Si nuestras abuelas nos vieran comiendo casquería, ¡menudo collejón! La Tasquería de Javi Estévez…

La Tasquería de Javi Estévez, Calle Duque de Sesto nº48, Madrid.

Tiempo hace que comento de visitar dicho lugar, pero por una cosa u otra siempre fallamos y dejamos pasar la oportunidad. Siempre excusas de ahora no puedo o simplemente no me va el rollo con el que quieren triunfar. Aquí es donde me pregunto a mi mismo… ¿pero eres tonto o que te pasa?
Llevo 38 años esquivando las manitas de cerdo, los callos y varios tipos de casquería que hay repartidos por el mundo provenientes de distintos animales. Pero a ver… si me gustan los sesos rebozados, los zarajos, el foie, el hígado al Pedro Ximénez, las mollejas, las carrilleras… ¿qué coño hago ocultándome detrás de tal caché cual odio a la casquería?
Gracias a quien sabe que hoy nos hemos puesto ropa de batalla y nuestros cerebros han decidido que era el día adecuado para cambiar nuestros pensamientos negativos y dar una oportunidad a novedades importantes para nosotros y nuestros cerebros, nos hemos levantado con ánimo aventurero.

IMG_7221La Tasquería de Javi Estévez @ C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Nuestra visita ha sido a “La Tasquería de Javi Estévez” situado en la calle Duque de Sesto numero 48 de Madrid. Una tasca donde la casquería es el elemento principal. Un lugar donde la gente primero va por el reconocimiento de su cocinero en programas sensacionalistas de nuestro país, pero que luego estoy seguro de que repiten por la excelencia de sus platos y su calidad al detalle de los mismos.

IMG_7238Detalle de la sala a nuestra llegada @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Reservamos una mesa ya que fue la recomendación que nos dieron y ya que somos unos ansias lo hicimos temprano, a eso de las dos del medio día de un domingo. Digo temprano ya que al llegar éramos los únicos clientes del restaurante, cosa que me dejó perplejo. No fue hasta las tres que más o menos estaba el recinto lleno, pero bueno, esto es lo de menos.

IMG_7338Detalle de la sala a mitad de nuestra experiencia @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Siendo los primeros nos dieron la oportunidad de decidir que mesa de dos preferíamos y desde mi punto de vista elegimos la mejor. Una mesita situada estratégicamente en el eje del restaurante donde poder apreciar toda la sala y el funcionamiento de su cocina abierta al público para los más curiosos.
Para empezar nos pedimos un vino que desgraciadamente no tenían. ¿Pero desgraciadamente por qué? Gracias a esto tuvimos la oportunidad de probar un vino nuevo para nosotros, ya que dejamos a la elección de nuestro camarero el elixir que íbamos a tomar en nuestra experiencia. Su elección fue un “Tragaldabas 2013” de la “Sierra de Salamanca”.

IMG_7250“Tragaldabas 2013” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un vino joven con toques de crianza muy ligero, fresco, rústico y educado al paladar. La verdad que al ser tan suave acompaña muy bien cualquier elección de platos que vayáis a disfrutar.
En el tema comida intentamos ir de listos y ojear la carta por internet esa misma mañana para tener un poco claro lo que queríamos comer, pero al llegar e intentar pedir lo que creíamos que era lo ideal para disfrutar al mínimo de la casquería, reculamos. Dimos un paso adelante y dejamos que nuestros anfitriones decidieran por nosotros. El mismo Javi Estévez fue el que decidió casi al 100% lo que íbamos a comer. Lo del 100% más que nada lo digo porque uno de los tratos que hice con mi cómplice de experiencias, era que ella se comía el “Steak Tartar” y yo pedía lo que quisiera, sino no venía ni de coña. Pues esos fueron los parámetros que le dimos a Javi Estévez, el “Steak Tartar” y un plato ya eliminado de la carta “Fideuá #Tripas de Bacalao #Mejillones” eran inamovibles, lo demás era su elección y sorpresa hacia nosotros. Qué bien que hicimos y que bien que seleccionó nuestra experiencia.
Empezamos con el aperitivo. “Lengua de Cerdo con Aceitunas aliñadas”, textura parecida a la del “Lomo Embuchado” pero de sabor peculiar y nada desafiante.

