Pastrami Lovers, Gastro Hungaros y Bagels Monstruosos…

Hablemos de pastrami…

“Pastrami, también llamado Pastrón, es un producto elaborado con carne roja, generalmente carne de ternera, sometido a proceso de salmuera. El proceso de elaboración del pastrami es sencillo: se desangra, usualmente con ayuda de un prensado, y se pone la carne en salazón a secar, se le añaden algunas especias tales como ajo, pimienta negra, mejorana, albahaca; y finalmente se ahúma. Excluyendo la pimienta negra y el ahumado, el proceso es muy similar al empleado para obtener el Corned beef. En el Reino Unido y en los Estados Unidos la carne de ternera se cuece tras el proceso de salazón. Ya a comienzos del siglo XXI empieza a verse Pastrami elaborado con carne de pavo, llamado pastrami de pavo o jamón de pavo.”
Wikipedia.

Muchos lo conocemos de programas de cocina del Discovery Channel, la serie “Friends” donde “Joey” siempre atacaba a dicho elemento, porque hemos viajado a estados unidos y hemos catado un pastrami maquillado al estilo americano o porque hemos tenido la suerte de conocer a algunos pioneros del producto en España.
Como yo he tenido la ocasión de disfrutarlo en norte América y en España, creo que más o menos tengo un criterio medio aceptable para comentarlo.
Cuando lo probé en Estados Unidos, la cosa fue muy emocionante. Servido entre dos trozos de pan blando, montañas de pastrami caliente con salsas grasientas, pepinillos, ensalada y abundante queso derretido que siguen haciendo que babee cada vez que pienso en ello. Un bocadillo difícil de comer y de digerir por la cantidad de grasa que engulles, pero que te hace disfrutar hasta el último bocado. Esto fue hace ya más de diez años, cosa que hasta hace poco era como un vago recuerdo.
Hará no más de un mes, tuve la oportunidad de viajar a Barcelona y conocer a dos empresarios con negocios relacionados con el pastrami, pero con públicos diferentes.

Cal Marius 449, C/ Mallorca nº449, Barcelona.

El primero fue Mario, dueño del restaurante “Cal Marius 449” situado en la calle Mallorca numero 449 de Barcelona.

IMG_6647Cal Marius 449 @ C/ Mallorca nº449, Barcelona.

Nos citamos a las 11 de la mañana para probar el pastrami tal y como él lo sirve, pero antes me sorprendió con un plato de caracoles bañados en sal y pimienta que me hicieron saltar las lágrimas.

IMG_6632“Cargols” @ Cal Marius 449, C/ Mallorca nº449, Barcelona.

Un desayuno de campeones donde los haya. Lo más curioso de los caracoles es la historia que hay detrás. Según Mario es una receta que proviene de su abuela y que ha tardado un poco en conseguir el sabor que ella le daba.
Junto con los caracoles me sacó también un cuenco con unos elementos rebozados muy cachondos… si queréis saber que son, pasaros por “Cal Marius” y estoy seguro que le encantará retaros a que lo adivinéis.

IMG_6642“Elementos rebozados muy cachondos” @ Cal Marius 449, C/ Mallorca nº449, Barcelona.

En un punto de contentamiento de mi gula, apareció Mario con tremendo monstruo con el que me presentaba el pastrami de su establecimiento, “American Sensattion”.
Entre dos trozos de un bagel que desaparecía entre tanto condimento, salían lenguas de pastrami que escondían un huevo, espinacas, patatas fritas, cebolla caramelizada y queso de vaca picante. Un monstruo difícil de terminar, pero que si lo haces tienes una energía durante todo el día de escándalo.

IMG_6639“American Sensattion” @ Cal Marius 449, C/ Mallorca nº449, Barcelona.

Paprika Gourmet, C/ de los Castillejos nº248, Barcelona.

El segundo empresario es el dueño de Paprika Gourmet, Dani. Su tienda de productos Húngaros situada en la calle de los Castillejos numero 248 y a pocos metros de nuestra visita anterior, se encarga de subministrar a media España este producto que trae para saciar a sus seguidores incondicionales que cada vez son más.

IMG_6662Paprika Gourmet @ C/ de los Castillejos nº248, Barcelona.

Normalmente no hablo de tiendas gourmet, creo que no son mi jurisdicción, pero en este caso hay una diferencia que ha hecho que lo haga. Dani da a conocer sus productos a través de catas que imparte el mismo y enseña a todos aquellos que van a utilizar el pastrami en sus platos de la carta a cómo combinarlo y presentarlo para sacar los mejores resultados.

