no, tenemos la suerte de haber visitado uno de los restaurantes más clásicos y hermosos que se dedican a semejante manjar. Esta situado en Valls, a las afueras. Si no lo conoces puedes llegar a pasar de largo varias veces, pero cuando lo encuentras sabes que no te has equivocado y que estás en un lugar especial. Una masía auténtica catalana con unos exteriores cuidados y clásicos, donde en una esquina ves la humareda y percibes el olor a calçots cocinandose que te hacen salivar camino a la entrada del restaurante.

thumb_IMG_2538_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

“Cal Ganxo” es posiblemente el único restaurante de Valls, de Catalunya y de España que sólo sirve “calçotades”. La experiencia es para vivirla.

thumb_IMG_2536_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Al entrar al restaurante, pasando por el porticón de la entrada, te encuentras en una sala donde en un rincón tienen brasas cocinando alcachofas y donde los suelos originales están más inclinados que la torre de pisa.

thumb_IMG_2527_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para llegar a nuestra mesa nos hicieron pasar por varias salas y habitaciones de la antigua masía, donde habían entre otras una sala con un molino más antiguo que mi primer coche, comedores varios con muebles antiguos y pasadizos todos entrelazados para que el servicio llegue a tu mesa lo más rápido posible. El olor a sarmientos quemados y carne a la brasa es abrumador, se reparte por todas las salas y te persigue días después en la ropa que no has podido lavar, pero te recuerda la buena experiencia que has pasado en dicho lugar.

thumb_IMG_2533_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Una vez llegamos a nuestra mesa empezó la bacanal gastronómica.

thumb_IMG_2449_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Lo primero que te dejan en la mesa son unas aceitunas arbequinas y un porrón con vino de la zona más peleón que Rocky en la primera película, pero ideal para la ocasión. Seguidamente un bol cargado de salsa “romesco” donde sabes que en breve llegarán los “calçots” humeando y listos para ser devorados.

thumb_IMG_2451_1024Calçots @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Y así es, los “calçots” llegan en una teja de arcilla listos para que con tu mejor táctica los devores como mejor puedas… eso si, para los menos expertos siempre está el babero de rigor para evitar manchas inesperadas.

Qué cosa más rica y qué lástima que llegábamos de un viaje gastronómico donde nuestros estómagos no podían cargar más. Aún así los derribamos todos, no quedó ni uno.

thumb_IMG_2470_1024.jpgCal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

He aquí las cicatrices de la matanza… menos mal que en la misma sala teníamos una pila donde lavarnos las manos.

thumb_IMG_2485_1024.jpgAll i Oli @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Una vez recogida la mesa y preparada para el segundo asalto va y nos sueltan un morterito de “All i Oli” del bueno. Y cuando digo del bueno quiero decir del que se hace a mano con ajo y aceite, sin más.

thumb_IMG_2493_1024.jpgParrillada de Carne @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Y llega la parrillada de carne. Servida en una cazuela de barro con brasa viva para que cada uno cocine su carne al gusto. Cordero, butifarra negra de Valls y longaniza.

thumb_IMG_2495_1024.jpgJudías “Ganxet”, Alcachofas y Butifarra Negra de Valls @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para acompañar a tal bacanal carnívora y complementar dicho atracón, toma judías del “ganxet” y alcachofas.

thumb_IMG_2505_1024Cava @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

El elixir para esta ocasión ya no es el porrón con vino de batalla, si no que una botella de cava brut para darle un poco de diversión a la cosa.

Qué lástima insisto, el que llegáramos a tal visita con el estómago a reventar de una semana gastronómica por todo lo alto ya que en las “calçotades” puedes repetir tantas veces como quieras de lo que quieras ya sean “calçots” o la carne, pero nosotros no pudimos ni terminarnos nuestras raciones. Batalla perdida.

thumb_IMG_2512_1024Crema Catalana @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Para endulzar la derrota no se les ocurre nada más que coger un plato sopero, llenarlo de crema catalana, quemarlo con azúcar y dejártelo en frente de uno mismo tal cual tu abuela años atrás. Y atrévete a decir que no lo quieres. Sin más hay que hacer un último esfuerzo. Rica crema catalana.

thumb_IMG_2518_1024Naranja Preparada @ Cal Ganxo, Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Último esfuerzo dije, pero no fue así ya que antes de hincar bocado a la crema catalana nos traen un plato con naranja cortadita y lista para consumir. Todo un detalle para los vagos como alguno de nosotros.

thumb_IMG_2523_1024Cal Ganxo @ Carrer de la Font F 14, Masmolets, Valls, Tarragona.

Ahora sí, café o infusión ¿y a por una siesta bien ganada? ¿Tendrá habitaciones para poder estirarse y reposar copioso manjar? Posiblemente las tenga, pero no serán para los clientes. Así que sin miedos ni vergüenzas en el parking del restaurante y con los asientos del coche en modo cama nos pudimos relajar y descansar antes de seguir conduciendo a nuestro siguiente punto… la siesta duró tres horas.

( Una “calçotada” por todo lo alto en un escenario clásico e inmejorable para la ocasión unos 80€ la pareja… pero valió la pena )

www.calganxo.com

Te dejan entrar aunque no te la sepas… La Contraseña.

La Contraseña.

Todos los enamorados de la gastronomía madrileña han pasado o conocen la calle Ponzano. En esta calle nos encontramos gran variedad de establecimientos desde los más castizos a los más modernos y con una diversidad suficiente para enamorar a todos. Nosotros hemos tenido la gran suerte de conocer y repetir en varios de estos establecimientos, pero con la gran desgracia de no haber pisado el que posiblemente nos ha gustado más de todos hasta hace poco. Unas dos semanas atrás nos invitaron a un evento que se celebraba en este restaurante, del que salimos mucho más que encantados y donde nos prometimos que teníamos que regresar lo antes posible y realizar una visita por todo lo alto. Lo bueno dicen que siempre se hace esperar…¿no?