IMG_7249“Lengua de Cerdo con Aceitunas Aliñadas” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Un extra para nosotros ya que nunca lo hubiéramos pedido. Curioso y rico. Un aspecto divertido al igual que la lengua de cerdo ha sido la presentación. Un mini palé de madera con un papel sulfurado y serigrafiado con un texto curioso que invito a leer…

IMG_7264Un poco de lectura @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Y aquí empezamos con las sorpresas. Un tarro de “Perdiz #Manzana #Oloroso”, que básicamente es una crema o paté de perdiz con manzana y gelatina de oloroso servido con tostaditas que te explota en el paladar y te avisa de que lo que viene no es un juego, sino un placer donde disfrutar al máximo.

IMG_7258“Tarro de #Perdiz #Manzana #Oloroso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Seguidamente nos acercan unos tacos de “Morro #Encurtidos #Anchoa”. Odio el morro de cerdo y las manitas y cualquier parte de este animal que sea gelatinosa… ¿he dicho odio? Me refería que odiaba estas partes del animal. Qué tacto al cocinar estos elementos y combinarlos para que la gente como yo cambiemos de parecer y empecemos a disfrutar de las cosas básicas tal y como son. La textura del morro, el sabor de la anchoa y los brotes marinados dentro de ese taco quemado a soplete para que la mantequilla se impregnara al máximo, son la hostia.

IMG_7267“Taco de #Morro #Encurtidos #Anchoa @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una vez devorado el taco, Javi nos pregunta cómo queremos de picante el “Steak Tartar” ya que es el siguiente plato y discrepamos en nuestra elección. “Steak #Papa Violeta #Brotes”. Ella lo quiere suave y yo lo quiero a niveles de picante de campeonato estatal. Pues mira por donde, aunque le dije que hiciera lo que la dama pedía, el fue por libre y nos contentó a los dos. Mitad no picante y mitad picante, detallazo.

IMG_7275“Steak Tartar #Steak #Papa Violeta #Brotes @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El plato es curioso al venir presentado dentro de un hueso de tuétano partido por la mitad para abarcar el elemento en cuestión. Cortado a mano, servido con unas chips de patatas moradas y con un sabor espectacular han satisfecho las necesidades de comer este plato ya que es uno de nuestros favoritos ahí donde vayamos.
Otro plato y otra sorpresa, “Rabitos #Anguila #Queso”. Un plato peculiar con tres rabitos de cerdo cocinados durante toda la noche y deshuesados para nuestro placer, con trocitos de anguila ahumada y queso.

IMG_7286“Rabitos #Anguila #Queso” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Sé que es uno de los platos más comentados de dicho alquimista de sabores, ya que en casi todas las publicaciones que he encontrado hablan de él. Para que nos vamos a engañar, eres un crack tío, lo has bordado. Un plato de excelencia en todos los sentidos, y lo digo yo que las cosas gelatinosas siempre me han echado atrás. Gracias.
Ahora uno de nuestras solicitudes, “Fideuá #Tripas bacalao #Mejillón”. Presentado en una flanera y con fideos gordos sin tostar, pensamos que la hemos cagado al pedir el plato más simple de toda la carta. Joder que ilusos que somos y que prepotentes a adelantarnos a los acontecimientos.

IMG_7291“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El fideo aunque no tostado esta cocinado al punto, mezclado con trocitos de coliflor, tripas de bacalao y mejillones cortados por la mitad con un sabor combinado en general para matar. La gelatina de las tripas te persigue durante toda la velada pegándote los labios y jugando para despegarlos todo el rato.