IMG_6664Paprika Gourmet @ C/ de los Castillejos nº248, Barcelona.

Al llegar me hizo una presentación de los productos que tiene tanto en las vitrinas como en las estanterías. Quesos de todos tipos, carnes curadas variadas, salsas dulces y picantes, cervezas, vinos y no nos olvidemos del pastrami.

IMG_6678Cata de Pastrami @ Paprika Gourmet, C/ de los Castillejos nº248, Barcelona.

Después de enseñarme uno a uno los productos, presentármelos con una explicación individual de cada uno y explicarme un poco como empezó todo se puso detrás de la vitrina y empezó a preparar una cata del pastrami con distintas salsas para enseñarme un poco distintas combinaciones de sabor. Con mostazas, horseradish o solo con todo su sabor ahumado fueron algunas de las combinaciones que nos presentó.

IMG_6679Paprika Gourmet @ C/ de los Castillejos nº248, Barcelona.

Amenizamos la cata con un poco de cerveza negra ahumada, con un sabor fuerte y un fondo a regaliz que culminaban la combinación perfecta para cerrar nuestra visita.

Si estais alguna vez por la zona de la Sagrada Familia de Barcelona, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar a estos dos amantes del pastrami, o como ellos dicen, “Pastrami Lovers”.

Si los queréis contactar estos son los links a sus páginas:

http://www.paprikagourmet.com
http://www.pastrami-bcn.blogspot.com.es
http://www.calmarius452.blogspot.com.es

Se merecen el oro… Bar la Plata.

Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Lugares con encanto los hay a miles, pero que encima tengan historia, sean agradables y lleven más de 70 años sirviendo los mismos 4 platos que cuando lo fundaron… tiene mérito.
Alguien dijo una vez que si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Nunca mejor dicho.

En Barcelona, en uno de los barrios más turísticos y en auge de locales más modernos que el dejarse barba de dos metros, resiste el “Bar la Plata”. Un establecimiento fundado en 1945 y regentado por la misma familia donde sirven 4 platos con los que han sabido aguantar sin cambiarlos fuera la época que fuera y vinieran las modas que vinieran.

thumb_IMG_8201_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Situado en la calle Mercé numero 28 de Barcelona y haciendo esquina, nos encontramos con el Bar la Plata. Un local pequeño, con una solera especial y una simpatía tratada con cariño para cada cliente que entra por la puerta, seas del barrio o no. Para muchos es el bar de toda la vida donde sus padres y amigos han crecido rodeados de un ambiente cariñoso, vino y tapas. Para nosotros una joya de las que nos gusta compartir y que encontramos de casualidad andando por las calles del Gótico en busca de algo diferente.

thumb_IMG_8198_1024Interior de la barra @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Al acercarnos vimos bullicio de gente cosa que nos hizo pensar dos veces si entrar o no, pero una vez echamos el ojo para ver que se cocía decidimos que de ahí no nos movía ni el “tato”.

Una barra pequeña justo al entrar y unas pocas mesas alrededor hacen que el bar sea de lo más acogedor cuando se agrupa la gente para disfrutar de un buen vino de los de toda la vida.

thumb_IMG_8186_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Nos acercamos a la barra, justo donde el vino era servido y nos pedimos dos cervezas. Con las cervezas nos sirvieron un platito de pescadito frito y mirando un poco por encima vimos que era lo que todo el mundo estaba comiendo. No paraban de sacar platitos a todos aquellos que pedían algo de beber, cosa que nos gustó bastante.

Al ver que no sólo sacaban pescadito frito, la mosca me picó y decidí pedir un plato de cada para salir de dudas y ver si tal movimiento de cocina era realmente puntual o simplemente era algo que como las viejas costumbres se siguen haciendo sin saber por qué.

thumb_IMG_8195_1024Ensalada de Tomate @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Madrid.

Lo primero en llegar fue una ensalada de tomate con cebolla y arbequinas. Aunque hubiera preferido empezar por algo diferente, tengo que decir que la cosa no estaba rica, estaba riquísima. Con lo simple que es, me sorprende que me gustara tanto, pero me encantó. Sabrosa, dulce, amarga, picante,… lo reunía todo.

Lo siguiente fue un platito con unas anchoas y unos trozos de butifarra. Ahora sí, esto sí que sí. Dos de nuestros productos favoritos en un plato listos para que los devorásemos.

thumb_IMG_8194_1024Butifarra y Anchoa @ Bar la Plata, C/ de la Mercé, Barcelona.