Situado en el numero 6 de la calle Ponzano nos encontramos con el restaurante La Contraseña. Un restaurante moderno y a la última con todas las tendencias arquitectónicas donde la gastronomía se fusiona con clásicos y modernos a la vez. El establecimiento tiene varios niveles o ambientes donde poder disfrutar desde una caña en la parte delantera de todo, pasando por una terraza interior donde relajarte comiendo una exquisitez o subirte a la terraza interior al Gin Bar para que la barman de la casa te prepare uno de sus cócteles espectaculares, entre otros espacios diferentes que a lo mejor os contamos en estas líneas.

thumb_IMG_3017_1024La Contraseña @ Calle Ponzano nº6, Madrid.

Cuando llegamos para cenar ya nos esperaban con una mesa para dos justamente en uno de los ambientes más acogedores donde la decoración te hace sentir como en el comedor de casa donde puedes observar todas las zonas y disfrutar de todo lo que ocurre, cosa que es nuestro vicio ya que así vemos como se va moviendo todo y a qué nivel de acción nos enfrentamos. Dejándonos un tiempo para respirar nos ofrecieron bebidas y nos recomendaron algunos platos a los que podríamos atacar, hasta que subió de la cocina Victor Soto cocinero de La Contraseña y nos dejamos llevar por lo que él nos quiso obsequiar.

thumb_IMG_3022_1024Alcachofas de Temporada @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

No pasó mucho tiempo cuando a la mesa llego el primer entrante, “Alcachofas de Temporada” 9,50€. Unas alcachofas con caldo de ave y jamón muy ideales para el frío al que nos enfrentamos tal noche. Somos unos amantes de las alcachofas y podemos asegurar que hemos catado ya dos versiones diferentes en La Contraseña que nos han enamorado.

thumb_IMG_3029_1024Ceviche de Chicharro Amarillo con Helado de Mandarina @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

Terminados y con muchas ganas de más nos sorprendieron de nuevo con un “platazo” peruano, “Ceviche de Chicharro Amarillo con Helado de Mandarina” 16,50€… sin comentarios. Fresco, suave, y una cantidad muy generosa para ser un entrante. Un ceviche estupendo para todos los que amamos este plato tradicional pero que Victor le ha sabido dar su toque personal que gustará a sus amantes.

thumb_IMG_3035_1024Rigatoni con Trufa Negra @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

Cuando el ceviche no era más que una mancha de lo que había sido en nuestro plato, apareció un plato con un condimento de temporada que perfuma a todo aquello que toca… “Rigatoni con Trufa Negra” fuera de carta. En mis años de cocinero en restaurantes italianos aprendí a cocinar y preparar la pasta hasta su punto perfecto para que hagas lo que hagas no se pase, rompa o sature de salsa, este plato lo tenía todo, se sale. Mojamos pan de lo lindo.

Llegados a este punto creíamos que la experiencia había terminado y la verdad que estábamos super contentos con todo, pero no, todavía quedaba la sorpresa de la noche.

thumb_IMG_3052_1024Jarrete de Cordero en su Jugo con Puréd e Patata @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

“Jarrete de Cordero en su Jugo con Puré de Patata” 23,00€, un plato que teníamos abandonado desde hacía mucho tiempo y que fue uno de nuestros vicios en Irlanda mientras vivimos en ese estupendo país. El cordero se desmigaba con tal facilidad que limpiar el hueso era juego de niños. El puré de patatas espeso, suave y con un sabor agradable combinando con los jugos del cordero dinamitaban la experiencia por todo lo alto.

thumb_IMG_3068_1024Torrijas con Crema de Cardamomo @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

Con cara pavos y lamiendo la cuchara nos quitaron el plato donde el jarrete estaba para cambiarlo por uno con una torrija… “Torrijas con Crema de Cardamomo” 6,50€. Es un plato que ya habíamos saboreado en un evento al que nos invitaron y en el que un servidor se comió dos de ellos en una sentada… así que no digo más, canela en rama.

La bebida de la cena fueron un par de cañas mientras comimos y un cóctel para mi acompañante mientras disfrutábamos de la música y el ambiente.

thumb_IMG_3080_1024Cóctel “La Contraseña” @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

El cóctel preparado por esa super estrella que tienen, “La Contraseña”. Un cóctel con varios ingredientes secretos que muy poca gente conoce… para ser exactos con una mano los puedes contar. Muy rico y elegante.

thumb_IMG_3097_1024El Reservado @ La Contraseña, C/ Ponzano nº6, Madrid.

Llegados a la hora de marchar nos dieron un tour por todo el restaurante mostrándonos todos los ambientes y el secreto mejor guardado de todos… El Escondido. Un privado donde poder celebrar cualquier evento y disfrutar de la discreción por parte de todo el equipo. Si queréis saber lo que se esconde detrás de esta puerta… reservarlo, por un mínimo de 40€ por persona si vais a carta o simplemente eligiendo uno de sus dos menús que Victor estará más que orgulloso de preparar para vuestro grupo.

(Una experiencia para repetir una y otra vez por unos 35€ por cabeza al completo)

www.restaurantelacontrasena.com

Os dejamos también las fotos del evento al que fuimos invitados para que veáis las maravillas que nos entregaron y también para daros una pequeña visión para todos aquellos que queráis celebrar una fiesta en la contraseña.

Cenas Gastronómicas