IMG_7294“Fideuá #Tripas Bacalao #Mejillón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Llegados a este punto nuestro camarero nos pregunta si ya pasamos a los postres o si nos atrevemos a algo más. Mi respuesta debería de haber sido la más normal del mundo y decir “postres”. Pues no, listo de mí ataco a lo aprendido de la carta y le digo de completar con una “Croqueta de Jamón” y un “Ravioli de Ropa Vieja”:
La croqueta presentada totalmente opuesta a lo que nos podamos imaginar, con una textura de la bechamel de campeonato y un sabor correcto, hubiera sido una buena elección para empezar la bacanal, pero no para terminarla.

IMG_7312“Croqueta #Jamón” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

El ravioli, aunque muy bien estructurado y presentado, carecía del efecto guau que nos ha ametrallado con todos los otros platos que hemos disfrutado.

IMG_7304“Ravioli #Ropa Vieja” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Realmente estos dos platos sobraban en esta ocasión, ya que la verdad los pedimos por agonía de probar cuanto más mejor. Nunca pensamos que podemos volver y disfrutar de otros platos y los queremos todos en una sentada.
Para finalizar ya con la visita pedimos un postre curioso. Después de contarnos los cuatro que tenían más una selección de quesos, decidimos dejarlo otra vez en sus manos y dejar que eligiera el postre más curioso y así lo hizo.
“#Naranja #Plátano #Galleta”. Presentado en el mismo hueso de tuétano que el “Steak Tartar”, traen unos trozos de plátano cocinados al vacío, con una crema de naranja y helado de galleta. Si no me equivoco creo que he entendido que le llaman “la papilla”. Que os voy a decir, acojonante.

IMG_7330“Naranja #Platano #Galleta” @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Una experiencia de principio a fin recomendable. Servicio cercano y sincero, producto excelente y con las cosas por delante. Camareros con tiempo para explicarte y aconsejarte para que puedas disfrutar al máximo de la visita. Y un chef Javi Estévez en todas las posiciones, cocinando, aconsejando, sirviendo, recibiendo y relaciones públicas.

IMG_7315Javi Estévez en su cocina @ La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

Los que me conocéis sabéis que me cuesta alabar el trabajo o esfuerzo de muchos, pero voy a deciros que este cocinero es estupendo. Un trato personal y sincero hacia el cliente sin la prepotencia que marca a muchos cuando llegan a lo más alto de sus carreras. No quiero decir que el haya llegado a lo más alto de su carrera, sino que aunque está creciendo y aprendiendo del día a día, no muestra los índices de prepotencia de cualquiera que haya pasado por televisión y quiera ser alguien.

IMG_7349La Tasquería de Javi Estévez, C/ Duque de Sesto nº48, Madrid.

( Comida curiosa para dos con botella de vino €83.70, teniendo en cuenta que los dos somos unos ansias y queremos comernos la carta entera el primer día )

Anuncios

Entre pulgas y vinos, Nanis Vinatería…

Vinatería Nanis

Muchos son los bares de nuestros barrios donde te reciben con una sonrisa y agradecimiento por la fidelidad que les damos, entramos no solo por sus ofertas sino porque nos hacen sentir como en casa aunque siempre está la excepción…
En la calle Santa Hortensia número 22 nos encontramos la “Vinatería Nanis”, un lugar que no por la alegría de sus trabajadores sigues entrando.

IMG_0467Vinatería Nanis @ C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

Un establecimiento muy bonito y agradable, con un estilo tipo tasca que enamora, la barra no llama mucho la atención pero el plus lo tiene la cocina, pulguitas y raciones que están a la vista de todos y siempre está muy bien decorada.

IMG_0466Vinatería Nanis @ C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

Su carta de vinos no es nada arriesgada y van a tiro hecho, pero siempre tienes un “LAN” o un “Ramón Bilbao” para saciar tu apetito de dicho elixir, aunque yo soy más de un “LAN” Crianza, la persona que me acompañaba era más de “Ramón Bilbao” Crianza, así que como buen caballero… cedí.