La butifarra a su punto perfecto de cocción sobre una cama de pan con tomate y en la proporción perfecta para seguir comiendo otras maravillas y combinar distintos sabores.

Las anchoas, también dormidas sobre la misma cama de pan con tomate, son la hostia. Ricas, sabrosas, bien sobadas sin espinas, en su punto perfecto de sal combinan con la dulzura del tomate y del aceite para que disfrutes al máximo de la experiencia.

thumb_IMG_8189_1024Pescadito Frito @ Bar la Plata, C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Y ya para terminar, el pescadito frito del principio. Limpio, con un rebozado fino y nada pesado que facilita su consumo. Brutal.

Como disfrutamos cada vez que nos encontramos con estas joyas y más aún el poder compartirlo para que todos los que podáis disfrutéis de la misma experiencia.

thumb_IMG_8200_1024Bar la Plata @ C/ de la Mercé nº28, Barcelona.

Pasar por Barcelona y no visitar algunos lares como este, es imperdonable.

( Una visita de tropiezo con un resultado espectacular para dos personas unos 20€ )

www.barlaplata.com

Una “bomba” de restaurante…

La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, la Barceloneta, Barcelona.

Cada vez que regreso a Barcelona descubro algún lugar que me extraña no haber conocido antes, aun haber estado justo al lado millones de veces.
Plantado en el corazón de la Barceloneta, uno de los barrios más bonitos y maltratados de Barcelona, nos encontramos uno de los lugares más emblemáticos del barrio. Fundado hace más de 70 años nos espera una pequeña tasca que mantiene la esencia de aquellos tiempos y que ha sufrido muy pocos cambios por no decir ninguno. Con una entrada que es más típica de un bajos que de un establecimiento y sin ningún cartel que anuncie donde estás, nos encontramos con “La Cova Fumada”, C/ del Baluard nº56.

IMG_4584.JPGCarta con solera de la buena… @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Una pequeña entrada que es delatada por la cola de comensales que esperan una mesa impacientes. El lugar es pequeño y bastante apretado con una barra de mármol justo al entrar, una barra muy singular que sirve de pasillo para poder ir a las mesas ya que a veces no se puede pasar por el camino normal por el tapón que forma la gente que espera para poder sentarse en una mesa.

IMG_4537Contra barra a.k.a pasillo para llegar a las mesas @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Las mesas dignas de museo también son de mármol blanco y muestran por su desgaste el esfuerzo que han tenido que hacer día a día para soportar a los visitantes que vienen de todas partes para probar las delicias que ofertan en dicho lugar.
Tardamos una vida para que nos dieran mesa y cuando nos la dieron fue en mesa compartida al lado de una pareja mayor de turistas que ya estaban con el café, la experiencia prometía… Para empezar nos pedimos una jarrita de vino tinto de la casa, un vino de aquellos que más vale que vigiles como lo bebes si quieres acordarte de todo.

IMG_4538Jarrita de vino tinto pariente cercano del de pitarra @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Seguidamente nos pedimos unas “Bombas” ya que por lo visto son de lo más típico en “La Cova”. El rebozado era fino, el puré muy cremoso y la mezcla de carne correcta, la salsa no es que picara mucho, pero porque tenía truco el asunto.

IMG_4548“Bomba” poco picante @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Por lo visto tienen tres tipos de salsa que van de menos a más. Tuve que pedirme otra bomba para poder saborear la más picante, picar picaba, pero tampoco para asustarse.

IMG_4559.JPG“Bomba” más picante @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

La segunda tapa que nos cayó, fue la de los “Buñuelos de Bacalao”, muy básicos y sin emociones. Varios de los buñuelos estaban fríos, cosa que daba a entender que unos ya estaban preparados de mucho antes y otros calentados después. Aun así es uno de esos platos que mientras sean decentes no fallas al pedirlos.

IMG_4552.JPG“Buñuelos de Bacalao” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Antes de que termináramos con los buñuelos nos acercaron una ración de pan con tomate y una ración de pan con “all i oli”, un par de trozos de pan tostados a la plancha, simples pero muy sabrosos.

IMG_4554.JPGPan con tomate y “all i oli” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Los “Pulpitos” llegaron en muy buen momento, justo cuando nos cambiaron los compañeros de mesa, un par de caballeros que resultaron ser muy buena gente y grata compañía. Volviendo a los pulpitos, solo tengo una queja… demasiado aceitosos, pero todo lo demás en su punto.

