¿A quién queréis engañar? No deis más gato por liebre…

Restaurante Pescadería Peixos Victoria, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

“Me gustaría reflejar una disculpa muy directa a los antiguos propietarios de la pescadería “PEIXOS VICTORIA”, ya que no tienen nada que ver con los nuevos propietarios de dicho establecimiento. Como digo en el escrito, desde mi niñez me encantaba pasarme por su tienda a observar todo el pescado y la buena relación que tenían con sus clientes! Eran una gente extra trabajadora y que dedicaron toda su vida en asegurarse de que el negocio estaba siempre bien situado y bien visto por todos sus clientes y aquellos que no lo fueron.
Asi que me repito en las disculpas a la familia que durante muchos años hizo que PEIXOS VICTORIA fuera un referente de Vilanova i la Geltrú.

GRACIAS POR ESOS MARAVILLOSOS AÑOS”

Es una lástima que tengamos que hacer los siguientes comentarios de un establecimiento, y muchas veces es una desdicha tras otra que se juntan para que todo salga mal… realmente fue una desdicha? O son así día a día?
Cuando era solo un crio siempre iba a una mini plaza a jugar a la pelota con algunos amigos, donde varios comercios intentaban continuar con la vida rutinaria, había restaurantes, una farmacia, una asociación de pescadores, varios vecinos de toda la vida y una pescadería. Dicha pescadería era una de las frecuentadas por mis padres, donde tenías tal variedad de pescados que asustaba el pensar que iban a vaciar el mar. Situada justo en frente del puerto deportivo y muy cerca del puerto pesquero, mostraba una gran variedad y una muy buena calidad de productos recién extraídos del mar. Pero esto solo era cuando yo era un crio…
Justamente esta semana santa, hemos visitado algunos familiares de la zona y hemos aprovechado para conocer algunos sitios nuevos y seguir con nuestras andanzas por el blog. A nuestra sorpresa vimos como la ya nombrada pescadería se había convertido en restaurante. Un poco de pena me golpeó e hizo que quisiéramos entrar para poder dar un último adiós a la pescadería y una bienvenida al restaurante.

IMG_4629.JPGRestaurante Pescadería “Peixos Victoria” @ Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Con el día que hacía, soleado y estupendo, decidimos sentarnos en la terraza donde algunos comensales ya estaban sentados y esperando sus viandas. Esperamos a ver si algún camarero nos ofrecía mesa, pero al ver que nadie se dirigía a nosotros decidimos entrar y preguntar si nos podíamos sentar fuera. La respuesta fue cordial y fácil, ya que simplemente nos ofrecieron sentarnos en cualquier mesa que nos gustase sin salir con nosotros a acompañarnos.

IMG_4617.JPGRestaurante Pescadería “Peixos Victoria” @ Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Decidimos sentarnos en una de las primeras, a la vista de cualquier camarero, y he aquí cuando empezaron las desdichas.
Al ver que el menú del día no era de nuestro agrado, decidimos ir a la carta con un par de selecciones estrella de la zona y una un poco convencional. La primera elección fue una ensalada típica de la ciudad, el “Xató”. Una base de escarola acompañada de bacalao en migajas, anchoas, aceitunas arbequinas y atún de buena calidad, todo aliñado con una salsa romesco. Insistimos que queríamos la ensalada de la carta y no del menú del día que asumíamos que iba a ser más pequeña y la queríamos compartir.
Cuando dejaron el plato de dicha ensalada en la mesa, me quería morir. Era una sombra muy lejana de lo que realmente es la famosa ensalada, estuve un rato sin reaccionar ni tocar la ensalada, agarrando fuerzas para comentarle a la camarera mi desagrado por dicha aberración.

IMG_4616Intento de “Xató” @ “Restaurante Pescadería Peixos Victoria” Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Al comentarle la situación a la camarera, entró a comentarlo con la encargada o dueña del establecimiento, salió y se disculpó comentando que se habían equivocado y me habían sacado la del menú del día. Aun así no era un plato digno del menú del día bajo el seudónimo de “Xató”, simplemente llámale ensalada con algo más.
Nos cambiaron la ensalada por una más parecida a lo que queríamos, pero con algunos inconvenientes de los ingredientes principales y sin ningún sabor en especial que destacase. Cabe decir que si no hubiéramos sido de la zona y simplemente estuviéramos turisteando de vacaciones, nos hubieran cobrado 9€ por la primera ensalada y todos tan contentos.

IMG_4618“Xató” @ “Restaurante Pescadería Peixos Victoria” Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

La segunda elección fueron unos “Mejillones de Roca al Vapor”… no es ilegal coger los mejillones de roca de la zona? Los pedí por curiosidad, ya que hace años prohibieron su recolección y si la estuvieran permitiendo no estarían por debajo de los 15€ en un restaurante. Bueno, aparte de esto como ya he dicho, los pedí al vapor, ni vapor, ni humo ni nada, “a la Marinera” que me los traen. Ya no sabía ni donde esconderme, ni a quien llamar. Tal fue mi mal estar que decidí simplemente comerlos y esperar a que me trajeran el plato que faltaba para comerlo, pagar e irme.

IMG_4620“¿Mejillones de Roca?” @ “Restaurante Pescadería Peixos Victoria” Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Cuando ya nos traen el último plato me puse a mirar a ver si había una camara oculta y me estaban gastando una broma. Eran unos “Sevillanos”, unos calamares en harina que deben de estar jugosos y tiernos para el disfrute del comensal, a simple vista y sin probarlos ya se podía ver lo secos y duros que estaban, básicamente estaban cocinados varias veces y sin cariño alguno hacia quienes quieran hincar el diente sin perderlo.

IMG_4623“Sevillanos” @ “Restaurante Pescadería Peixos Victoria” Passeig Marítim nº64, Vilanova i la Geltrú, Barcelona.

Decidimos pagar e irnos a tomar un café a cualquier otro sitio después de tan mala experiencia, pero nos lo ponían difícil, no querían que marcháramos. Desde que pedimos la cuenta hasta que decidimos levantarnos porque no la traían pasaron perfectamente 15 minutos, al llegar a la barra y comentarle a la supuesta encargada que queríamos pagar, con mala cara y sin preguntarnos qué tal nuestra experiencia, cogió la tarjeta de crédito de mi acompañante y se la llevó a otra zona para pasarla por el datáfono. Pero, ¿usted no sabe que no puede llevarse la tarjeta de nadie? ¿No sabe que debe acercar el datáfono delante del comensal o pedirle que se acerque con la tarjeta?
Me destruye el ver que algo tan bonito como la restauración pueda verse manchado por situaciones como esta. Como ya he dicho, a lo mejor fue una serie de desdichas una detrás de otra como el que más mala suerte tiene, o simplemente fue una mala gestión e inexperiencia de todo el personal. No lo sé ni lo sabré ya que no creo que vuelva a visitar dicho lugar. Pero si alguien lo hace y tiene una buena experiencia que no dude en compartirlo conmigo.

( 30€ la visita, por 3 platos y una botella de agua… sin comentarios. )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s