IMG_0459Ramón Bilbao @ Vinatería Nanis, C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

Respecto en la comida tienen una carta extensa de pulguitas con un pan que, aunque sabemos que es precocinado, está estupendo y otros productos que animan a cualquiera.

IMG_0458Carta de Vinatería Nanis @ C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

En esta visita he cometido el fallo de pedir un montadito nada interesante y uno que me encanta lo que no está escrito. El primero es el número 26, “Tronquitos de Mar con All i Oli”. Esperaba una ensaladilla de tronquitos bañados en all i oli en su pulguita recién cocinada, pero me encontré con dos tronquitos de surimi con ensalada iceberg y el pan untado de “All i Oli”… me llevé una decepción, no era lo que yo esperaba!
Y el segundo el número 24 “chorizo picante frito de Legones” simplemente espectacular, un sabor intenso y como me encanta el picante estupendo.

IMG_0462Pulgas @ Vinatería Nanis, C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

La verdad que hay mucha selección y casi toda está espectacular. El ambiente que se forma cada día es muy bueno y el establecimiento tiene una vida peculiar, lo único que te hace pensar si volver o no, son los empleados solo hay uno que vale la pena y es el mismo Nanis.

IMG_0456Vinatería Nanis @ C/ Santa Hortensia nº22, Prosperidad, Madrid.

(Pulguitas €3.00, Copa Ramón Bilbao €2.50 / visita €11.00)

Solera en Malasaña…

Bodega de la Ardosa

Varios son los bares donde tomarse un vermut en el centro de Madrid, al igual que las rutas que han aparecido en los últimos años para tomar este elixir. En el corazón de Malasaña, en la calle Colón nº13, nos encontramos la “Bodega de la Ardosa” que desde 1892 nos está sirviendo licores, cervezas y vermuts a todos los que nos cruzamos con ella.
La fachada referente de dicho local, ya nos da a entender que cuando crucemos sus puertas nos trasladaremos a épocas anteriores donde seguramente los caballos esperaban fuera a que sus jinetes salieran tambaleándose y sin poder subir en ellos.

IMG_0213Bodega de la Ardosa @ C/ Colón nº13, Malasaña, Madrid.

Su interior oscuro y con una solera de las auténticas que nos gusta, está repleto de retratos, dibujos y propaganda más que vintage. Aunque han añadido algunos barriles y mesas de metal, se puede apreciar todavía la barra y estanterías con botellas antiguas, y un suelo precioso que habrán pisado cientos de miles de bebedores.

IMG_0219Interior de la Bodega de la Ardosa @ C/ Colón nº13, Malasaña, Madrid.

Como no, nos tomamos un vermut y una anchoa para acompañarlo y por recomendación de mi acompañante un pincho de tortilla.

IMG_0225Vermut, anchoa y tortilla @ Bodega de la Ardosa C/ Colón nº13, Malasaña, Madrid.

El vermut de grifo servido en vasito estilo caña, pero de los estrechos de culo, muy bien servido y con un toque de gas directo del barril parecido al de aguja.

IMG_0221Vermut @ Bodega de la Ardosa C/ Colón nº13, Malasaña, Madrid.

La anchoa salada y con demasiadas espinas. Hemos encontrado a faltar el aceite de oliva extra para acompañarla.
La tortilla, estupenda jugosa y tierna, servida templada con un poco de pan que también estaba fenomenal.

Un lugar de los auténticos para visitar en la zona de Malasaña.