IMG_4555.JPG“Pulpitos” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Sin esperar mucho nos soltaron en la mesa el “Bacalao con Tomate”… buenísimo! Supongo que en este caso soy poco crítico, porque el bacalao es uno de mis pescados favoritos y porque el vino ya empezaba a hacer de las suyas.

IMG_4560.JPG“Bacalao con Tomate” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Para rematar ya con los platos de bacalao, nos pedimos la “Esqueixada de Bacallá”, tiras de bacalao desalado bañadas en aceite de oliva y acompañadas de unas aceitunitas negras, rico rico.

IMG_4564.JPG“Esqueixada de Bacallá” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

En este punto se nos calentó el morro y nos pedimos otra jarrita de vino y algunos platos más, ya que los nuevos acompañantes nos empezaron a dar conversación y es de mala educación no acompañar a aquellos que estan comiendo, no?

IMG_4586.JPGEl equipo de mesa al completo @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Nos pedimos una “Sepia a la Plancha”, pequeñita pero en su punto, nada seca ni con textura de goma, al revés, jugosa y tierna al mordisco.

IMG_4565“Sepia a la Plancha”@ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Unos “Recortes de Pulpo Encebollados”, posiblemente el plato que menos nos agradó. El pulpo necesitaba muchas más horas de cocción y la salsa mucho mas cariño, aun así lo devoramos entero.

IMG_4568“Recortes de Pulpo” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Y en este punto de la comida y ya con la agonía al máximo, llegamos a un acuerdo con nuestros acompañantes de mesa, nosotros pedimos unas gambas y ellos unas cigalas, pero para compartirlas los cuatro.
Las gambas excelentes, muy sabrosas y con el punto exacto de cocción.

IMG_4577.JPG“Gambas a la Plancha”@ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Las cigalas no tan contento con ellas, estaban demasiado cocinadas y tampoco eran para tirar cohetes por el precio que tenían.

IMG_4578.JPG“Cigalas” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Para rematar la comida los cuatro nos pedimos un “Pirata”, que es un carajillo con un pedazo de piel de limón dentro.

IMG_4588“Pirata” @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Café de batalla de los que te hacen despertar de golpe o salir corriendo al baño pidiendo ayuda.
La verdad que toda la experiencia fue genial, de principio a fin te vuelves a sentir como cuando eras un renacuajo y tu abuelo te mandaba a la tasca a que te rellenaran la botella de vino y a por los cigarrillos “BN”. Un establecimiento en el que te sientes acogido y como si te conocieran de toda la vida.

IMG_4583Con los cocineros @ La Cova Fumada, C/ del Baluard nº56, Barceloneta, Barcelona.

Bastante limpio por la cantidad de gente que pasa por turno y precios muy populares.

( Toda la experiencia 74.00€, ya que las cigalas también las pagué yo! )

La Pubilla, respetando lo clásico de Barcelona con toques modernos del mundo…

“La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

En Barcelona, por la zona de Gràcia, nos encontramos un restaurante muy peculiar de los que ahora gustan mucho y en los que te puedes encontrar gente que le gusta mucho el “postureo” y la moda retro. Aun así, esto no afecta para nada al servicio, comida, o temática del lugar. Sólo llegar a la zona puedes ver como muchos de los establecimientos han ido cambiando con el paso del tiempo y modernizándose hasta el punto de perder el encanto que hacía que pasearas por sus calles. Hay algunas excepciones, como el restaurante “La Pubilla” situado en la Plaça Llibertat de Barcelona, desde que llegas puedes observar como han querido respetar el espíritu de la zona.

IMG_3588“La Pubilla” @ Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Aunque en otra ocasión estuvimos para cenar esta vez quisimos ver como trabajaban al mediodía, con la sorpresa de tener que esperar casi hasta las 16h. para poder comer. El éxito que está teniendo es indiscutible.
Una vez conseguimos una mesa nos ofrecieron el menú del día con una corta pero variada selección, que nos encanto a todos.

IMG_3569Menú del día @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Mientras terminábamos de decidir que nos íbamos a comer, nos pedimos una botella de “Marmellans Negre”, Montsant un vino tinto afrutado con un toque de vainilla y canela con un final suave.

IMG_3570“Marmellans Negre” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Para los entrantes mis compañeros se pidieron “Canelones a la Barcelonina”. Unos canelones que hacen que te traslades a la cocina de tu abuela cuando se pasaba todo el día preparándolos, con cariño y amor. La carne asada deshilada y la bechamel en su punto, una combinación estupenda y un sabor de antaño.

