Una familia Tailandesa, con 22 años en un mismo local…

Hablemos de un restaurante Tailandés con solera, en el epicentro de Soho. Un restaurante que lleva 22 años mostrando la gastronomía de su país, a todos los que se dejen caer en una de sus mesas. Hablamos del Thai Cottage Restaurant, situado en 34 D´Arblay Street. Un pequeño lugar, regentado por una mujer carismática y su familia. La decoración es propia de los años 80, y si os digo la verdad, creo que realmente es la misma que cuando empezaron. Esto le añade al lugar un encanto extra. No tiene muchas mesas, por lo que casi siempre está lleno. Y no solo de turistas que pasean por el barrio, si no por gente local que por lo que se escucha cuando hablan con la dueña, llevan años viniendo a disfrutar de sus platos.

thai-cottage
Thai Cottage @ 34 D´Arblay Street, Soho, London.

Me encanta la comida tailandesa, y llevo años probándola. Por eso cuando pase por delante de este maravilloso restaurante, no pude evitar de entrar.
Evidentemente mi primera acción al coger la carta, fue buscar si tenían uno de los platos mas conocidos, el Pad Thai con gambas £10.50. Un plato elaborado con fideos de arroz, pimiento, tamarindo, salsa de pescado, cacahuetes picados, gambones y brotes de soja… y si te atreves, chilies picados. Para acompañarlo, me pedí un Chicken Satay £4.90, brochetas de pollo con salsa de cacahuete. Y a mas, un bol de Coconut Rice £4.50, simplemente porque me encanta su sabor.
Mientras esperaba la comida, con mi vino tinto en una copa enana, aprecie de arriba abajo el lugar. La verdad, que solo viendo los pocos cuadros, cantidad de calendarios y alguna otra cosa colgada, se me paso volando el tiempo de espera.
La presentación de los platos no es la mejor que digamos, pero el aroma que desprenden sus ingredientes, son un aviso de la calidad que te vas a comer.
Las brochetas de pollo, tiernas y bien marinadas, compaginan perfectamente con la salsa de cacahuete.
El arroz, pegajoso y con un sabor a coco no muy empalagoso, esta cocinado al punto adecuado. Y como no, el Pad Thai… extraordinario. La combinación perfecta de sabores, te demuestra el cariño que llevan poniendo en sus platos estos 22 años. Los fideos cocinados correctamente, y la cantidad de salsa adecuada para no aborrecer su sabor.
De postre me apetecieron unos Lychee £4.50. Una fruta parecida a la uva, que normalmente te la sirven sacada de un bote en almíbar. En este caso, eran frescos y más grandes de lo que estoy acostumbrado a ver. Servidos en un bol con agua y hielo.

IMG_1310
Mi madre disfrutando del postre, Lychee.

Una visita estupenda, y no ha sido la última… ya soy amigo de la dueña.
Vamos, que si no lo visitáis cuando os paséis por Londres, os perdéis una buena experiencia.
( £22.00 aprox. )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s