( 9.10€ aprox / 2 personas )

www.laardosa.com

Pintxos de altura…

Restaurante Imanol Gourmet Experience

¿Quién no ha entrado en un Corte Inglés y al llegar a la planta de la cafetería se lo ha pensado varias veces antes de sentarse y pedir cualquier cosa? Muchas veces nos sentamos por inercia y pedimos por pedir, pero esto está cambiando desde hace ya un tiempo. El Corte Inglés se ha puesto las pilas y ha dejado entrar a varias franquicias o restaurantes familiares para dar una mejor opción y variedad dentro de su oferta a lo que hostelería representa.
En el Corte Inglés de Callao en Madrid en la última planta, nos encontramos el rincón Gourmet Experience, una plaza donde tienes varios restaurantes de primera calidad, en el que nos gustaría destacar el restaurante IMANOL. Tienen varios repartidos por Madrid y cada uno con vida propia. El del Corte Inglés, es un rincón pequeño en el que te dan una selección de pintxos al estilo vasco de muy buena calidad y un precio muy asequible.

IMG_2672Restaurante Imanol @ El Corte Inglés Callao, Madrid.

En mis visitas, depende del camarero que esté trabajando, la experiencia ha sido más agradable o menos, pero dejando aparte el servicio todo el paquete vale la pena.
A tu llegada al local podrás apreciar una barra muy pequeña siempre repleta de pintxos fríos, la selección es bastante extensa y variada. Si te apetece algún pintxo o plato caliente, sólo tienes que echar un vistazo a la carta y esperándote un poco los tendrás listos.

IMG_2670Barra de pintxos fríos @ Restaurante Imanol, El Corte Inglés Callao, Madrid.

Siempre me gusta empezar por algunos pintxos fríos mientras decido en los calientes. El pintxo de “Txaca Blanca” con langostino o el de “Salmón ahumado con Txaca” son primordiales para empezar. Una buena mezcla de surimi acompañados del sabor del salmón ahumado o langostino.
El pintxo de “Queso Idiazábal con Membrillo” para los amantes del queso es una combinación entre un toque suave salado y dulce que hará que disfrutes la experiencia.
También os podéis pedir la “Delicia de Foie”, siempre que estéis bastante hambrientos o no queráis pedir ninguno caliente.

IMG_2627Pintxos frios @ Restaurante Imanol, El Corte Inglés Callao, Madrid.

Para los pintxos calientes aunque hay una buena variedad, siempre elijo dos que me vuelven loco. Uno es el de “Bacalao al Pil Pil” que aunque algunas veces te lo sirven muy aceitoso, su presentación y sabor es de lo más satisfactorio.

pulpoPintxo de Bacalao al Pil Pil y Pulpo a la Gallega @ Restaurante Imanol, El Corte Inglés Callao, Madrid.

Seguido por el pintxo de “Pulpo a la Gallega”, una combinación de pulpo en una cama cremosa de puré de patata con pan tostado, que no te dejará indeciso.
Para acompañarlo, nos tomamos siempre que podemos un vaso de vino tinto Viña Izadi.

IMG_2675Cava @ Terraza El Corte Inglés Callao, Madrid.

Puedes tomarte todo en las mismas mesas que tienen en el local pero si hace buen día no está de más si hay sitios libres salirte a la terraza y disfrutar de las vistas. Hasta te puedes tomar una copita de cava al terminar para seguir disfrutando de la experiencia.

www.asadorimanol.es

El mejor aperitivo de la Prospe…

Casa Emilio

Todos tenemos nuestro bar de barrio querido e intocable. En cada uno de ellos se sirven las mejores cañas, vermuts y tapas. Pero realmente nos hemos detenido a mirar si realmente és el mejor? Simplemente la amistad con el camarero o dueño es suficiente para afirmar ciertas alegaciones? O realmente és el mejor? El mío sí.
En el barrio de la Prosperidad se encuentra Casa Emilio. Una taberna que desde 1947 está sirviendo cañas, vermuts y unas anchoas sobadas a mano que a muchas de Santoña les gustaría estar igual de buenas.

IMG_2539Casa Emilio, C/ López de Hoyos nº98, Madrid.