IMG_3571.JPG“Canelones a la Barcelonina” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Yo decidí probar el “Salmón Marinado al Eneldo con Salsa de Yogurt”. Un plato menos tradicional, pero en su punto exacto de todo. Cocinado en ese punto jugoso y con la salsa adecuada para no canibalizar el sabor del pescado.

IMG_3573“Salmón Marinado al Eneldo con Salsa de Yogurt” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Para los segundos, podríamos haber pedido todas las opciones para catar cuanto más mejor y saborear distintos platos, pero no. Mis compañeros nada aventureros decidieron pedir todos lo mismo, “Tall que es Pela amb Salsa Bearnesa.” Un buen trozo de carne con su salsa, que la verdad estaba muy logrado el conjunto en sí.

IMG_3575.JPG“Tall que es Pela amb Salsa Bearnesa.” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Mi elección fue la mas arriesgada y desde mi punto de vista la mejor, “Botifarrons de Ceba amb Peres a la Vainilla”, unas morcillas encebolladas con una crema de peras con vainilla que más que un diez le daba dos.

IMG_3576.JPG“Botifarrons de Ceba amb Peres a la Vainilla” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Al terminar atacamos a los postres, cosa que casi nunca hacemos ya que vamos a los cafés y licores, pero en esta ocasión teníamos que probar. La selección fue bastante variada, los pedimos todos.
“Amanida de Cítrics amb Almibar de Menta”, una ensalada de cítricos con almíbar de menta, frescura en un plato perfecta para suavizar el estomago después de un buen manjar.

IMG_3583.JPG“Amanida de Cítrics amb Almibar de Menta” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Uno de esos postres que hacía tiempo que añoraba en una carta de un restaurante, “Mel i Mató”, queso fresco con miel, ideal para cerrar una comida excelente.

IMG_3581.JPG“Mel i Mató” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Y mi elección de “Tarta Fina de Poma”, una tarta de las de toda la vida de manzana, pero hecha como manda la ley, perfecta.

IMG_3579.JPG“Tarta Fina de Poma” @ “La Pubilla”, Plaça Llibertat, Gràcia, Barcelona.

Una experiencia extraordinaria en un lugar y compañía inmejorables. Mucho más que recomendable, pero para ir a tiro hecho más vale reservar mesa.

( 20 € por persona depende de la cantidad de vinos o licores que os queráis tomar )

La Burguette de Vilanova i la Geltrú, renovando un clásico…

La Burguette, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

En la Rambla de la Pau nº2 de Vilanova i la Geltrú nos encontramos con un clásico renovado. Antiguamente en esta ubicación estaba el frankfurt de la rambla. Un establecimiento que sació nuestro amor a los bocadillos rápidos de morcillas, lomos, salchichas o lo que se terciara durante muchos años. Era posiblemente uno de los pocos clásicos que quedaban en la ciudad. Después de sufrir algunas remodelaciones en los edificios de encima, cedieron para dar paso a las nuevas generaciones, en este caso a “La Burguette”. Mucho más moderno que su antecesor y mucho más limpio, pero con la esencia que siempre tuvo ese trozo de calle.

IMG_1856.JPGLa Burguette @ Rambla de la Pau nº2, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Aunque no han inventado nada, sus hamburguesas tienen ese toque personalizado que a todos os va a gustar.
En esta visita nos pedimos una hamburguesa para cada adulto y un par de platos para los peques.
Para mi gusto, la mas sabrosa de todas fue “La Italiana”, 180 grms. de carne cocinada al punto, con rúcula, queso parmesano, albahaca, tomates secos y salsa Caesar. Todos los elementos ataban correctamente y se juntaban para dar un sabor totalmente italiano.

IMG_1868“La Italiana” @ La Burguette, Rambla de la Pau nº2, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

La siguiente fue “La Ibérica”, 180 grms. de carne, queso manchego fundido, virutas de jamón ibérico con tomate y salsa de vino tinto. Más ibérica no puede ser.

IMG_1870.JPG“La Ibérica” @ La Burguette, Rambla de la Pau nº2, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

La última pero no la peor, fue “La Muntanyesa”, misma composición de 180 grms. con salteado de setas, queso de cabra y salsa de cebolla caramelizada. Muy rica y una elección muy grata para los amantes del queso de cabra. Buena combinación.

