Entras serio y sales más contento que su propia burbuja… La Burbuja Que Ríe.

La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Hace unos doce años aterricé por primera vez en Madrid. Solo era para un par de días ya que un amigo y yo estábamos de ruta gastronómica por España y el tiempo era limitado en cada ciudad. Como no, la cosa se torció y ni dos días ni nada, al final fueron cuatro ya que perdíamos el AVE a Valencia cada vez que íbamos a Atocha. Hay que decir que llegábamos a la estación tres horas después de que el tren hubiera partido… no preguntéis.
Dentro de estas andanzas, uno de los primeros restaurantes donde comí en Madrid y que tiene un sentimiento especial para mí, es “La Burbuja Que Ríe” en la calle Ángel numero 16. Un restaurante asturiano que desde hace años no deja a nadie indiferente.

IMG_6282La Burbuja Que Ríe @ C/ Ángel nº16, Madrid.

Cuando entras parece el típico restaurante de menús por la disposición de las mesas con una decoración intentando imitar las sidrerías de los pueblos asturianos más escondidos. Pero cuando sales solo piensas en lo bien que has comido y lo bien que lo has pasado. Una experiencia de lo más agradable en todos los sentidos.
Hace unos días estando de día libre y sin rumbo alguno terminamos en la zona de la Latina donde queríamos tomar unas cañas. No se sabe cómo nos desviamos un poco de la idea principal y terminamos tomando unas sidras en “La Burbuja”.

IMG_6255Uno de los culpables de que no nos quisiéramos marchar… ¡me refiero a la sidra, no al camarero! @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Y como no, unas sidras se convirtieron en “siéntate en una mesa y come unos cuantos platos”. Supongo que fue el efecto de la sidra…
Nos acercaron la carta y empezamos a ojearla. Ninguno de los dos tenía claro que pedir, cosa que estaba complicando y atrasando el servicio de nuestro fantástico camarero ya que cada vez que venía a coger la nota se iba con la libreta en blanco. Al final y gracias a las casualidades del destino, vimos una pizarra colgada justo en la pared de nuestra mesa donde ofrecían un menú con una combinación excelente.

IMG_6251Menú cerrado @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El menú consistía en una “Tabla de Quesos Asturianos”, “Navajas a la Plancha”, “Mejillones a la Sidra”, “Entrecot de Buey +/- 300 grms” y como no otra “botella de Sidra” por 39€.
La “Tabla de Quesos Asturianos”, a parte de ser bastante grande, tenía una buena variedad en la que no podía faltar ese “Cabrales” tan estupendo.

IMG_6257“Tabla de Quesos Asturianos” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Las “Navajas a la Plancha” con una súper picada de ajo y perejil estaban en su punto, pero para mi gusto con demasiado aceite cosa que no me alegraba mucho.

IMG_6261“Navajas a la Plancha” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Los “Mejillones a la Sidra” abundantes en cantidad y con un jugo perfecto. Desgraciadamente varios estaban cerrados y se quedaron tristemente abandonados dentro de la olla.

IMG_6265“Mejillones a la Sidra” @La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El “Entrecot de Buey”, con sus patatas fritas y pimientos del padrón terminaron de satisfacer nuestras ansias de comer. Cuando nos acercaron el plato de metal salpicando las gotas de la carne cocinándose, nos aceleramos a poner todos los trozos encima de las patatas para que no se siguiera cocinando y así comernos la carne como más nos gusta, muy poco hecha. Súper sabrosa.

IMG_6270“Entrecot de Buey” @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

Evidentemente después de dos botellas de sidra y de semejante cena improvisada, no pudimos hacer honores a ningún postre. Nos terminamos la sidra que nos quedaba mientras podíamos ver como el restaurante ya se había llenado a rebosar y tenía ya la barra petada y una lista de espera en la entrada.

IMG_6278Interior del restaurante poco antes de irnos @ La Burbuja Que Ríe, C/ Ángel nº16, Madrid.

El servicio siempre ha sido de lo más agradable aunque tengan el local abarrotado, la comida perfecta calidad precio y el ambiente inmejorable.
Aunque hayan pasado tantos años de mi primera visita, cada vez que entro en “La Burbuja” me traslado a esa época, ya que pocas cosas han cambiado en su interior.

( 1 botella de sidra + un menú para dos con otra botella de sidra unos 43€ )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s