Un establecimiento que ha sufrido muy pocas reformas y que de ésta manera ha respetado el espíritu de la taberna típica madrileña. Un lugar donde los carteles, fotos y pinturas te harán retroceder a la época dorada de esas tabernas. Los grifos con los que te sirven las cañas y el vermut, son de rosca y no de palanca como los que encuentras ahora en cualquier cervecería o taberna.
La cerveza la sirven a la perfección, con suavidad y con una espuma espesa que demuestra los años de experiencia y dedicación.
El vermut, al igual que la cerveza, se sirve desde uno de esos grifos, que solo ellos saben utilizar de manera correcta.

IMG_2540Vermut en Casa Emilio, C/ López de Hoyos nº98, Madrid.

Y las anchoas, que un cartel de los años 80 te advierte que es el jamón del atlántico sobado a mano y con aceite virgen extra de oliva, te dejan sin palabras. Grandes, carnosas, con el punto de sal correcto servidas encima de un trozo de pan.

IMG_2537Anchoa sobada a mano, Casa Emilio, C/ López de Hoyos nº98, Madrid.

No acostumbro a comentar tantas cosas buenas de un lugar, y la verdad que ha costado trabajo. En un principio no quería ni entrar en esta catedral del aperitivo, pero ahora nadie me puede prohibir el tomarme un vermut o cerveza casi todos los domingos del año en él. Y sobre todo, esa anchoa.

( 4 vermuts y una anchoa, €10 aprox. )

No te salgas de las anchoas en Santoña…

Cuando alguien te dice que ha estado en Santoña, una cosa te viene a la mente, anchoas. Pues sí, eso es lo que todos buscamos cuando vamos a Santoña. Pero no hay nada más?

IMG_2294                                            Paseo de Santoña @ Santoña, Cantabria.

Nuestra visita empieza en el Paseo de Santoña, donde con un tiempo medio de tormenta y a 8 grados, nos cruzamos con un caballero en bañador que acaba de salir del mar quejándose de que le duele un poco la garganta.
Nos dirigimos recomendados por un compañero, a la Taberna Casa Alberto en C/ Santander nº8, donde nos comenta que se comen las mejores anchoas de Santoña, un lugar como nos gusta, solera mires donde mires. Esas estanterías repletas de botellas que hace años nadie toca.

IMG_2279Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Con banderines de equipos de fútbol pinchados con chinchetas. Y con el camarero, que se supone que es Alberto, que debe haber pasado media vida detrás de esa barra.

IMG_2282                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

Nos pedimos un vino tinto crianza, un queso curado de los que te secan la lengua con sólo apoyarlos en ella y unas anchoas de la zona, qué maravilla de sabores y combinación. El vino, con una acidez, estructura y taninos suaves, tal y como debe de ser.

IMG_2273Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

El queso, inmejorable para acompañar a ese vino. Un queso de vaca curado distinto y único. Y como no, las anchoas. Unas anchoas, que aunque venían en lata, como estaban. Sobadas a mano, tiernas, con carne, su punto de sal, sin espinas y con el aceite adecuado para que no pierdan sus propiedades ni su sabor.

IMG_2278                         Taberna Casa Alberto @ C/ Santander nº8, Santoña, Cantabria.

La verdad que la visita a Casa Alberto fue lo mejor de Santoña, ya que nuestra segunda visita a otro establecimiento, no nos sorprendió ni enamoró para volver. El vino fue correcto, pero la comida no se salía de la comodidad de una selección que puedas encontrar en cualquier restaurante común de España. Sorprendido por esta situación, me di una vuelta por las calles cercanas, y la verdad que todos los restaurantes que encontré, eran iguales. Sin arriesgar, ni mostrar un interés para que los que no conocíamos la zona, quisiéramos volver para probar otros platos que se nos pasaran en ese momento.
Eso sí, nos vamos con muy buen sabor de boca gracias a nuestra primera elección, y si alguna vez volviéramos, la Taberna Casa Alberto sería nuestra primera y última parada.

( 4 personas €15 aprox )