IMG_1867“La Muntanyesa” @ La Burguette, Rambla de la Pau nº2, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Para los peques pedimos unas croquetas y una hamburguesa con queso. El fallo fue que no nos informaron inmediatamente que no tenían croquetas y esto hizo que los peques se impacientaran un poquito. Al final compartieron la hamburguesa y las patatas. La hamburguesa se perdía de tanta cantidad de pan pero no pareció preocupar a los que se la comían.

IMG_1865.JPGLa de los peques @ La Burguette, Rambla de la Pau nº2, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Un lugar para los amantes de las hamburguesas pero sin esperar invenciones arriesgadas.
Todos los platos iban acompañados con patatas fritas.

( 12.00€ aprox. / persona )

No es oro todo lo que reluce, BarBas…

BarBas

Salir entre semana por Barcelona puede ser una tarea difícil para encontrar un buen restaurante abierto o con un ambiente agradable lleno de comensales. Pero salir por Barcelona en época de cenas de empresa y que te ocurra en el mismísimo corazón de la ciudad te deja sorprendido.
Hace pocos meses abrieron el “BarBas” en Rambla Catalunya nº7.

IMG_1182BarBas @ Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

El tráfico de gente en esta zona es brutal te pases cuando te pases, cosa que debería de ser un plus para cualquier negocio que quiera abrir en esa zona.
Un grupo de amigos y yo decidimos cenar en tan hermoso local. Un lugar donde en la entrada presumen de tirar las cervezas como se debe, donde las ofertas gastronómicas están por todas las paredes y donde la cantidad de camareros y cocineros en turno, te hacen pensar que has acertado. Pues no, todo lo contrario.
Teníamos una reserva y para empezar nos queríamos tomar algo de beber en la terraza, cosa que no fue posible porque estaba llena, decidimos tomarnos esa cerveza en la zona de entrada donde tienen una barra y los fumadores pueden sacar humo antes de comer.

IMG_1181Zona entrada con barra para fumadores @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

Una vez decidimos entrar, nos acompañaron a nuestra mesa y nos ofrecieron las cartas. Al rato apareció un camarero para preguntarnos si queríamos beber algo mientras decidíamos, nos pedimos unas cervezas y agua, pero solo recibimos las cervezas, el agua llegó casi al terminar la cena y porque la volvimos a pedir.
Dejé que mis compañeros pidieran por mí ya que la intención era compartirlo todo y saborear cuantos más platos mejor.

IMG_1186Carta @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

La selección fue bastante variada, pedimos “Brandada de Bacallà” (Brandada de Bacalao), “Carxofes Fregides amb Salsa Romesco” (Alcachofas Fritas con Salsa Romesco), Foie a la Sal, Tonyina Curada al estilo Mojama amb crema d Ametlles” (Atún Curado al estilo Mojama con crema de Almendras), unas gambas, una ración de pan con tomate y lo terminamos con una selección de quesos como postre.
La verdad que cuando empezaron a llegar los platos tan rápido nos sorprendió.

La Brandada aunque no estaba nada mal, carecía de personalidad.

IMG_1201Brandada de Bacallà @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

Las alcachofas estaban tan finas que parecían hojas secas fritas, con una salsa romesco triste.

IMG_1195Carxofes Fregides amb Salsa Romesco @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

El Foie estaba rico y con la textura adecuada.

IMG_1198Foie @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

El atún sin la crema de almendras estaba estupendo, pero con la crema lo perdía todo.

IMG_1196Tonyina Curada al estilo Mojama amb crema d Ametlles @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

Las gambas muy bonitas en su presentación y cocinadas en ese punto medio crudo que a muchos les gusta, pero no brillaron.

IMG_1200Gambas @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

El pan de tomate era correcto, muy bien mojado con el tomate pero con la ausencia del aceite de oliva.

IMG_1199Pan con Tomate @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

Lo mejor de todo el postre, una muy buena selección de quesos con las mismas tostaditas aburridas que ponen en todos los platos de su carta que nos trajeron.

IMG_1215Selección de Quesos @ BarBas, Rambla Catalunya nº7, Barcelona.

Una vez nos recogieron la mesa, nadie nos prestó atención, fuimos ignorados hasta pasados 20 minutos, ya sin más ganas, pedimos la cuenta.
Es una lástima que nos llevemos este mal sabor de boca, ya que el restaurante está muy bien apadrinado y la cantidad de trabajadores que tenían en ese momento era suficiente para poder atender el restaurante en su hora punta… cosa que no se reflejaba.

Espero poder volver a pasarme y disfrutar de una mejor experiencia.

(€107 / 3 personas)

www.barbas.es